publicidad

Nuevo plan de reforma

Nuevo plan de reforma

El senador republicano Arlen Specter (Pensilvania), ultima detalles de un nuevo borrador de reforma migratoria.

Exclusiva de Univision

El senador republicano de mayor rango en el Comité Judicial del Senado, Arlen Specter (Pensilvania), ultima detalles de un nuevo borrador de reforma migratoria que, de ser aprobado, otorgaría el estatus de residente condicional permanente a la mayoría de los 12 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos, pero les negaría la ciudadanía.

El Noticiero Univision reportó este lunes que el plan se basa en el fracasado proyecto migratorio que el Senado congeló el 28 de junio por falta de apoyo bipartidista.

El plan Specter, además de otorgar estatus de residente condicional permanente, agrega un fuerte componente de seguridad nacional, el lenguaje del proyecto Dream Act -que favorece a estudiantes indocumentados sobresalientes-, verificación de empleo, freno al tráfico ilegal de personas, eliminar el fraude de identidad y un programa de trabajadores huéspedes.

También incluye un programa de trabajadores campesinos conocido como AgJobs que daría visa de residencia a unos 400 mil indocumentados cada año, principalmente mexicanos.

Carta de Specter

Según el Noticiero Univision, Specter ya se habría comunicado por escrito con la Casa Blanca y el resto de integrantes de la bancada republicana en el Senado, quienes habrían opinado favorablemente a la iniciativa.

Fuentes citadas por el informativo, sin embargo, señalaron que cualquier proyecto que surja en la Cámara Alta del Congreso no sería visto sino hasta después de las elecciones presidenciales de noviembre de 2008.

publicidad

El proyecto de reforma migratoria de Specter podría ser entregado al Senado después del receso de agosto.

El noticiero puntualizó que el plan sólo se trata de un proyecto que está siendo elaborado y que el mismo todavía no ha sido enviado al Congreso para su discusión.

El plan tripartita

La iniciativa de Specter aparece justo un mes después de que el Senado votara en contra de una moción presentada por el líder demócrata del Senado, Harry Reid (Nevada) para aprobar un plan tripartita que fue redactado en secreto entre abril y mayo por negociadores demócratas, republicanos y la Casa Blanca.

El documento incluía severas medidas de seguridad en la frontera, freno al tráfico ilegal, revisión del estado de todos los trabajadores extranjeros en Estados Unidos, sanciones a empleadores que contrataran indocumentados y eliminación del sorteo de la Lotería de Visas.

Agregaba un plan de trabajadores temporales, contenía el lenguaje del proyecto de ley Dream Act., modificaba y recudía el sistema de peticiones familiares y agregaba una vía de legalización para indocumentados que estuvieran en el país desde el 1 de enero de 2007 y carecieran de antecedentes criminales.

Camino a la residencia

Los beneficiarios del proyecto pagarían primero una multa de $1,000 y recibirían una visa de residencia temporal válida por tres años.

publicidad

Durante ese tiempo el departamento de Seguridad Nacional (DHS) verificaría la identidad del favorecido, quien además se sometería a un complejo sistema de puntos.

El sistema mediría el conocimiento de inglés del indocumentado, estudios, tiempo de permanencia, récord laboral, lazos de familia y antecedentes delictivos, entre otros.

Sobre un máximo de 100 puntos, el inmigrante debía ganar un mínimo de 65 para pasar a la segunda fase.

En la segunda fase el indocumentado pagaría una segunda multa de $4,000 y debería ir a su país de origen a tramitar la residencia permanente, gestión que dilataría un año.

Peticiones reducidas

Una vez conseguida la tarjeta verde o green card, el nuevo residente debería esperar un plazo mínimo de 5 años para iniciar los trámites para pedir la ciudadanía.

Los beneficiarios, sin embargo, tendrían limitaciones para hacer un pedido familiar, el que iba a estar limitado sólo a cónyuges e hijos solteros menores de edad.

Durante el debate del proyecto, iniciado el 21 de mayo, tanto demócratas como republicanos presentaron enmiendas para alterar el contenido del programa.

El 7 de junio el plan fue bloqueado por republicanos que intentaron eliminar la vía de legalización y conservar todas las medidas restrictivas del programa. El 14 de junio los líderes del Senado acordaron seguir el debate y el 28 los esfuerzos fracasaron por falta de respaldo de ambos partidos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad