publicidad

McCain tampoco habló de reform

McCain tampoco habló de reform

Las cartas están sobre la mesa. John McCain aceptó la nominación, pero no dijo una sola palabra de reforma migratoria y legalización.

Crece la incertidumbre

Las cartas están sobre la mesa. John McCain aceptó la nominación de su partido, el republicano, y pronunció un discurso de 51 minutos en los que habló principalmente de su experiencia como soldado y como político, atacó a Obama una docena de veces y le dijo a Rusia que estaba preparado para enfrentarse a ella. Pero le faltó algo.

Al igual que el nominado demócrata, Barack Obama, el senador McCain no mencionó el tema de la reforma migratoria, ni los planes concretos que tiene reservados para los 12 millones de indocumentados que viven en el país.

La única referencia a los 48 millones de inmigrantes legales de Estados Unidos fue que todos tenemos oportunidades, incluyendo a la hija latina de trabajadores inmigrantes, "porque "todos hijos de Dios y somos estadounidenses", dijo en medio de aplausos.

Obama citó al paso el dolor de las familias de indocumentados por las "separaciones forzadas" y después, como McCain, habló de otros asuntos quizás más importantes, aquellos que según los expertos en cuestiones electorales captan voto. Y votos son los que se necesitan el 4 de noviembre para ganar la elección y ser electo como el sucesor de George W. Bush.

De todo, menos de inmigración

McCain habló de grandes temas nacionales e internacionales, de la guerra y de la paz. De los ideales, de la economía...un poco de todo. Pero las redadas, la separación forzada de miles de familias, la reforma migratoria y la legalización de millones de indocumentados fueron temas excluidos del discurso.

publicidad

El lunes, tres días antes de la nominación, el partido republicano aprobó su plataforma de gobierno, un documento de 50 páginas y que sólo dedicó dos al tema de la reforma migratoria.

Segun reportó la Agencia Española de Noticias (Efe), el martes, el partido de McCain se opone la amnistía y subrayó que "el imperio de la ley se perjudica si las políticas del Gobierno alientan o premian la actividad ilegal".

Agregó que "el rechazo del pueblo estadounidense a legalizaciones masivas es especialmente apropiada ante los fracasos pasados del Gobierno federal para hacer cumplir la ley", y enmarca el tema de los indocumentados como un asunto de "seguridad nacional".

Redadas y expulsiones

Respecto a qué hacer con los 12 millones de indocumentados, la plataforma republicana exige aumentar la vigilancia fronteriza, terminar la construcción del muro en la frontera con México, aumentar las redadas en sitios laborales y deportar prontamente a los inmigrantes criminales.

Por ahora, la estadía ilegal en Estados Unidos es una falta de carácter civil, pero en los últimos tres años, gobiernos municipales y estatales en al menos 32 estados han debatido más de 1,420 leyes antiinmigrantes cuya base es la criminalización de la estadía ilegal.

La plataforma también exige la participación obligatoria en el programa federal E-Verify para que las empresas verifiquen el estado migratorio de todos sus trabajadores y dejen fuera a los "sin papeles".

publicidad

Por ultimo, agrega sanciones a los inmigrantes que se queden más allá del tiempo permitido en sus visas y exige negar nfondos de ayuda federal a las ciudades que se declaran santuario de inmigrantes.

El plan de McCain

En su página web oficial, el candidato republicano publicó un bosquejo de un plan migratorio que forma parte de su postulado de campaña.

El proyecto consta de dos partes. La primera versa sobre seguridad nacional y visados para trabajadores temporales; la segunda sobre qué hacer con los 12 millones de indocumentados una vez resuelta la primer aparte.

Respecto a la seguridad fronteriza, puntualiza el muro en la frontera con México y la operación de todos los programas de seguridad desarrollados por el gobierno federal para poner fin al cruce ilegal, cuya eficacia deberá ser certificada por los gobernadores de los estados fronterizos.

Recursos y juicios

Agrega fondos adicionales para las oficinas de las fiscalías en los estados fronterizos, mejoras en los programas de seguridad y patrullaje con aviones no tripulados.

Aconseja continuar la implementación del programa US VISIT (fichaje del ingreso y salida de extranjeros de Estados Unidos) y mejorar el sistema de verificación de empleo conocido como E-Verify.

También menciona destinar más recursos al departamento (ministerio) de Seguridad Nacional (DHS) para identificar y perseguir agresivamente a empleadores que continúan contratando a indocumentados".

publicidad

Trabajadores temporales

El plan habla de un programa de trabajadores temporales similar al sugerido por Bush el 7 de enero de 2004 y que no fue aprobado por el Congreso.

El programa velará porque al término del cumplimiento de una visa el trabajador regrese a su país de origen y pueda conseguir un nuevo permiso de ingreso con menos trabas burocráticas.

El plan de Bush fue criticado por organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes por no garantizar la legalización permanente de las estadías, sobre todo de trabajadores que llevan años viviendo en Estados Unidos y tienen hijos estadounidenses.

La propuesta incluye un capítulo al sistema de visas tipo H1B para trabajadores extranjeros profesionales, que incluye aumentar la cuota y reducir la burocracia, y aumentar la cantidad de residencias permanentes para este grupo de inmigrantes legales.

Los indocumentados

Finamente, el plan habla de los 12 millones de indocumentados.

Indica que se creará un programa para verificar sus identidades y antecedentes criminales, y que quienes no califiquen serán arrestados y deportados.

Los favorecidos deberán saber inglés, haber pagado sus impuestos y cancelar multas durante el proceso de legalización.

El proyecto exige garantizar que ningún indocumentado recibirá una green card (tarjeta verde) antes de los que están esperando fuera del país por un cupo de visa.

publicidad

Demanda un contéo de todos los números de seguridad social usados ilegalmente, rectificar las cuentas afectadas y alertar a los que han sido víctimas de fraude de identidad.

También menciona la unidad familiar y la eliminación de las esperas por un cupo familiar de visa, hoy en día regulado por el boletín de visas del departamento de Estado.

Pero McCain no habló de esto en los 51 minutos del discurso de aceptación. Su plan está publicado en la página web del partido.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad