publicidad
Decenas de manifestantes fueron arrestados el jueves frente al Capitolio durante un acto de desobediencia civil a favor de la reforma migratoria.

Mueven cielo, mar y tierra para lograr una reforma migratoria

Mueven cielo, mar y tierra para lograr una reforma migratoria

Ayunos, marchas, viajes al Vaticano y cartas son algunas de las cosas que los activistas hacen para presionar.

Decenas de manifestantes fueron arrestados el jueves frente al Capitolio...
Decenas de manifestantes fueron arrestados el jueves frente al Capitolio durante un acto de desobediencia civil a favor de la reforma migratoria.

En pie de lucha

publicidad

Sobre sus espaldas está ese sueño que a veces se ve tan cercano y otras tantas veces se ve inalcanzable. Los deseos porque se apruebe una reforma migratoria hacen que ellos, sus fieles seguidores, muevan cielo, tierra y mar.

Su activismo se ha visto reflejado de muchas maneras: multitudinarias marchas en diversos estados de Estados Unidos, cartas a líderes políticos, ayuno y hasta viajes al Vaticano para pedirle al papa Francisco que interceda, ante el presidente Barack Obama, por los millones de migrantes que viven en la nación norteamericana.

Han pasado años desde que los protogonistas y los líderes de este movimiento no han dejado de insistir en su lucha social por lograr la legalización de migrantes sin papeles.

"Aquí seguimos y no nos fuimos. Y no nos vamos a ir", recalcó Juan José Gutiérres, uno de los dirigentes de aquellas movilizaciones.

Obama dice que actuará sobre inmigración sin el Congreso antes del fin del verano Univision

La masiva participación de las marchas del 2006, que se estimo en más de 500 mil cada una, se debió, en buna parte, a la convocatoria que hicieron en su momento personalidades de la radio como El Piolín y El Cucuy.

Aunque dejaron de hacer el llamado y la asistencia a las marchas posteriores tuvo una disminución drástica, la lucha de varios activistas sigue en pie.

"Teníamos una alianza con los medios de comunicación, nos apoyaban, pero después parece que hubo una decisión ejecutiva de los dueños de los medios, de no apoyar las marchas, porque cambió nuestro mensaje, ahora enfocado a sacar a la gente a votar", respondió Ángela Sanbrano, directora de CARECEN, en una entrevista con el diario La Opinión.

publicidad

Cada 1 de mayo se realizan marchas a nivel nacional. Los activistas, año con año, han insistido en este tipo de movilizaciones callejeras como  una de sus herramientas de mayor presión.

La semana pasada activistas de EEUU celebraron un "día nacional para dejar de separar a las familias".  Esta jornada civil recorrió a 36 ciudades en 24 estados con el fin de presionar al Congreso y a la Casa Blanca mientras crecen  las voces en Washington que dan la reforma migratoria por muerta.

El día nacional para dejar de separar a las familias convocó a miles de personas Univision

Un año después de la aprobación del proyecto de reforma en el Senado y ante la falta de acción de la Cámara de Representantes, la coalición Movimiento por una reforma migratoria justa (FIRM), organizó una jornda para marcar el 28 de junio como fecha límite para los congresistas para que actuaran en esa legislación.

Los organizadores esperaban reunir a más de mil personas en sus dos mayores manifestaciones, en Nueva York y Los Ángeles, y también se han movilizado para inscribir a votantes en grandes cantidades, para enviar el mensaje a los republicanos de que serán “castigados” por su inacción en las elecciones legislativas de noviembre.

"Movimiento Ayuno por las Familias"

Pero las marchas no son su único medio. Diversos activistas han hecho un llamado nacional para que la gente se una al ayuno por la reforma migratoria.

publicidad

Con esta iniciativa se busca mantener la presión sobre los legisladores republicanos de la Cámara de Representantes. En el ayuno han participado hombres, mujeres y hasta algunos políticos como el congresista cubanoamericano Joe García.

Los ayunos comenzaron con el liderazgo de Eliseo Medina. Él y sus compañeros tuvieron que parar después de una huelga de hambre que duró 22 días. Las secuelas en su estado de salud ya eran críticas.

Entonces comenzaron los ayunos rotativos legislativos, en donde gente como Joe García, participó.

Viaje al Vaticano

Las necesidades de los migrantes se han convertido plegarias. Por eso un grupo de activistas por los derechos de los inmigrantes viajaron al Vaticano para reunirse con el papa Francisco y así pedirle ayuda para que paren las deportaciones.

En esta multitudinaria caravana resaltó el especial pedido de una chiquita de nombre Jersey Vargas. Su valentía le ganó los titulares internacionales pero sobre todo, lo más importante para ella, que pudo ayudar a su familia.

Congresistas piden a Obama que pare las deportaciones Univision

Sin temor se acercó al papa Francisco y le pidió ayuda. El resultado fue que después de unos días su padre, un inmigrante sin papeles y encarcelado en Estados Unidos, fue liberado.

En marzo, Obama encargó al secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, un informe sobre las deportaciones para estudiar cómo aplicar la normativa de forma “más humana”, pero la oposición republicana le advirtió de que cualquier acción por decreto en ese sentido anularía toda posibilidad de aprobar una reforma migratoria.

Por eso, Obama pidió a finales de mayo a Johnson poner en suspenso esa revisión, y los activistas instaron a la Administración a retomarla.

Durante la administración de Obama se han producido dos millones de deportaciones.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad