publicidad

Juicio a tarifas migratorias

Juicio a tarifas migratorias

Un sindicato entabló una demanda federal en contra del servicio de inmigración por excederse en el cobro de sus nuevas tarifas.

Detalles de la demanda

Un sindicato entabló una demanda federal en contra del servicio de inmigración estadounidense por excederse en el cobro de sus nuevas tarifas que entraron en vigor el pasado 30 de julio.

El Services Employees International Union (SEIU), acusó a la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) de "excederse" en su función de agencia federal y "aumentar las tarifas por encima de los costos básicos de procesamiento".

En un comunicado difundido el martes, el SEIU dijo que luego de un aumento dramático de las tarifas del trámite de ciudadanía, la USCIS "está acusada" de "cobros ilegales" por mejoras de infraestructura, subcontratistas caros "y otros errores garrafales de la agencia" que recaen sobre residentes que aspiran a convertirse en ciudadanos e inmigrantes que califican para recibir beneficios tales como visas.

"Todos (los inmigrantes) están dispuestos a pagar tarifas justas por servicios justos", comentó Eliseo Medina, vicepresidente ejecutivo de SEIU. "Pero la USCIS presta un mal servicio a un precio exorbitante".

Que lo demuestre

El directivo agregó: "Para un gobierno que dice promover la integración y una vía al sueño americano, la decisión de USCIS de agobiar a esforzados inmigrantes respetuosos de la ley con los costos de su propia incompetencia es vergonzoso".

publicidad

La USCIS "ha prometido muchas veces dar un servicio de mayor calidad de manera más oportuna y cada vez ha incumplido su promesa", dijo Stephen Manning, un miembro del Immigrant Law Group, uno de los abogados que participa en la demanda.

El servicio de inmigración estadounidense "tiene que demostrar que puede cumplir realmente con sus promesas de gobierno eficiente y pasar por el proceso legal de recurrir al Congreso antes de imponerles este tipo de aumento tributario a los residentes", añadió.

La USCIS no opinó sobre la demanda.

"No podemos hacer comentarios sobre acciones legales", dijo el martes a Univision Online Dan Kane, portavoz nacional de la agencia federal.

Los nuevos precios

El pasado mes de febrero el departamento de Seguridad Interna (DHS, por sus siglas en inglés), ministerio que regula el funcionamiento de la USCIS, anunció un incremento promedio del 69 por ciento a las tarifas del servicio de inmigración, las que entraron en vigor el 30 de julio.

La USCIS argumentó que el aumento le permitirá mejorar la calidad de la atención a sus clientes y acortar los tiempos de espera.

El anuncio causó que en los primeros ocho meses del año fiscal 2007 (de octubre a junio) la agencia recibiera 711,538 nuevas solicitudes para la ciudadanía, cifra casi igual que la registrada en todo el año fiscal 2006.

Después del anuncio la USCIS sometió la propuesta al comentario público y recibió, dijo, más de 4 mil recomendaciones y que todas ellas fueron "revisadas exhaustivamente".

publicidad

Servicio del siglo XXI

En mayo la USCIS precisó que el alza le permitirá construir el nuevo servicio del siglo XXI y estimó que el incremento de tarifas era justo para los clientes y vital para la nación, para tener un servicio nacional de inmigración seguro y eficaz.

A partir del 30 de julio la solicitud de la naturalización (Formulario N-400) subió de $330 a $675, sin incluir el pago de toma de huellas digitales y fotografía, que subió de $70 a $80.

A su vez, el costo para la residencia permanente aumentó de $395 a $1,010 (incluyendo huellas y fotografía digital), mientras que la remoción de condiciones de un residente (Formulario I-829) aumentó de $475 a $2,930.

La petición de ciudadanía (Formulario N-400) se incrementó de $330 a $675, y el costo de las apelaciones del servicio de inmigración (Formulario I-290B) subió de $385 a $585.

Estas tarifas no incluyen los $80 dólares exigidos por el gobierno para la toma de datos biométricos (huellas dactilares y fotografía) y tampoco incluyen los servicios de abogados que ayudan a preparar las solicitudes.

Peticiones atrasadas

El SEIU dijo que a pesar de las justificaciones dadas por el gobierno la USCIS no ha podido demostrar cómo las nuevas tarifas mejorarán el manejo de los seis millones de solicitudes de ciudadanía y visas que recibe cada año, así como los más de 3.5 millones de solicitudes que actualmente están atrasadas.

publicidad

"Francamente aún tenemos que recibir una buena explicación de por qué estamos viendo un salto exponencial de las tarifas de estos servicios", dijo Medina.

El sindicalista agregó: "En 1998 postular a la ciudadanía estadounidense costaba $95, pero hoy que la tecnología ha abaratado casi todos los servicios de procesamiento la USCIS cobra más de $675".

"Hemos esperado demasiado el arreglo de los servicios del USCIS como para permitirles ahora el plan de inyectarles dinero a los problemas", acotó.

El SEIU representa a más de 1.9 millones de afiliados en Estados Unidos. Pineros y Campesinos Unidos del Noroeste (PCUN), unión de trabajadores agrícolas, de viveros y forestales del estado de Oregon son los principales demandantes del pleito en contra de la USCIS.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad