publicidad

Marchas reducidas en EU

Marchas reducidas en EU

El miedo, la apatía y el desencanto con los políticos alejaron a muchos de las protestas callejeras del 1 de mayo en EU.

Lejos de otros años

WASHINGTON - El miedo, la apatía y el desencanto con los políticos alejaron a muchos de las protestas callejeras del 1 de mayo para exigir una reforma migratoria amplia en Estados Unidos, realizadas en coincidencia con el Día del Trabajador que se celebró en casi todas partes del mundo, pero no en este país.

Los manifestantes que concurrieron a actos de protesta fueron miles, pero estuvieron lejos de llegar al número de años pasados.

En ciudades como Los Ángeles (California), Chicago (Illinois) y Washington D.C. las imágenes de televisión evidenciaron una convocatoria muy inferior a la de años pasados, cuando los manifestantes se contaban por centenares de miles.

En 2006, más de un millón de inmigrantes de todas las etnias salieron a las calles para exigir un trato digno para los suyos, y el detonante entonces fue una ley que pretendía convertir en criminales a los indocumentados y a quienes los apoyan.

Reforma migratoria estancada

Esa ley jamás entró en vigor pero, en el 2007, tampoco llegó a puerto un proyecto de reforma migratoria que hubiese permitido la legalización de buena parte de la población indocumentada en Estados Unidos, unos 12 millones.

El año pasado, sin embargo, surgieron fisuras entre las principales organizaciones hispanas sobre cómo presionar por un cambio.

Unos grupos insistieron en organizar un "Día sin inmigrantes", para hacer sentir el impacto de los inmigrantes en el sistema social y económico del país. Otros pedían acciones centradas en campañas de presión ante el Legislativo.

publicidad

Esa división del liderazgo -o ausencia, según argumentan algunos-, sumada al miedo que han infundido las redadas en sitios laborales se tradujo en menos manifestantes en esta jornada, señalaron los organizadores.

Menos de lo esperado

En Los Ángeles, esperaban al menos 100 mil personas pero, antes de que comenzara la movilización desde tres puntos de encuentro, la policía calculó que el número no pasaba de 3,500.

Las imágenes transmitidas por la policía desde helicópteros o vehículos confirmaban pequeños aunque ruidosos grupos de activistas.

William Torres, miembro de la Coalición 25 de Marzo, dijo que el objetivo, en todo caso, era pedir una reforma "humanitaria y compasiva".

Y el subjefe de la policía angelina, Sergio Díaz, dijo que no habría interferencia de las autoridades porque "la gente tiene derecho a expresarse abiertamente".

Nadie es "ilegal"

Es lo que hicieron alrededor de 500 manifestantes en Washington en el parque Malcolm X, a tres kilómetros de la Casa Blanca, antes de iniciar una marcha por un sector del barrio latino.

Al igual que en otras ciudades, portaban banderas de Estados Unidos, mantas y carteles con mensajes como "sí se puede!", "legalización es la solución" y "ningún ser humano es ilegal".

La magra presencia de inmigrantes se debió, según algunos activistas, a factores como el miedo, la apatía y el desencanto con los políticos.

publicidad

El reverendo Vidal Rivas, de la Iglesia San Lucas, lamentó que "se está perdiendo la sensibilidad y la humanidad con los indocumentados... pero también hay mucho miedo, yo lo veo en mi iglesia: hay menos gente y menos dinero".

Las leyes antiinmigrantes

Ese miedo es palpable, según Gustavo Torres, director de Casa de Maryland, particularmente por la resolución contra los inmigrantes en el condado Prince William, en Virginia, y "2.500 medidas similares" en otras localidades.

"La gente también está frustrada por el fracaso de la reforma (migratoria), pero tenemos que mantener encendida la vela y seguir presionando para que el proyecto salga en 2009, gane quien gane en noviembre" cuando Estados Unidos elegirá un nuevo presidente, agregó.

Ted Loza, jefe de gabinete del concejal demócrata de Washington Jim Graham, reconoció que, al menos en esta ciudad, "no hubo apoyo de las organizaciones latinas y faltó una buena campaña publicitaria".

El arma secreta

Gladys Medina y Daisy Blanco, dos maestras de Arlington (Virginia), han visto de cerca el efecto de medidas como la del condado Prince William, en especial la separación de las familias por las redadas y deportaciones.

Pero, como ciudadanas, consideran que su única arma será su voto porque "es inhumano" lo que está haciendo el Gobierno y en noviembre, dijo Blanco, que votará "por un cambio".

publicidad

La abogada Elinor Tesfamariam resumió la jornada así: "hay menos gente, hay mucho miedo y frustración pero no ha sido un ejercicio inútil. A través de la historia y por naturaleza, el inmigrante no se rinde".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
La Conferencia de Acción Política Conservadora desconvocó a Milo Yiannopoulos, quien era editor de Breitbart News, a un acto este viernes al que tiene previsto asistir y hablar el presidente Donald Trump. Tras la polémica Yiannopoulos anunció su dimisión.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
publicidad