publicidad

Juez anuló ley antiinmigrante

Juez anuló ley antiinmigrante

Un año y medio después que Farmers Branch prohibió los alquileres a indocumentados, un juez federal revirtió la ordenanza.

Detalles del fallo

FARMERS BRANCH, Texas - Un año y medio después de que el Concejo Municipal de Farmers Branch, Texas, aprobara una ley que prohíbe a los propietarios alquilar sus negocios y casas a inmigrantes indocumentados, un juez federal dictaminó que la ordenanza -respaldada por un referendo- es inconstitucional.

Sólo el gobierno federal puede regular la inmigración indocumentada en Estados Unidos, concluyó el miércoles el juez federal de distrito Sam A. Lindsay, reportó The Associated Press.

La ciudad no sometió el asunto al gobierno federal, violando la cláusula de supremacía en la constitución, que le permite al gobierno del país desplazar a leyes locales, agregó el magistrado.

Bill Brewer, que representaba a los operadores de complejos de apartamentos que se oponían a la norma y que acudieron a la corte para anular la ordenanza, cantó victoria.

"Es un buen día, no sólo para mis clientes", señaló a The Associated Press. "Es un buen día para la gente que piensa con claridad en torno a cuál es el papel adecuado de los gobiernos municipales en el debate migratorio".

No habrá apelación

Representantes de la ciudad dijeron que habían anticipado el desenlace.

Las autoridades municipales no tienen planes de apelar el fallo porque ya ha dejado de buscar el cumplimiento de la ordenanza y la ha reemplazado con otra estrategia.

publicidad

"Estamos decepcionados pero no muy sorprendidos", dijo Michael Jung, uno de los abogados de la ciudad.

Historia de la ley

En noviembre de 2006 el concejo municipal de Farmers Branch aprobó por unanimidad una serie de medidas antiinmigrantes, una de las cuales prohíbe a los propietarios de empresas que contraten indocumentados, y el alquiler de propiedades a extranjeros sin estatus legal de permanencia en el país.

Otro de los reglamentos hizo del inglés el idioma oficial de la localidad, mientras que una tercera ordenanza concedió poderes extraordinarios a la policía local para que investigue si sospechosos bajo custodia son indocumentados.

Además de autorizar a las policías para arrestar a indocumentados, Tim O'Hare, concejal quien lideró la batalla para controlar la inmigración indocumentada en Farmers Branch, sugirió que los indocumentados no tengan acceso a servicios de salud públicos y que sus hijos no estudien en las escuelas públicas.

Según el concejal, no es el único que quiere castigar a los "que infringieron la ley al cruzar la frontera sin documentos, sino que hay una buena parte de la población de mi ciudad que exige que se actúe al respecto".

Ley aprobada en 1996

Activar la Sección 287(g) y autorizar a los departamentos de policías municipales y estatales para que su personal ejerza funciones como agentes de inmigración forma parte de un plan ideado por el departamento de Justicia tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

publicidad

La ley de inmigración de 1996 permite que el servicio de inmigración llegue a acuerdos con autoridades estatales y locales para que la policía realice este tipo de funciones.

John Ashcroft, secretario de Justicia en 2001, explicó en esa oportunidad que el plan forma parte de la lucha antiterrorista dirigida por el gobierno de Washington.

En al menos 44 estados

El debate de leyes antiinmigrantes en los estados se incrementó a partir del 3 de junio de 2006, cuando el Congreso canceló la convocatoria del Comité de Conferencia que armonizaba dos leyes de inmigración, una de las cuales legalizaba a la mayoría de los 12 millones de indocumentados que vivían en Estados Unidos.

La negativa, comandada por los republicanos del Senado y la Cámara de Representantes, activó el sentimiento antiinmigrante en los estados y ciudades, quienes comenzaron a aprobar iniciativas por su cuenta bajo el argumento de que el gobierno federal no hacía mucho para controlar el problema de la inmigración ilegal.

A la fecha han sido aprobadas al menos 100 leyes u ordenanzas antiinmigrantes en 44 estados. Pero la mayoría de ellas, como el caso de Farmers Branch, han sido anuladas por las cortes debido a que violan la constitución de Estados Unidos.

El último estudio

Un estudio dado a conocer a finales de abril en Washington D.C. resaltó el despliegue sin precedentes de más de 1,100 proyectos de ley antiinmigrantes (debatidos en 44 estados) durante el primer trimestre de 2008.

publicidad

Durante el desarrollo del Fórum de Primavera de la Conferencia Nacional de Legisladores (NCSL, por su siglas en ingles), esta organización bipartidista presentó un nuevo informe que subraya las crecientes medidas legislativas inmigratorias emprendidas por los estados.

El estudio mostró que la mayoría de las legislaciones aprobadas están dirigidas a tratar el cumplimiento de las leyes, el empleo, así como las licencias de conducir y otro tipo de documentación, tanto de inmigrantes legales como de aquellos que se encuentran sin papeles de estadía legal en territorio estadounidense.

Responsabilizan al Congreso

"Tal y como sucedió el año pasado, -señala el informe- el creciente número de medidas inmigratorias demuestran la buena disposición de los estados a responder los asuntos que conciernan a la población en un momento en el que el Congreso no se preocupa".

El reporte indica que los diferentes estados presentaron 1,562 medidas legislativas sobre inmigración, 240 de las cuales se convirtieron en ley en 2007.

El año pasado la NCSL reportó que entre 2095 y 2007 más de 1,400 proyectos de ley antiinmigrantes fueron discutidos en varios estados, y que de ellas se aprobaron unas 180 leyes.

En resumen, las ordenanzas prohíben a los propietarios alquilar casas y negocios a indocumentados y otorgan poderes extraordinarios a policías locales para ejercer funciones como agentes de inmigración.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad