publicidad

Marchas por la reforma en EU

Marchas por la reforma en EU

Con marchas, oraciones y correos electrónicos miles en Estados Unidos exigieron la reforma migratoria y freno a las redadas.

No bajan la guardia

MIAMI, Florida - Con marchas por las principales calles de Chicago, Los Ángeles, Nueva York y Houston, reunidos en parques, con jornadas de oración, llamadas por teléfono y envíos masivos de mensajes electrónicos al Senado y la Cámara de Representantes, miles de personas participaron este jueves 1 de mayo en una jornada destinada a presionar al gobierno para que se reanude el debate de la reforma migratoria, se detengan las redadas y se suspenda la aprobación de leyes que criminalicen la estadía indocumentada en Estados Unidos.

"Somos optimistas", dijo a Univision.com José Lagos, activista de la Unidad Hondureña de Miami, Florida. "Siempre lo hemos sido y seguiremos batallando hasta lograr la meta de la reforma amplia y justa".

En Chicago, Illinois, líderes comunitarios encabezaron una serie de actos públicos con la esperanza de que el gobierno y el Congreso acuerden un nuevo debate antes de las elecciones de noviembre.

"Pero además de manifestar este día, nosotros también estamos en campaña permanente para que la gente vote en noviembre", dijo Emma Lozano, de la Coalición Internacional 1 de Mayo de Chicago.

La activista reiteró que "hemos eliminado a los políticos racistas de Chicago porque nosotros hemos ganado elecciones. Sabemos que las marchas y el voto son importantes. Pero también sabemos que el voto es el punto central de esta lucha".

publicidad

"El 1 de mayo es un paso más. Yo estimo que en Chicago reunimos unas 10 mil personas. Pero en noviembre marcharemos millones a las urnas. De eso puedo estar segura".

Consultada en torno al bajo número de manifestantes, comparado con las multitudinarias marchas celebradas en Chicago en 2006 y 2007, Lozano dijo que "la marcha de 2008 fue sólo una expresión más de esta lucha, para que los políticos no olviden nuestro esfuerzo y no olviden nuestro reclamo de una reforma migratoria justa y amplia, que incluya una vía de legalización para los 12 millones de indocumentados".

Una carta al presidente

En Houston, Texas, cientos marcharon por el centro de la ciudad y reclamaron lo mismo que en Chicago y otros puntos del país.

"Nosotros le enviamos una carta al presidente Bush pidiendo una moratoria a las redadas mientras se soluciona el futuro de 12 millones de hermanos y hermanas", dijo Teodoro Aguiluz, Director Ejecutivo del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECDEN), en Houston.

"Y también le pedimos un basta ya a los políticos para que pongan fin a las agresiones a nuestra comunidad".

Aguiluz agregó que la comunidad hispana de Texas está molesta con el discurso político que se ventila en la actual campaña electoral y señaló que en la marcha de este jueves "denunciamos la existencia de un grupo de políticos mentirosos y e irresponsables que tratan de lavarse las manos de sus políticas equivocadas".

publicidad

El activista dijo que el grupo está integrado tanto por demócratas como por republicanos, que no son muchos, que son xenófobos y que "gritan mucho y parecen bastante".

"Nosotros le dijimos a esta gente que nosotros no somos los culpables de sus fracasos, que vinimos a Estados Unidos a trabajar, a pagar impuestos, a sacar adelante a nuestras familias y que queremos una reforma migratoria amplia y que se detengan las redadas", apuntó.

Planes para el 20 de enero

En Maryland se celebraron pequeñas marchas, jornadas de oración y reuniones de trabajo. "Tuvimos una marcha chiquita, no como en años anteriores, para decirle al gobierno que seguimos en pie por la reforma migratoria", dijo Kimberley Propiack, directora de Comunicaciones de Casa Maryland.

Preguntada en torno a las causas de la baja afluencia de manifestantes, la activista señaló que "esta vez nosotros no estamos proveyendo transporte y es un día de trabajo normal en Estados Unidos. No es como en otros países, que hoy se celebra el Día del Trabajo. Por eso es un poco difícil. La gente está en sus lugares de trabajo".

"Pero seguimos en otras campañas, como la de sacar a la gente a votar en noviembre", apuntó. "Y también queremos organizar, junto a otros grupos nacionales, una marcha multitudinaria para el 20 de enero en Washington DC, el día que tome posesión el próximo presidente de Estados Unidos".

publicidad

Miedo en California

En la costa oeste persiste el temor. "Aquí hay bastante miedo en la gente", dijo Casimiro Álvarez, de la Unión de trabajadores Campesinos de Santa Rosa, en el Norte de California. "Hoy hicimos un movimiento en coalición con otras organizaciones y le pedimos al gobierno de Washington una reforma migratoria y que detenga las redadas".

Álvarez dijo que durante la marcha también pidieron a las autoridades de Sonoma, que convierta a la ciudad en santuario de inmigrantes, "pero sobre todo que paren las redadas. Acá ha habido muchas por los alrededores de San francisco y San Rafael. En verdad la gente está bastante asustada".

Más al sur, en Los Angeles, cientos marcharon por el Parque McArthur, escenario donde en 2007 la policía realizó una "carga" con bastones y balas de goma para disolver una manifestación similar que exigía una reforma migratoria.

En la víspera, el alcalde de Los Ángeles, Antonio Villarraigosa se reunió con las autoridades de policía y los líderes de la comunidad "y nos garantizaron que las cosas estaban bajo control", dijo Angelina Corona, directora de la Hermandad Mexicana.

"El encuentro se celebró en el mismo Parque McArthur donde hoy marchamos. Previo a la marcha, ellos enviaron el mensaje de que todo estaba bien, controlado, y nosotros enviamos el mensaje a nuestra gente de que nos manifestemos como lo hacemos siempre: tranquilos, respetuosos. Y que si recibían una agresión, que no la respondieran".

publicidad

La gran marcha de noviembre

En Washington DC, Jaime Contreras, del National Capital Immigration Coalition (NCIC), reiteró que la movilización del 1 de mayo es parte de un programa de trabajo "que culminará en las urnas" el primer martes de noviembre, cuando los estadounidenses elijan al sucesor del presidente  George W. Bush.

"Esa será nuestra mayor manifestación", dijo el activista, quien confía en que la reforma migratoria amplia con vía de legalización se apruebe con el próximo gobierno.

Activistas también visitaron la sede del Congreso e hicieron entrega de una propuesta de reforma migratoria que incluye una vía para legalizar a los millones de indocumentados que viven en el país.

Juan José Gutiérrez, del Center for Education and Immigration Services de Los Ángeles, dijo a Univision Online que la marcha que se lleva a cabo en esa ciudad transcurre de manera ordenada", y mencionó que a diferencia del año pasado "esta vez todos los jefes de la policía están en las calles para garantizar que no ocurran problemas".

Según cálculos del activista, en Los Angeles partipan entre 20 y 50 mil personas, y que este 1 de mayo hubo actividades de diverso tipo en al menos 220 ciudades en 32 estados de Estados Unidos.

Candidatos se comprometen

Mientras miles exigían en diversos puntos del país la aprobación de una reforma migratoria justa, los aspirantes a la nominación presidencial demócrata, senadores Hillary Clinton (Nueva York) y Barack Obama (Illinois), se comprometieron el jueves a respaldar iniciativas amplias de llegar a la Casa Blanca.

publicidad

"Estoy comprometida con trabajar con el Congreso para presentar un proyecto de ley de reforma amplia de inmigración dentro de los primeros 100 días de mi administración", dijo Clinton en un comunicado.

"También estoy comprometida a continuar trabajando para terminar con la demagogia y las divisiones que muy frecuentemente han caracterizado el debate de inmigración, para que podamos unir al pueblo estadounidense, y así juntos lograr la reforma que tanto necesitamos", agregó.

Por su parte, Obama, en otro comunicado, expresó su 'compromiso' con la reforma de inmigración 'integral'  y dijo que hará "todo lo que pueda para traer orden y compasión a un sistema que hoy está roto".

Agregó que "está en nuestro interés y es parte de nuestra tradición unirnos y resolver problemas", y que en caso de ser electo Presidente de Estados Unidos, su intención es "guiar al país en ese camino".

El senador de Illinois, quien encabeza las votaciones primarias del partido demócrata, invitó a los estadounidenses a que en noviembre acudan a las urnas electorales.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad