publicidad

La Raza exige reforma amplia

La Raza exige reforma amplia

La mayor organización hispana de EU exigió freno a las redadas y advirtió millones de niños están en riesgo permanente.

La lista es larga

El Consejo Nacional de La Raza (NCLR, por sus siglas en inglés), el mayor grupo hispano de Estados Unidos, urgió al Congreso y al Gobierno del Presidente George W. Bush a que aprueben una reforma amplia de la ley de inmigración que incluya una vía de legalización pata los 12 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.

El pedido forma parte de las recomendaciones contenidas en un estudio elaborado conjuntamente con The Urban Institute y que se titula: Pagando el Precio: El Impacto de las Redadas de Inmigración Sobre los Niños de Estados Unidos y que fue dado a conocer el miércoles en Washington.

En el informe, La Raza advirtió que en el país peligran 3 millones de niños hijos de inmigrantes indocumentados si sus padres son detenidos y expulsados del país, y refirió que todos ellos son ciudadanos de Estados Unidos con plenos derechos.

Tras revisar la situación en que quedaron más de 500 niños víctimas de redadas masivas en Colorado, Nebraska y Massachussets, La Raza subrayó que todos estos pequeños "padecen trastornos mentales serios, condiciones de pobreza y desarraigo familiar" a consecuencia del arresto y deportación de sus padres.

Reforma migratoria

Para solucionar el problema de los 12 millones de indocumentados, el estudio recomendó al Congreso que debata y apruebe una reforma migratoria amplia que incluya una vía de legalización para los millones de indocumentados.

publicidad

Señaló que de persistir el actual estado de la ley de inmigración, 12 millones de inmigrantes indocumentados se encuentran en situación de riesgo de ser detenidos y deportados, y que alrededor de 5 millones de niños corren el mismo riesgo, 3 millones de los cuales son ciudadanos de Estados Unidos.

El estudio criticó el aumento de la capacidad de detención del departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) y el número de operativos para arrestar y deportar inmigrantes sin estatus en el país.

Llevados a la pobreza

Precisó el informe que la actual política federal inmigratoria no está enfocada en la solución al problema de los 12 millones de indocumentados, sino en impedir que los indocumentados trabajen y con ello afectan a millones de niños ciudadanos estadounidenses.

La Raza apuntó que la mayoría de los niños afectados por las redadas de inmigración son infantes de corta edad, a los que denominó como "los más vulnerables en nuestra sociedad".

También dijo que las redadas no estaban dirigidas a castigar a los adultos indocumentados, sino que están castigando a niños estadounidenses.

Los puntos críticos

Como puntos graves en la investigación, La Raza resaltó la separación de padres de sus hijos durante largos períodos de tiempo y el "arrojo a la pobreza" de miles de familias afectadas por las redadas.

publicidad

Agregó como factor preocupante "el miedo y el terror" que se apoderaron de miles de familias en todo el país después de ejecutadas las redadas en Colorado, Nebraska y Massachussets, y criticó al gobierno federal por el silencio que guarda ante el padecimiento de millones de niños estadounidenses.

"Hay comunidades enteras con miedo y se miedo provoca traumas a los niños, quienes experimentan síntomas de la depresión, ansiedad y casos extremos de estrés post traumático", se lee en el informe.

Presas del pánico

La Raza y The Urban Institute hacen hincapié en que la mayoría de los afectados no acuden en busca de ayuda para aliviar los daños causados por las redadas debido al miedo a ser también detenidos y deportados, y exigió al departamento de Seguridad Nacional (DHS) la elaboración de un reglamento que norme el trato a los inmigrantes detenidos durante una redada.

También recomendó a las comunidades de inmigrantes (incluyendo iglesias, grupos de ayuda y activistas comunitarios) preparar mejores capacidades de respuesta ante eventuales redadas y mecanismos para evitar el sufrimiento de los niños.

Pero resalta que la solución no es preparar respuestas a planes antiinmigrantes ejecutados por el gobierno, sino revisar las actuales políticas y reanudar el debate migratorio para modificar la ley vigente y darle oportunidad a los inmigrantes indocumentados a que legalicen su estadía en el país.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad