publicidad

Inmigrantes tuvieron miedo

Inmigrantes tuvieron miedo

Tensiones étnicas en el condado de San Diego se vieron exacerbadas durante los recientes incendios forestales.

Muro, redadas, arrestos

SAN DIEGO, California - Tensiones étnicas en el condado de San Diego se vieron exacerbadas durante los recientes incendios forestales, lo que ocasionó que inmigrantes experimentaran miedo y dificultades para obtener ayuda, denunció un reporte.

El informe "El estado de los derechos humanos y civiles de las comunidades migratorias en el condado de San Diego durante los incendios de octubre de 2007" fue elaborado por nueve organizaciones de defensa de derechos civiles del área de San Diego.

"Desde los muros fronterizos hasta las redadas que se enfocan en el transporte público, y más recientemente las operaciones en el medio de la noche de alto perfil, San Diego está en el centro de las políticas de inmigración.

El estatus de inmigrantes los predispone a un tratamiento desigual", consideró el reporte.

Semana crítica

Esta situación se agudizó durante la semana del 22 de octubre, indicó el informe, pues lo que comenzó como una percepción y luego fue confirmado en casos individuales fue que inmigrantes recibieron "un trato injusto por parte de agencias de aplicación de la ley".

Entre los múltiples casos reportados se encuentran el de una mujer hispana a la que en el Estadio Qualcomm le fueron negados artículos para su bebé, entre ellos un coche y pañales, y quien luego vio que sí se les entregaban a otras personas blancas, y en la localidad de Ramona, donde se negó comida, agua y otros artículos de emergencia a residentes latinos.

publicidad

Pese a la ayuda recibida por tanto el gobierno, agencias sin fines de lucro e individuos, "numerosos sectores de la comunidad de San Diego recibieron un trato desigual o ninguna ayuda.

Respuesta "inapropiada"

En algunos casos, la respuesta gubernamental fue inapropiada o errónea, lo que llevó a abusos de derechos humanos y civiles", indicó el reporte.

Por miedo de ser detenidos, los inmigrantes se abstuvieron de buscar ayuda, debido a la presencia de unidades de agentes de inmigración en sus comunidades.

"Estos miedos fueron sustanciados cuando una familia buscando refugio en el Estadio Qualcomm fue injustamente blanco del Departamento de Policía de San Diego, quien la detuvo contra su voluntad pese a no haber cometido un crimen, y luego los entregó a la Patrulla Fronteriza para su eventual deportación", asegura el reporte.

Exigen nuevo reglamento

Entre las principales recomendaciones del informe se encuentran el que las agencias del orden desarrollen una política clara que prohíba a la policía el colaborar con autoridades de inmigración durante desastres naturales o ambientales, además de evitar que autoridades de inmigración colaboren en actividades de auxilio.

Además, recomendaron que autoridades consulares presionen para que las convenciones internacionales de derechos humanos sean ratificadas por Estados Unidos a fin de garantizar protecciones básicas para todos los habitantes, junto a la implementación de un sistema de comunicación multilingüe entre autoridades de gobierno y organizaciones comunitarias.

publicidad

También pidieron que el Departamento de Relaciones Industriales de California y autoridades federales investigue a granjeros de San Diego, a quienes se acusa de amenazar con el despido a trabajadores que necesitaban ser evacuados.

Atención médica

Las organizaciones pidieron que los Servicios de Salud y Humanos del Condado de San Diego proporciones atención médica inmediata para que las familias de trabajadores agrícolas migratorios puedan recibir diagnóstico y ser tratadas por complicaciones sufridas a causa de contaminantes residuales causados por los incendios.

Es necesario también, de acuerdo al informe, explorar el desarrollo y construcción de viviendas para trabajadores agrícolas migratorios en el condado, además de que se provea de entrenamiento sobre sensibilidad cultural para las agencias a nivel local, estatal y federal a cargo de proveer ayuda de alivio humanitario durante desastres, y que éstas se preparen para proporcionar ayuda en diferentes idiomas, con un número adecuado de traductores.

También pidieron que agencias locales, estatales y federales se pongan en contacto con organizaciones de defensa de derechos civiles a fin de que éstas puedan instalar puestos informales de consejería en albergues, centros para evacuados y sitios de ayuda a fin de recibir quejas de quienes hayan sido maltratados durante el proceso de auxilio.

Entre las agencias que elaboraron el estudio se cuentan la Coalición para la Justicia, Paz y Dignidad de Vista, el Comité de Derechos Humanos de City Heights, el Comité de Derechos Humanos Digna Ochoa, el Frente Indígena de Organizaciones Binacionales, los Mexicanos en Defensa del Pueblo Mexicano, y el Comité de Servicio de Amigos de Estados Unidos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad