publicidad

Los dreamers de California no le dan tregua a un congresista republicano

Los dreamers de California no le dan tregua a un congresista republicano

Echando mano de una tradición hispana, dreamers le llevaron una Rosca de Reyes al republicano Kevin McCarthy.

Le llevaron una Rosca del Día de Reyes al legislador Kevin McCarthy pero nadie les abrió la puerta.

Por Jaime García

Sin un día de tregua y echando mano de una tradición hispana del 6 de enero, un grupo de jóvenes dreamers llevaron el lunes la tradicional Rosca de Reyes hasta la oficina del representante republicano Kevin McCarthy.

Las fotos de la manifestación

Tocaron la puerta del legislador por más de una hora y volvieron a pedirle un voto por la reforma migratoria en el pleno de la Cámara de Representantes.

¿Llegará la Reforma Migratoria este año? Opina en nuestro Foro.

“Es el día de los Reyes Magos, entonces nosotros tenemos de tradición partir la rosca, y el que parte su pedazo y le toca el niño, es bendecido”, dijo a UnivisionNoticias.com la activista Diana Colin.

El congresista McCarthy representa el Valle de San Joaquín, California, la zona agrícola más rica del país donde es vital la mano de obra de los inmigrantes hispanos.

“Queremos que le toque el bebé para que sea bendecido este año y para que, con esa, bendición, nos guíe a una reforma migratoria”, agregó.

Tras la aprobación en el Senado el 27 de junio de un plan integral que incluye la ciudadanía para indocumentados que están en el país desde el 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes criminales, el proyecto se estancó en la Cámara de Representantes.

publicidad

El liderazgo republicano, liderado por el congresista de Ohio John Boehner, advirtió que esa instancia debatirá su propio proyecto y que lo haría por partes.

Pero la influencia política de McCarthy es considerada vital para mover el debate al pleno de la Cámara.

“McCarthy es el tercer republicano más poderoso en la nación y está aquí en Bakersfield, está aquí en el valle”, dijo Erasto Terán, un residente de Bakerfield.

Los manifestantes estuvieron más de una hora tocando la puerta de la oficina de McCarthy y nadie salió, por lo que Etan Hernández tuvo que dejar la rosca del Día de Reyes en el suelo.

“Pues, me da una tristeza y a la vez me enojo poquito, porque creo que todos debemos de tener derechos”, dijo el inmigrante.

“Tenemos 18 días que está la puerta cerrada”, dijo Colin. “Hay gente adentro. Le dijimos que teníamos un mensaje y nos dijeron que lo dejen en la puerta”.

Para la dreamer Tani Arellano, la puerta cerrada de la oficina de McCarthy mantiene constante angustia. “Mis papas se van a trabajar al campo, yo me voy a la escuela, pero en cualquier momento puede llegar ICE (la policía del servicio de inmigración)”.

Otros manifestantes advierten que no olvidarán los continuos desaires del congresista republicano. “El está ya contra la pared. El va a reelegirse y la misma gente que está aquí vamos a hacer campaña para que no gane”, dijo Terán.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad