publicidad
Harry Reid (demócrata de Nevada), líder del Senado de Estados Unidos. / harry Redi ( Nevada democrat), Senate lider in United States.  

Líder del Senado espera que la reforma migratoria sea aprobada en el verano

Líder del Senado espera que la reforma migratoria sea aprobada en el verano

Líder del Senado, Harry Reid, espera que la reforma migratoria sea aprobada en el verano con mayoría de votos.

Harry Reid (demócrata de Nevada), líder del Senado de Estados Unidos. /...
Harry Reid (demócrata de Nevada), líder del Senado de Estados Unidos. / harry Redi ( Nevada democrat), Senate lider in United States.  

Senador demócrata de Nevada resalta las bondades del anteproyecto redactado por el Grupo de los Ocho

Por: Harry Reid

Líder de la Mayoría del Senado

Senador por Nevada

WASHINGTON, D.C. - Hace poco vi en un periódico la foto de Renata Teodoro abrazando a su madre a través de la cerca hecha de postes de acero que separa a Arizona de México. Parada del lado mexicano, Gorete Teodoro pegaba su cara contra la cerca mientras traía la mano de su hija a su mejilla, humedecida por las lágrimas. Como padre, ese abrazo a través de una frontera blindada me marcó el corazón. Como legislador, me llenó de rabia que existan decenas de miles de casos iguales a raíz de nuestro roto sistema migratorio.

Renata Teodoro es una DREAMer quien fue separada de su madre cuando Gorete fue deportada en el 2007. El abrazo transfronterizo de las Teodoro es emblemático de las 11 millones de razones por las cuales esta semana en el Senado debemos aprobar una reforma migratoria robusta que incluya un camino a la ciudadanía para personas como Renata. Este proyecto de ley encara el problema de la frontera. Este proyecto de ley encara el problema de las familias separadas. Este proyecto toma en cuenta personas quienes contribuyen a nuestra economía. Todos estos aspectos fueron plasmados en esa foto de primera plana.

publicidad

Y podemos arreglar todos estos problemas si nuestros colegas en la Cámara de Representantes por fin le dicen ‘no’ al Tea Party y se unen al Senado en esta oportunidad única para arreglar este sistema  que no funciona.

Pero para hacer esto necesitamos todo el apoyo de la comunidad. A pesar que ésta es una gran apertura, este proyecto bipartidista continuará sorteando escoyos en las próximas semanas. Hasta ahora hemos logrado acuerdos bipartidistas gracias a senadores quienes valoran el consenso. Hemos derrotado varias enmiendas, conocidas como píldoras venenosas, cuyo único propósito era derrumbar el pilar más importante de este proyecto: el camino a la ciudadanía.

Camino a la ciudadanía

Seamos claros. De por si el camino a la ciudadanía contemplado en esta propuesta es largo y arduo. En la mayoría de los casos tomaría unos 13 años. Además requiere que los indocumentados comprueben en dos ocasiones que no tienen antecedentes penales; requiere que paguen impuestos, multas, que aprendan inglés y se pongan al final de la fila. Este no es el proyecto de ley que yo hubiese escrito individualmente, ni tampoco el que los republicanos hubiesen escrito independientemente. Pero así es como se logra el consenso, y el cimiento de la arquitectura legislativa de nuestra nación.

Este es un buen proyecto de ley que fortalece nuestra economía, fortalece la seguridad fronteriza, y le da a jóvenes, como Renata, la oportunidad de ganarse un lugar en el país que aman como su tierra. Este proyecto beneficia a personas cuyo duro trabajo en los campos de nuestro país pone comida en las mesas de virtualmente todas las personas leyendo estas palabras. Cada día que pasa las excusas para negarle a Renata una solución permanente, y la posibilidad de rehacer su familia, se deshacen frente a los hechos. Con el pasar de las horas, nos acercamos más a una reforma migratoria en el Senado.

publicidad

Pero los opositores más recalcitrantes en el Senado, y especialmente en la Cámara, continúan escondiéndose tras excusas. Ignoran los miles de millones que hemos invertido en la frontera en años recientes y las fortificaciones como aquella cerca fronteriza que se interpuso entre Renata y su madre. Estos opositores ignoran los aviones no tripulados que en estos momentos patrullan esa zona y los 21 mil hombres y mujeres que protegen la frontera. La semana pasada, los patrocinadores de la reforma migratoria llegaron a un dramático acuerdo que le suma más dinero a los más de $4.500 millones que el proyecto de por si contempla. Además este acuerdo duplica el número de agentes fronterizos a unos 40 mil y exige 700 millas de cerca fronteriza. Pero la extrema derecha nunca va a quedar satisfecha.

Vía expedita

Acepté esa enmienda para poder seguir adelante y arreglar un sistema migratorio inoperante. Lo que nunca aceptaré es utilizar metas de seguridad inalcanzables y manipulables como herramientas para destrozar el camino a la ciudadanía y los sueños de millones de personas trabajadoras que solo quieren regularizar su estatus. La nueva enmienda cumple con las exigencias republicanas y también protege el camino a la ciudadanía.

Los enemigos de la reforma también se escondieron tras el “costo”. A pesar de que tanto entidades conservadoras y liberales han publicado estudio tras estudio que demuestran que una reforma migratoria estimularía nuestra economía, los opositores continúan como un disco rayado, diciendo que los inmigrantes son una carga económica. Bueno, la semana pasada la Oficina Congresional del Presupuesto publicó un análisis que demuestra que la reforma migratoria reduciría el déficit gubernamental por $197 mil durante la primera década. Más decepcionante aun para los contradictores, el análisis prueba que entre el 2024 y el 2033 el proyecto del Senado reduciría el déficit por otros $700 mil. Casi un billón de dólares en ahorros!

publicidad

A medida que se desmoronan las excusas bajo el peso de las cifras, queda claro que la única razón que les queda a los opositores es miedo a los extremistas, especialmente en la Cámara de Representantes, donde una minoría ultra-derechista dicta la agenda. Pero se olvidan que el año pasado los votantes estadounidenses, especialmente aquellos de origen hispano y asiático, rechazaron esa visión extremista. El liderazgo republicano de la Cámara arriesga la viabilidad de sus partidos si ignora la voluntad de los votantes.

Ahora que nos acercamos a los últimos momentos del debate en el Senado, le recuerdo a todo el mundo que su participación será clave para el éxito. Continuaré haciendo todo lo que esté a mi alcance para llevar la reforma migratoria a la meta final, y completar el trabajo que inicié hace varios años. Pero yo y mis colegas en ambas cámaras necesitamos toda la ayuda que podamos conseguir. Lo necesitamos por el bien de Renata. Lo necesitamos para que algún día ese abrazo entre madre e hija pueda ser un abrazo completo y estrecho, con las dos del mismo lado de la frontera, en el país al que llaman hogar.

* Versión en inglés.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad