publicidad

KKK lanza panfleto en Virginia

KKK lanza panfleto en Virginia

El Ku Klux Klan se sumó al debate sobre inmigración indocumentada en el norte de Virginia. Lanzó panfleto amenazante.

Lluvia de mensajes

El Ku Klux Klan se sumó el jueves al debate sobre inmigración indocumentada en el norte de Virginia, distribuyendo panfletos que han sido condenados por personas en ambos bandos sobre el tema, reportó The Associated Press.

El KKK, con sede en Compton, Arkansas -uno de los muchos grupos racistas que utiliza el nombre-, dejó los panfletos durante el fin de semana a la entrada de muchas casas en la localidad virginiana de Manassas.

Los panfletos advirtieron sobre "las pandillas, drogas y pornografía" traída por los inmigrantes, dijo el director nacional de membresía del grupo, Travis Pierce.

El texto de los panfletos, según Pierce, advierte que "¡México está invadiendo Estados Unidos y pronto exigirá que le cedamos los estados sureños, agitan ya la bandera de México ante nuestras narices! ¡No están aquí para asimilarse, están aquí para formar su propia nación. Y a nos ser que nos movilicemos AHORA, lo lograrán!", dijo AP.

La ley de Prince William

Los panfletos aparecieron dos meses después de que el condado Prince William, que rodea Manassas, aprobara una ordenanza antiinmigrante.

El 10 de julio la junta de supervisores de Prince William aprobó por unanimidad una resolución para negar a ciertos inmigrantes el acceso a los servicios comunitarios disponibles.

Una de las medidas exige que todos los funcionarios de agencias gubernamentales y el personal de las distintas dependencias del gobierno local verifiquen si los extranjeros que hacen uso de los servicios del condado viven legalmente en Estados Unidos.

publicidad

También ordena que los agentes de las policías locales investiguen el estatus migratorio de cualquier persona detenida por haber violado una ley estatal o una ordenanza del condado, independientemente del “origen nacional, la etnia o la raza" del individuo.

La nueva ley otorga al personal del condado 90 días para completar un estudio de los servicios que podrían negarse a los indocumentados y cómo podría implementarse tal programa.

Boicot y manifestación

Algunos grupos hispanos han protestado por la medida con un boicot a ciertos comercios y una marcha. Además, piensan realizar una huelga la próxima semana.

El grupo que encabezó las protestas, Mexicanos Sin Fronteras, dijo que los panfletos demuestran que la resolución del condado ha creado "un ambiente hostil a las personas de color".

"En los últimos meses, la retórica contra la inmigración ha emanado de las bocas de ciudadanos y políticos, y abrió la puerta a organizaciones racistas que comparten sus objetivos", dijo el grupo en una declaración.

Condenan el panfleto

Sin embargo, el líder del grupo Ayuden a Salvar Manassas, que respaldó la resolución del condado de Prince Williams, Greg Letiecq, dijo que ocasionalmente el Klan apareció en el área mucho antes de que este grupo fuera formado.

Consideró el contenido de los panfletos como "tonto".

publicidad

"Cuando circulan noticias de que los grupos de extrema izquierda hacen mucho ruido, inevitablemente atraerá a los locos de la extrema derecha", dijo Letiecq.

"La gente en el condado de Prince William nada quieren saber del Klan", agregó.

Nadie de marcha

"Nadie se va a ir" de la ciudad Prince Willian, advirtió recientemente Ricardo Juárez, portavoz del grupo Mexicanos sin Fronteras. "Nos sentimos arrinconados y acorralados porque la reforma migratoria ha fracasado. Además, nos vemos perseguidos por leyes como ésta. Pero si preguntamos ¿qué vamos a hacer?, la respuesta unánime es que nadie se va a ir".

La reforma mencionada por Juárez era el proyecto que discutió el Senado entre el 21 de mayo y el 28 de junio.

Redactado en secreto por negociadores demócratas, republicanos y la Casa Blanca, el plan se basaba en un fuerte componente de seguridad nacional y agregaba una vía de legalización para la mayoría de los 12 millones de indocumentados que viven en el país y carecen de antecedentes criminales.

Pero demócratas y republicanos, al igual que en 2006, no se pusieron de acuerdo y abortaron el proyecto, decisión que dejó la puerta abierta a los gobiernos locales para que tomen la iniciativa y combatan por la inmigración ilegal con ordenanzas y normas municipales.

Según un informe de la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales, en los últimos dos años las legislaturas de los estados de Estados Unidos, ante la ausencia de medidas del gobierno federal sobre inmigración, han debatido 1,404 medidas y aprobado 170 leyes.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad