publicidad
De izquierda a derecha, los congresistas Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois) y Mario Díaz-Balart (republicano de Florida).

La reforma migratoria cada vez más lejos de ser aprobada

La reforma migratoria cada vez más lejos de ser aprobada

Cada día la reforma migratoria se aleja de las probabilidades que sea aprobada en 2014, 2015 o 2016.

De izquierda a derecha, los congresistas Luis Gutiérrez (demócrata de Il...
De izquierda a derecha, los congresistas Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois) y Mario Díaz-Balart (republicano de Florida).

No hay calendarios ni planes a la vista en la Cámara de Representantes.

Cada día la reforma migratoria se aleja de las probabilidades que sea aprobada por la Cámara de Representantes en 2014, 2015 o 2016. No hay planes a la vista y tampoco calendarios.

Dos congresistas que llevan tiempo tratando de introducir un proyecto que saque de las sombras a los 11 millones de indocumentados, volvieron a Al Punto, con el periodista Jorge Ramos, para contar qué está pasando. No dijeron mucho. Confirmaron que el escenario es más difícil de lo que muchos piensan.

Los legisladores Mario Díaz-Balart (republicano de Florida) y Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois), coincidieron en que las probabilidades de una reforma migratoria en 2014 son escasas, pero no pierden las esperanzas.

publicidad

Díaz-Balart señaló que “ahora estamos en un momento muy difícil” y precisó que sólo hay dos alternativas por delante: Darse por vencido o seguir batallando.

Agregó que una de las mayores preocupaciones son las deportaciones, que se mantienen a un ritmo de entre 1,200 a 1,400 indocumentados diarios.

Los culpables

Ramos insistió varias veces a Díaz-Balart que la responsabilidad de que no haya reforma migratoria recae en el presidente del Congreso, John Boehner (republicano de Ohio). El congresista de Florida respondió que “desafortunadamente, igual que a usted, en su cara el presidente le mintió y le dijo que iba en el primer año a hacer la reforma migratoria. Igual que cuando los demócratas tuvieron la oportunidad y no pudieron o no quisieron”.

En otra parte de la entrevista Díaz-Balart dijo que “nosotros (los republicanos) pensamos que si no se hace este año, se hace por lo menos más difícil el año que viene. Y ese es el tema. Esa decisión que va a tomar el liderazgo republicano en la Cámara”.

Añadió que sólo si no hay un voto en el curso de 2014, “si no permite que la legislación llegue al pleno, (entonces) la responsabilidad va a estar en sus manos” (de Boehner y del liderazgo del Partido Republicano).

Qué dicen los demócratas

Gutiérrez también dijo que “en estos momentos (la responsabilidad) cae en las manos de la mayoría republicana de la Cámara de Representantes”, y advirtió que la única manera de salvar el proyecto “es continuar” con las protestas y las manifestaciones de apoyo a la reforma migratoria.

publicidad

“Mientras nosotros continuemos elaborando planes y continuemos trabajando con los republicanos”, la reforma es posible. “Deberíamos utilizar todas las opciones que están en nuestras manos. Tenemos que torcer la mano del liderazgo republicano” de la mayoría en la Cámara de Representantes.

El congresista de Illinois aseguró que no acepta que el debate de la reforma esté muerto “sino tendría que renunciar al Congreso”.

“Tenemos que seguir presionando. Esta difícil, sí, pero tenemos que doblar nuestros esfuerzos. Hay que hacerlo este año o el próximo año… Tenemos que hacer todo lo que esté en nuestras manos para que este liderazgo lo acepte”, concluyó.

Ninguno de los dos congresistas mencionó un calendario de debate ni que un proyecto esté en camino para ser debatido y enviado al pleno de la Cámara de Representantes.

No se pierda la entrevista completa a los congresistas Luis Gutiérrez y Mario Díaz-Balart este domingo a las 10AM en Al Punto de la Cadena Univision.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
publicidad