publicidad
                                                                                                          

Niños abandonados tras arresto

Niños abandonados tras arresto

Tres niños hispanos fueron abandonados durante horas a un lado de una carretera tras el arresto de su madre indocumentada.

                                                                        ...
                                                                                                          

Caso bajo investigación

BURLINGTON - Tres niños hispanos fueron abandonados durante ocho horas a un lado de una carretera de Carolina del Norte, luego que su madre, una inmigrante indocumentada, fuera arrestada y posteriormente entregada a los agentes del servicio de inmigración.

El Centro de Justicia de Carolina del Norte investiga el caso de María Chavira Ventura, quien fue detenida la madrugada del 14 de junio por un agente del alguacil del condado Alamance, cuando conducía por la Interestatal 85 rumbo a Maryland para visitar al padre de sus tres hijos.

El agente arrestó a Chavira Ventura por conducir sin licencia y portar una placa falsa en su vehículo, según registros oficiales.

Cuando la mujer dijo al agente que vivía en Burlington, a minutos del lugar del arresto, el uniformado dejó a los niños, de 14, 10 y seis años de edad, al cuidado de un hombre que apenas conocían y quien abandonó la escena por temor a las autoridades, según dio a conocer el Centro de Justicia.

publicidad

El hombre, miembro de la iglesia a la que pertenece Chavira Ventura, aprovechaba el viaje de la familia para trasladarse a Maryland. Luego trascendió que todos viven en Lenoir, en el oeste del estado.

Llamada de auxilio

El padre de los niños, Antonio Pérez, dijo a funcionarios del Centro de Justicia que recibió una llamada desde un teléfono celular alrededor de las 2 de la madrugada de sus hijos, quienes llorando al otro lado de la línea narraron lo acontecido.

Pérez, un inmigrante indocumentado que tampoco tiene licencia de conducir, pidió a un familiar que lo llevara hasta donde estaban sus hijos. Llegó a las 10:30 de la mañana y encontró a los niños atemorizados, hambrientos y afectados por lo sucedido a su madre.

"Fueron abandonados a un costado de la carretera", dijo Pérez. "Fue una experiencia horrible para ellos".

Qué dice la policía

El vocero de la oficina del alguacil de Alamance, Randy Jones, dijo que el caso fue manejado de acuerdo a sus procedimientos.

Éstos indican que, de ordinario, los niños son dejados al cuidado de familiares o amigos, siempre y cuando los padres den su aprobación. Si no hay adultos disponibles, entonces llaman a trabajadores sociales, explicó Jones.

"Siempre hacemos los arreglos necesarios. No vamos a permitir que algo pase a un niño", añadió el portavoz. "En mis 35 años de experiencia nunca he sabido que un agente ponga en peligro a los hijos de un detenido".

publicidad

Problemas con el idioma

Según Jones, hasta la fecha su oficina no ha recibido queja sobre lo acontecido y hasta la semana pasada ignoraban que los niños se habían quedado solos.

Añadió que el otro adulto en el vehículo, quien no portaba identificación, dijo al agente que había llamado para pedir ayuda.

Debido a que Chavira Ventura habla poco inglés, el agente pidió a la hija de 14 años que preguntara a su madre, en ese momento esposada, si aprobaba que los niños se quedaran con el hombre, dijo Jones.

"La niña dijo algo a su madre en español y el agente dijo que la madre lo miró y asintió con la cabeza", aseguró el oficial.

Alegan que no hubo permiso

Sin embargo, de acuerdo con el Centro de Justicia, tanto la madre como la hija aseguran que en ningún momento el agente pidió permiso para dejar a los niños con el hombre.

Jones dijo que la oficina del alguacil no planeaba investigar más a menos que reciba una queja oficial.

Consideró que si alguien es responsable de que los niños hayan quedado solos es el hombre que abandonó la escena del arresto.

Ventura se encuentra hoy en una prisión de Alabama en espera a ser deportada.

El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) dijo que su verdadero nombre es María Mejía pero no aportó su nacionalidad.

En manos federales

Bárbara González, vocera de ICE, dijo ayer al periódico News & Observer, de Raleigh, que agentes federales investigan las circunstancias del arresto.

publicidad

El condado Alamance participa en el programa 287(g) (una sección incluida en la ley de inmigración reformada potr el Congreso en 1996), que permite a agentes del alguacil revisar el estado migratorio de los detenidos.

Muchos alguaciles, incluido el de Alamance, Terry Johnson, consideran que el programa es de gran ayuda para retirar criminales de las calles.

Sin embargo, activistas hispanos han criticado el programa debido a que ha generado un aumento en el arresto de indocumentados por violaciones de tránsito.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad