publicidad

Megamarcha por la reforma

Megamarcha por la reforma

Mientras avanzan preparativos de megamarcha por la reforma, policìa de Los Ángeles se alista en caso de "desórdenes".

"La vida continúa"

Mientras activistas por los derechos de los inmigrantes organizan la megamarcha del 1 de mayo en apoyo a la reforma migratoria que incluya la residencia para los 12 millones de indocumentados que viven en el país, la policía de Los Ángeles se prepara para enfrentar posibles "desórdenes".

Durante una conferencia de prensa, el jefe de la policía, William Bratton, dijo que la fuerza que dirige estaba anticipándose a la manifestación que, además de pedir al congreso federal que reanude el debate migratorio, conmemorará el primer aniversario de una carga de los agentes antimotines en el Parque McArthur, que dejó varias personas lesionadas, entre ellos periodistas.

Bratton pidió a aquellos que siguen enojados con la policía de Los Angeles por la represión del 1 de mayo del año pasado que miren hacia el futuro, reportó The Associated Press.

"Supérenlo. La vida continúa", apuntó el jefe. "Eso pasó el año pasado. Estamos trabajando este año para asegurarnos de que la gente pueda salir y celebrar (el Día del Trabajo).

Angelina Corona, directora de la Hermandad Mexicana de Los Ángeles, dijo a Univision.com que "nosotros ya lo superamos", y agregó que "nosotros nunca hemos tenido problemas con la policía".

La carga de 2007

El 1 de mayo del año pasado unidades antimotines del Departamento de Policía de Los Angeles (LAPD) dispararon balas de goma y cargaron con bastones a manifestantes en un área del Parque Mccarthur, hiriendo a varias personas, entre ellos niños y periodistas.

publicidad

El alcalde de Los Angeles, Antonio Villaraigosa, criticó la actuación de la policía y ordenó una investigación.

Semanas más tarde, la comisión concluyó que una cadena de errores y la falta de comunicación en los altos mandos del LAPD contribuyeron al exceso de fuerza de parte de agentes, pero no recomendó sanciones.

Investigación pendiente

Actualmente hay 22 agentes de policía mencionados en una investigación independiente pendiente.

Ahora, tras haber aplicado recomendaciones del informe policial, el departamento está preparado para mantener el orden en concentraciones masivas y no volver a cometer los errores del año pasado, puntualizó Bratton.

"Aprendimos del pasado pero miramos adelante", añadió el jefe. "Así que, ¿Qué beneficios tiene seguir enojado con la policía? ¿Va a cambiar algo? No va a cambiar nada que nosotros estamos haciendo porque nosotros básicamente estamos haciendo estos cambios".

Corona dijo que confiaba en esos cambios."No creo que la policía, este año, agarre una actitud agresiva hacia los inmigrantes. Nosotros confiamos en que Antonio Villarraigosa, el Alcalde, tiene bajo control la actitud de la policía de Los Ángeles".

La herida está abierta

Pero el enojo contra la policía por la represión del año pasado todavía sigue vivo, dijo a The Associated Press Javier Rodríguez, portavoz de la coalición 25 de Marzo, una de las organizadoras de la próxima marcha migratoria el 1 de mayo, aunque reconoció que "las razones principales que motivaría a la gente a salir a las calles el 1 de mayo son la economía, la falta de una reforma migratoria y la guerra".

publicidad

Bratton indicó que espera que la gente marche sin mayores incidentes durante la próxima manifestación el 1 de mayo. La policía estará preparada ese día para mantener el orden entre al menos 10 mil personas, señaló.

Sindicatos y organizaciones a favor de los derechos de los inmigrantes se preparan para manifestarse el 1 de mayo en apoyo a una reforma migratoria que incluya una vía de legalización para los 12 millones de indocumentados que viven en el país, y exigir al gobierno de Washington que detenga las redadas.

Habrá dos marchas

"La organización de la marcha del 1 de mayo va caminando bastante bien", dijo a Univision.com Juan José Gutiérrez, director del Movimiento Latino USA, en Los Angeles, California.

Gutiérrez dijo que habrá dos marchas que se realizarán en forma simultánea y que "convergerán en un solo punto".

Respecto a los objetivos de las marchas, que también se llevarán a cabo en otros estados (Arizona, Nuevo México, Nueva York, Nueva Jersey, Illinois, Washington, Virginia, Florida, California, Ohio, Georgia, Texas, Massachussets y Washington D.C.), Gutiérrez mencionó:

  1. Presionaremos al Congreso para que legisle una reforma comprensiva de inmigración, que incluya una vía de legalización para los millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.
  2. Exigiremos al gobierno que detenga las redadas.
  3. Rechazaremos todas aquellas propuestas de ley que nacen de la iniciativa HR 4437, que aprobó la Cámara de Representantes el 16 de diciembre de 2005 y que quedó anulada cuando se detuvo la convocatoria del Comité de Conferencia el 3 de junio de 2006. La legislación, entre otras recomendaciones, criminalizaba la estadía indocumentada y aumentaba las redadas y deportaciones).
publicidad

"Nos preocupan las redadas", dijo Gutiérrez. "Se siguen haciendo por todo el país y están dividiendo a las familias, pisoteando la dignidad de los afectados y violando los derechos de niños ciudadanos que quedan abandonados".

Preparativos en Chicago

Simultáneamente con el trabajo que se realiza en Los Angeles y otros estados, en Chicago trabajadores e inmigrantes ultiman detalles de la marcha para el 1 de mayo, donde también se rechazará la propuesta de ley SAVE, presentada nuevamente a debate en la Cámara de Representantes.

El Comité Promotor de Unidad del Medio Oeste, creado durante una reunión realizada recientemente en esta ciudad, dijo que el proyecto de ley "no es más que un nuevo intento para criminalizar a la comunidad inmigrante", reportó la Agencia Española de Noticias, Efe.

Bautizado como Secure America with Verification and Enforcement Act. (SAVE, Act.), la iniciativa fue patrocinada por primera vez en octubre del año pasado por el congresista Heath Shuler (demócrata de Carolina del Norte), y respaldada por varios republicanos.

Tanto en California como en Chicago y en el resto de estados que organizan las manifestaciones por la reforma migratoria, los organizadores reiteraron a la gente que planea marchar que lo haga pacíficamente.

"Espero que se lleve a cabo una marcha pacífica, de acorde a nuestros derechos constitucionales, con el derecho de manifestarnos, y de libre expresión", apuntó Rodríguez. "De nuestra parte no se llevará a cabo ningún acto de provocación", aseguró.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad