publicidad

Miami-Dade encaró a Barack Obana y le pidió una reforma migratoria urgente

Miami-Dade encaró a Barack Obana y le pidió una reforma migratoria urgente

Concejo nunicipal de Miami exhortó al presidente y al Congreso que aprueben una reforma migratoria con reunificación familiar.

Victoria inesperada

MIAMI - Tras una semana de estudio y revisión de los casos de cientos de niños estadounidenses, cuyos padres fueron deportados de Estados Unidos por no tener papeles de estadía legal, la Junta de Comisionados del condado de Miami-Dade aprobó por unanimidad una resolución en la que exhortó al presidente Barack Obama a enmendar las leyes de inmigración para proteger a infantes que quedan "huérfanos" cuando sus padres son expulsados.

"La resolución unánime del Concejo de la ciudad es maravillosa", dijo a Univision.com Nora Sandigo, directora de la Fraternidad Americana, una organización no lucrativa que tiene a su cuidado a unos 600 niños estadounidenses que se quedaron sin uno o ambos padres. "Es la primera vez que obtenemos una victoria de este tipo. Estamos muy agradecidos por ese importante paso a favor de niños nacidos en Estados Unidos".

La resolución del Concejo instó a Obama y al Congreso federal a modificar las leyes migratorias vigentes para crear un proceso expedito mediante el cual los niños estadounidenses puedan solicitar la residencia para sus padres deportados y hermanos menores a través de un guardián legal en territorio estadounidense.

"También otorgó el mandato para que la ciudad busque, junto con el Alcalde y el Administrador, los fondos y la asistencia que estos niños requieren con carácter de urgente", dijo el Comisionado Javier Souto. "Hay que darles atención médica, educación y alimentos. Las deportaciones los dejaron sumidos en dolor y abandono".

publicidad

Ayuda del estado

Además de las gestiones que lleve a cabo el Concejo Municipal de Miami-Dade, la resolución urge al estado de Florida proveer recursos financieros para la salud, educación, vivienda y bienestar en general de cientos de menores que viven en el condado y que están en situación precaria debido a la deportación de sus padres.

"Imagínese usted la alegría que nos dio conocer esta resolución", dijo Aura Guerra, una ciudadana estadounidense que cría a dos nietas también ciudadanas y cuyo padre fue deportado por el servicio de inmigración el año pasado. "Las niñas están muy nerviosas y con mucha esperanza. No se ha ganado todavía la batalla, pero es un logro y vamos camino a ganar".

Souto explicó que el problema de fondo se resolverá cuando el presidente Obama intervenga y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) frene las redadas y las deportaciones y se busque una solución al problema de los millones de indocumentados que viven en el país.

¿Deberían otras ciudades de Estados Unidos seguir el ejemplo de Miami-Dade? Comente aquí,

Testimonios desgarradores

A la pregunta respecto a cuál fue el detonante que empujó la resolución favorable a los niños estadounidenses de padres indocumentados deportados, Souto dijo que fueron "los testimonios, lo que ellos le informaron a la Comisión, sus sufrimientos, sus vidas atormentadas".

publicidad

"Lo que se vio ahí, lo que hemos podido palpar que está ocurriendo en nuestra ciudad nos hizo reflexionar. Muchas veces no nos damos cuenta de todas estas cosas que suceden a nuestro alrededor y que tienen un gran impacto", agregó.

Sobre el golpe de las redadas y las deportaciones, Souto dijo que "esto va a traer una serie de consecuencias de largo alcance a la familia. No se trata ahora de darles a estos niños una aspirina para que esten bien. Lo que ha ocurrido es algo muy nocivo para la salud mental de toda la sociedad. Es un problema sociológico que está ocurriendo".

Ayudas en camino

Souto explicó además que a partir del martes el objetivo del Concejo es proteger a los niños y tratar de ayudarlos a que vivan en casas de familiares y de amigos, buscando que estén en lugares seguros.

"Tenemos que ir paso a paso", apuntó Sandigo. "Nosotros vamos a seguir con la campaña a favor de estos niños, con la diferencia que a partir de ahora más seguros, porque contamos con el amparo del gobierno local. Es una bendición. Llevaremos la idea a otros condados y a otros estados. Tenemos que proteger a estos niños estadounidenses para que se reunifiquen con sus familias cuanto antes, y pedirle al gobierno y al Congreso que aprueben la reforma migratoria".

Respecto a los daños sufridos por los cientos de niños que viven en Miami-Dade y cuyos padres han sido deportados, Souto mencionó el grave y severo impacto psicológico causado por los arrestos, el encarcelamiento y las expulsiones.

publicidad

"La resolución incluye buscar asistencia médica y tratamiento adecuado para estos niños", dijo.

"No me dejes solo"

En cuanto a la campaña "No me dejes solo", lanzada la primera semana de mayo para recaudar fondos que serán destinados a los niños estadounidenses de padres deportados, Sandigo dijo que ya iniciaron los trabajos para extenderla a nivel nacional.

Un informe del Consejo Nacional de La Raza (NCLR) y The Urban Institute, publicado en octubre de 2007, reveló que entre 3 a 5 millones de niños estadounidenses se encuentran en situación de riesgo porque uno o ambos padres son indocumentados y pueden ser detenidos y expulsados de Estados Unidos en cualquier momento por su condición de ilegal, a pesar que la estadía indocumentada es una falta de carácter civil no criminal.

El estudio resaltó los graves daños psicológicos causados por las redadas y la peligrosa situación de pobreza a la que han sido arrastrados miles de niños estadounidenses por una ley migratoria que debe ser cambiada cuanto antes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad