publicidad

Iowa consternada tras redada

Iowa consternada tras redada

El arresto de casi la mitad de la población hispana de Postville afectó tanto a los negocios como la fe de los hispanos.

Estaban preparados

DENVER, Colorado - El arresto de casi la mitad de la población hispana de Postville, al noreste de Iowa, durante una redada de inmigración, afectó tanto a los negocios como la fe de los hispanos del área, según dirigentes latinos de la zona.

"La comunidad está pasando por momentos de incertidumbre e histeria. Por eso les pido que mantengan la calma y que tengan conciencia de la presencia de Dios", dijo por teléfono el reverendo José Luis Comparan, de la Iglesia Reina de Paz, en Waterloo, a unos 125 km al suroeste de Postville.

El religioso dijo que desde que los agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) establecieron un puesto de comando en Waterloo, a principios de este mes, los hispanos comenzaron a anticipar la posibilidad de la redada, por lo que "se hicieron planes, especialmente para evitar que quedasen niños desamparados".

"Le pedimos a la gente que conozco y que se informe de sus derechos, pero también los instamos a que tengan un documento de transferencia de tutela, debidamente para que sus hijos se queden al cuidado de un familiar o de una persona de confianza", comentó Comparan.

Pagaron por adelantado

Ante la inminencia del operativo del ICE, la iglesia, dijo el sacerdote (católico) también ayudó a varias familias planificar el pago por adelantado de la renta y de los servicios públicos.

publicidad

"Desde hace mucho tiempo les enseñamos a ahorrar para contar con ese dinero", explicó.

Comparan y otros líderes latinos de Waterloo mantuvieron la semana pasada una serie de reuniones con dirigentes comunitarios y funcionarios públicos de la zona, para expresar su "profunda preocupación" por las tensiones causadas por la presencia de numerosos agentes del ICE.

"Les dijimos a esos dirigentes que los inmigrantes son honrados y trabajadores, gente familia que sólo busca una oportunidad de trabajo", sostuvo.

"Nos afectan a todos"

"Estas redadas nos afectan a todos, inmigrantes o no, con papeles o sin ellos. Las redadas afectan a los negocios, las familias y las comunidades. La redada de ayer desestabilizó una ciudad entera", agregó.

Tanto en Postville, donde se produjeron ayer los arrestos, como en Waterloo, donde se alojan los hombres detenidos en el operativo, "los hispanos comenzaron a acudir a Dios y a reunirse para orar, tanto en las iglesias como en las casa", aseveró Comparan.

Por el momento, Comparan tiene una sola prioridad: proveer comida a las familias afectadas por el operativo.

Buscan cómo ayudar

En Postville, Paul Real, director del Ministerio Hispano en la Parroquia Santa Brígida, comparte esa misma prioridad.

Real comentó que cerca de 400 latinos llegaron a la parroquia para buscar información sobre familiares y amigos detenidos y, en algunos casos, para obtener los servicios de un abogado que represente a sus hijos en caso de que los padres fuesen detenidos.

publicidad

"Estamos trabajando para darle ropa, comida y alojamiento a 400 personas, y para compartir información sobre sus derechos", dijo Real.

Según datos provistos por el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, más de 300 personas fueron arrestadas en el operativo realizado desde las 5 de la mañana del lunes en el frigorífico Agriprocessors (la mayor planta procesadora de carne kosher en el mundo).

Casi 50 personas quedaron en libertad "por razones humanitarias", pero seguirán procesadas.

Redada sin precedente

Dado que, de acuerdo con estadísticas de la Oficina del Censo, en Postville los hispanos representan un 20 por ciento de los 2,500 habitantes de esta ciudad, el operativo del ICE significó la detención de la mitad de la población latina local, y, además, la tercera parte de la fuerza laboral de Agriprocessors.

Como consecuencia, los dos principales negocios hispanos de Postville, el Restaurante Sabor Latino y la Panadería y Pastelería Postville, cerraron sus puertas, desconociéndose cuándo volverá a operar o si lo harán.

Lo mismo sucedió en Waterloo, donde varios empleados del Restaurante Mexicano La Placita, incluida su dueña, no se presentaron a trabajar.

Futuro incierto

En Postville, un hombre hispano, que pidió no ser identificado, dijo que temía que los apartamentos que él renta y administra ahora quedasen vacíos, haciéndolo quizá perder su única fuente ingresos.

publicidad

Por su parte, Real, confirmó que su congregación trabajó "todo el día, hasta la noche" junto con David Strudhoff, superintendente de las Escuelas Públicas de Postville, para asegurarse que cada uno de los niños latinos de esas escuelas tuviese un padre o un adulto que lo cuidase.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En su primer mitin político desde que asumió la presidencia, Trump arremetió contra la prensa, su oposición política, entre otros. Sus seguidores aseguran que el mandatario cumplirá todas sus promesas de campaña.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
Una actividad cotidiana, como ir al supermercado, ahora es un riesgo que Jose Reza no puede darse el lujo de tomar. La sola posibilidad de que la policía pueda compartir información con las agencias de inmigración tiene en alerta a las comunidades de inmigrantes, sobre todo en las universidades.
publicidad