publicidad

La reforma migratoria retoma fuerza en Estados Unidos tras anuncio de Obama

La reforma migratoria retoma fuerza en Estados Unidos tras anuncio de Obama

El presidente Barack Obama hizo público su "inquebrantable" respaldo a la reforma migratoria con una vía de legalización.

La reforma migratoria retoma fuerza en Estados Unidos tras anuncio de Ob...

Cartas sobre la mesa

WASHINGTON - Tras un cambio de planes el lunes a causa de la cancelación de un vuelo que debía trasladar a Washington a un influyente senador republicano, el presidente Barack Obama se reunió el jueves con los responsables de la elaboración de un proyecto de reforma migratoria que, de ser aprobado este año, permitiría que millones de indocumentados salgan de las sombras y legalicen sus permanencias.

Antes del encuentro, el mandatario se reunió en privado, durante 90 minutos, con un grupo de representantes de la sociedad civil (activistas por los derechos de los inmigrantes, abogados, religiosos, funcionarios y sindicalistas, entre otros) para resumir el trabajo hecho a la fecha y acordar los pasos que faltan para entregar al Congreso un plan bipartidista y someterlo a la votación del pleno.

publicidad

Era la primera vez que un presidente de Estados Unidos "se sienta una hora y media con nosotros para hablar de la reforma migratoria", dijo un sorprendido Eliseo Medina, vicepresidente del Sindicato Internacional de Empleados y Servicios (SEIU), uno de los asistentes al encuentro.

Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA), dijo al término del encuentro que estaba "encantada" y señaló confianza en que el debate arrancará en breve.

Tema delicado

La activista también contó que Obama se mostró sorprendido cuando los asistentes le hablaron de las deportaciones de indocumentados.

"Le hablamos sobre la aplicación de leyes, que se han endurecido y él pensaba que los únicos que se han deportado son criminales y le explicamos que no es cierto", detalló.

Joshua Hoyt, director ejecutivo de la Coalición de Illinois para los Derechos de Refugiados Inmigrantes, dijo que "no fue una reunión, fue un debate. El dijo que quería escuchar pero entró en debate con nosotros".

Agregó que el mandatario "mostró un poco de frustración, como que no entendía por qué estábamos descontentos... con él", dijo el activista. "Le respondimos que si deportan a 400,000 personas por año, ¿cómo no puede creer que estemos frustrados con él?"

publicidad

¿Qué opina de la reiteración del compomiso del Presidente Obama por la reforma migratoiria con vía de legalización? Comente aquí.

A puertas cerradas

Tras ese encuentro, Obama se reunió a puertas cerradas con los senadores Charles Schumer (demócrata de Nueva York) y Lindsey Graham (republicano de Carolina del Sur), quienes redactan juntos desde octubre del año pasado un plan bipartidista de reforma migratoria. Los legisladores le informaron al Presidente el estado del borrador del proyecto y conversaron sobre los pasos a seguir para concretarlo, según un comunicado de la Casa Blanca poco después de concluido el encuentro.

"Hoy me reuní con los senadores Schumer y Graham, y me complació enterarme de los logros que han alcanzando en el desarrollo de una propuesta para arreglar el sistema quebrado de inmigración", dijo el Presidente de acuerdo con la nota oficial entregada a los medios. "Estoy deseoso de examinar su promisorio marco de trabajo para la reforma, y todos los estadounidenses deben aplaudir sus esfuerzos por entablar un diálogo entre partidos y encontrar respuestas de sentido común para uno de nuestros problemas más polémicos", agregó.

Seguidamente dijo: "También escuché a un diverso grupo de líderes comunitarios de todo el país sobre la creciente coalición que está trabajando para impulsar este tema crucial. Me siento optimista de que sus esfuerzos contribuirán a un entorno favorable para seguir avanzando".

publicidad

El presidente también declaró que "les dije a ambos senadores y a los líderes comunitarios que mi compromiso con una reforma integral de la inmigración es inquebrantable, y continuaré siendo su socio en este importante esfuerzo".

Faltan votos

Medina comentó que la reiteración del presidente sobre su compromiso con la reforma migratoria "renueva" la esperanza de la comunidad inmigrante para seguir batallando y lograr que el proyecto sea aprobado tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado. Pero reconoció que para ello "hacen falta votos".

Para que la reforma migratoria sea una realidad se requieren 218 (de 435) respaldos en la Cámara de Representantes y 60 (de 100) en el Senado. En junio del año pasado Medina dijo que al menos 10 Senadores demócratas no apoyan la legalización de indocumentados porque los votantes que los eligieron pertenecen a distritos electorales que no apoyan la reforma migratoria.

Schumer declaró el miércoles al diario La Opinión de Los Angeles que no presentará el plan a la consideración del pleno hasta no contar con el respaldo de un segundo senador republicano..

The Associated Press dijo que el tema migratorio es importante para Obama, quien ha prometido trabajar para resolver el problema. Los hispanos dieron un decidido apoyo al presidente en los comicios presidenciales del 2008, marcando la diferencia en estados cruciales, como Florida. Sus votos serían críticos en las elecciones de noviembre, cuando Obama y los demócratas buscarán conservar el control de ambas cámaras del Congreso.

publicidad

Pero la falta de una reforma de inmigración o de progresos hacia ésta podría hacer que los votantes latinos se alejen de las urnas, agregó.

Pedidos concretos

Tanto Schumer como Graham declararon el jueves al término de la reunión que le pidieron a Obama ayuda para reunir apoyo hacia la iniciativa en el Senado, así como para hacer que las empresas y sindicatos coincidan sobre la llegada futura de trabajadores que realizan tareas básicas.

Añadieron que Obama prometió también ayudar a la resolución de problemas relacionados con la "cerca virtual" en la frontera con México para detectar a la gente que busca ingresar ilegalmente en Estados Unidos. Abordaron asimismo la creación de un programa de trabajadores temporales que resulte satisfactorio para las empresas.

Medina dijo a Univision.com que es importante para el proyecto que trabajadores y empresarios aclaren diferencias y acuerden una posición común sobre el tema de los trabajadores temporales futuros.

Añadió que en el encuentro también se habló de la Marcha Nacional del 21 de marzo en Washington DC, convocada por más de 600 organizaciones a nivel nacional que presionan por una reforma migratoria comprensiva, y de la suspensión de las deportaciones.

Dos días antes, el martes, más de 200 organizaciones del país pidieron a Obama en una carta que suspenda todo tipo de redadas y programas que conllevan la deportación a fin de que la comunidad inmigrante se sienta más segura y tenga una mayor participación en la próxima temporada del censo.

publicidad

Clarissa Martínez, del Consejo Nacional de La Raza (NCLR), dijo que la reforma "necesita un mayor liderazgo presidencial" porque los votantes "están frustrados"

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad