publicidad

La Raza indaga deportaciones

La Raza indaga deportaciones

El principal grupo hispano de Estados Unidos redacta un informe que detalla los abusos del gobierno en redadas de indocumentados.

"Fallos" y "abusos"

MIAMI, Florida - El Consejo Nacional de La Raza (NCLR, por sus siglas en inglés), dijo el martes a Univision Online que está reuniendo evidencias concretas para redactar un informe en el cual denunciará que las redadas que ejecuta el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) violan las leyes federales, estatales e incluso la Constitución de Estados Unidos.

Durante una entrevista con Univision Online, Cecilia Muñoz, vicepresidenta del NCLR, detalló que el proyecto está siendo elaborado por abogados independientes contactados por el Consejo para que presenten un estudio sobre la base de las denuncias formuladas por víctimas y familiares de personas arrestadas por las fuerzas de seguridad.

El informe, dijo Muñoz, mostrará "fallos" y "abusos" cometidos por agentes federales y estatales que participan en los arrestos, y también "testimonios de víctimas de estas detenciones".

"Es nuestra responsabilidad mostrar lo que está pasando con nuestra comunidad", subrayó Muñoz. "Nuestro gobierno está entrando a las casas a sacar a la gente. Eso no puede ser. Esto no sólo afecta a nuestras familias, sino que afecta a todo el país".

La Raza celebró del 21 al 24 de julio en Miami su Asamblea Anual 2007, evento al que asistieron delegados nacionales de todas las organizaciones defensoras de los derechos de los inmigrantes y los precandidatos presidenciales demócratas senadores Hillary CLinton (Nueva York) y Barack Obama (Illinois).

publicidad

La redada New Bedford

Una de las redadas bajo investigación de La Raza fue la ejecutada a principios de marzo en instalaciones de Michael Bianco, Co, ubicada en New Berdford, Massachussets, donde más de 330 empleados fueron arrestados bajo cargos de no tener documentos para trabajar legalmente en el país y usar identidades robadas.

La detención generó una grave crisis humanitaria, cuando cerca de un millar de niños quedaron abandonados en escuelas y jardines infantiles mientras sus padres eran fichados y enviados a cárceles en otros estados para ser puestos en proceso de deportación.

María, una de las trabajadoras arrestadas en la fábrica de chalecos antibala para soldados que combaten en Afganistán e Irak y que pidió no revelar su verdadero nombre -porque su caso se encuentra en una corte de inmigración-, contó a Univision Online que la mayoría de los apresados fueron sacados de Boston al día siguiente del operativo.

"Nos llevaron en avión, esposados de pies y manos. Nos hicieron sentir como criminales", dijo.

Horas de martirio

Entre los arrestados en New Bedford había varias madres de familia que tenían niños pequeños y otras en estado de embarazo, contó María. "Varias fueron liberadas días más tarde porque todas nos quejamos y la prensa publicó que muchos niños estaban abandonados o en casas de vecinos y amigos".

publicidad

"Pero antes de la liberación algunas mujeres padecieron malos tratos. Algunas que estaban amamantando a sus hijos fueron obligadas a sacarse la leche de sus pechos y luego tirarla al suelo. Las vi llorar de amargura y preguntando por qué las obligaban a hacer eso si esa leche era el único alimento de sus hijos", relató.

También contó que algunas mujeres indígenas que no hablaban inglés y apenas se comunicaban en español pidieron asistencia, "y les dijeron que para ser atendidas tenían que firmar unos papeles. Ellas lo hicieron sin saber que se trataba de una orden de deportación voluntaria".

"Mira lo que estás firmando, le dije yo a una de ellas. Eso es una orden de deportación. Pero otras firmaron sin darse cuenta".

Crece la indignación

No sólo los arrestados y los familiares de los detenidos en Massachussets están molestos con los procedimientos utilizados por los agentes federales y el trato a los arrestados en los centros de detención.

Muñoz tildó las actuaciones del gobierno como denigrantes y preguntó: "¿En qué clase de país nos estamos convirtiendo si entramos a las casas a sacar a la gente?"

También dijo que el reporte, que será dado a conocer en septiembre, incluirá un plan para que las escuelas que tienen estudiantes latinos sepan cómo proceder con los niños en caso de que sus padres sean arrestados y puestos en proceso de deportación.

publicidad

"Esto también es un problema que no sólo afecta a nuestra comunidad, sino a Estados Unidos", precisó.

Trabajo en equipo

En cuanto a la recopilación de evidencias y pruebas para demostrar los abusos del gobierno federal en las redadas, Muñoz dijo que La Raza está trabajando con otras organizaciones nacionales defensoras de los derechos de los inmigrantes, tales como el Fondo Educativo de la Asociación Nacional de Cargos Electos Latinos (NALEO, por sus siglas en inglés) y la League of United Latin American Citizens (LULAC), entre otros.

"Los grupos comunitarios están aportando evidencias, pruebas para alimentar este estudio", refirió.

Y añadió: "Vamos a llevar al gobierno a las Cortes cuando demostremos que ha quebrantado la ley. Eso es importante. Muchas redadas no son legales".

La batalla continúa

En cuanto al debate de la reforma migratoria, suspendido el 28 de junio en el Senado por falta de apoyo bipartidista, Muñoz dijo que después de ese día las organizaciones nacionales "nos hemos unido todavía más para "hacer el trabajo".

"Todos entendemos de una manera igual el sufrimiento de 12 millones de personas" que se quedaron sin la posibilidad de legalizar su estatus migratorio en Estados Unidos, destacó.

"Estamos viendo con los mismos ojos lo que pasó con el debate de la inmigración en el Senado y estamos listos para luchar juntos. Vamos a seguir batallando por nuestra comunidad".

publicidad

Hay odio en Estados Unidos

En otra fase de la entrevista, Muñoz se refirió al clima de odio que impera en Estados Unidos desde antes del inicio del debate sobre la inmigración.

"También estamos listos para identificar lo que no hemos hecho en este tiempo. Estamos identificando el sentimiento de odio y hasta de racismo contra nuestra comunidad. Yo no soy la única que ha visto el odio aquí. Toda la comunidad latina lo sabe y toda la comunidad ha visto el odio que existe. Eso no está bien".

Indicó que es hora que la nación debata abiertamente el problema del odio contra la  comunidad hispana y busque soluciones inmediatas. "Vamos a levantar un espejo para que las personas vean y sientan lo que están diciendo contra los latinos, lo que está pasando con nuestra comunidad".

"Tiene que haber un debate sobre el odio, para que se vea el odio, y también se vea nuestra participación como comunidad en este país. Queremos que todos vean lo que están diciendo contra nuestra comunidad y la manera cómo lo están diciendo", expresó.

"Es muy peligrosa"

Al ahondar sobre el tema, Muñoz mentó que "una cultura de odio es muy peligrosa. Es por eso que tenemos que hacer ese debate. Todos sentimos el odio. Y no es sólo contra el inmigrante indocumentado, sino contra la comunidad latina de Estados Unidos".

"Tenemos que nombrar y mostrar lo que está pasando. La Raza no puede quedarse callada".

publicidad

Y finalizó: "Cada comunidad en este país tiene que entender que un ambiente de odio le hace daño a Estados unidos, quiebra lo que nos une con otras comunidades. Un ambiente de odio le hace mucho, mucho daño y no debemos permitirlo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad