publicidad

Inicia debate sobre reforma

Inicia debate sobre reforma

Por 69 votos a favor y 23 en contra, el Senado de EU aprobó reanudar el debate de la reforma migratoria.

Extendido hasta junio

Cuatro días después de anunciado un acuerdo bipartidista de reforma migratoria -que cuenta con el aval de la Casa Blanca-, el pleno del Senado de Estados Unidos aprobó el lunes por 69 votos a favor y 23 en contra formalizar el inicio del debate de la reforma migratoria que incluye una compleja vía de legalización para millones de indocumentados.

El líder del Senado, Harry Reid (dem[ocrata de Nevada), dijo después de la votación que el debate se extenderá hasta junio, extensión que le permitirá a la Cámara Alta disponer de más tiempo para ldebatir los cambios a la ley de inmigración estadounidense.

"El país se lo merece", dijo Reid en una breve alocución.

Antes del voto del lunes se había anunciado que el debate iba a dilatar hasta el último lunes de mayo, coincidiendo con la celebración del Día de los Veteranos de Guerra.

Temen guerra de enmiendas

Vanessa Cárdenas, especialista de inmigración del Center for American Progress, en Washington, pronosticó "una gran pelea" a partir de hoy, con una multiplicación de enmiendas de parte del sector más conservador de los republicanos y de los demócratas decepcionados por el proyecto.

En el Partido Republicano de Bush, a su vez, muchas voces ya se elevaron para denunciar lo que llaman una "amnistía" para unos 12 millones de indocumentados que viven actualmente en Estados Unidos y que podrían ser regularizados si cruzaron la frontera antes del pasado 1 de enero.

publicidad

El secretario de Comercio, Carlos Gutiérrez, cuya familia llegó a Estados Unidos desde Cuba cuando él era un niño, aseveró que la reforma no implica una "amnistía", y que parar obtener el estatus legal, los inmigrantes pagarán multas y sus antecedentes serán investigados.

"Tengo la impresión de que para algunas personas, la única cosa que no sería amnistía es la deportación masiva", dijo Gutiérrez, al destacar que eso "no creemos que sea práctico, ni lógico, ni humano y dañaría la economía estadounidense".

Gutiérrez participó en la comisión que elaboró el documento de propuesta.

Complicados requisitos

El plan favorece a los indocumentados que se encuentran en el país desde antes del 1 de enero de 2007, siempre y cuando cumplan una serie de requisitos y se dé cumplimiento a un vasto programa de seguridad fronteriza.

En la víspera, grupos nacionales de apoyo a los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos habían advertido preocupaciones por el plan, y recalcaron que éste no garantiza la unidad familiar e impone multas y obligaciones difíciles de cumplir para miles de extranjeros que viven en la clandestinidad.

El proyecto de reforma votado este lunes prioriza la seguridad nacional, exige que los empleadores verifiquen el estatus de todos y cada uno de sus trabajadores y obliga a que cada trabajador presente documentos de identidad imposibles de alterar y fácilmente verificables.

publicidad

Los beneficiarios podrán traer a sus familiares inmediatos (cónyuge e hijos menores de 21 años solteros) "si tienen los recursos económicos para mantenerlos y si tienen seguro médico", advierte el programa.

Qué dijo la Administración

La Casa Blanca reconoció poco antes del debate que el proceso legislativo va a ser muy difícil.

"Todavía hay que recorrer un camino muy largo y esperamos llegar hasta el final", explicó el portavoz de la Presidencia, Tony Fratto, cuando se dio a conocer el documento base de reforma migratoria.

Pero el ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich, que podría lanzarse como candidato para las presidenciales de 2008, vaticinó que la reforma "es una gran fantasía del gobierno sin esperanzas de volverse realidad".

Después del voto del lunes, el proyecto debe ser aprobado por el Senado y debatido en la Cámara de Representantes, donde los demócratas tienen mayoría absoluta.

Luego de ser compaginadas las dos versiones, se someterá el resultado al voto otra vez de ambas cámaras.

Las dudas de La Raza

El Consejo Nacional de La Raza, la principal organización hispana de Estados Unidos, dijo elogiar el plan tripartita pero advirtió que el proyecto debe incluir un camino a la ciudadanía para todos los indocumentados que "trabajan y participan activamente en sus comunidades".

publicidad

La organización resaltó el trabajo de la comisión tripartita y los esfuerzos por retomar el debate cuanto antes en el Congreso, y apuntó que "una reforma migratoria no podrá ser exitosa si no provee un camino a la ciudadanía" para los 12 millones de indocumentado que viven en Estados Unidos.

"Esta propuesta contempla este elemento tan importante y este debate es el primer paso para que sea un hecho", afirmó Janet Murguía, presidenta de La Raza. "Por fin, este debate se dará lugar en el Senado", agregó.

Murguía dijo además que los latinos de Estados Unidos, "al igual que los estadounidenses, están ansiosos por ver al Congreso hacer realidad la reforma migratoria y estamos contentos de que este proceso vaya a comenzar".

Cinco semanas de debate

El acuerdo de reforma migratoria fue elaborado tras cinco semanas de arduas negociaciones entre demócratas, republicanos y la Casa Blanca.

Las tres partes reconocieron que el proyecto no es una amnistía y apunta a que los beneficiarios “pasen por un periodo de prueba” antes de obtener la residencia permanente (tarjeta verde o green card).

"Una vez que se cumpla con los parámetros de seguridad fronteriza y cumplimiento de la ley, estos deben someterse a una investigación de antecedentes, permanecer empleados y libres de antecedentes penales, pagar una multa de $1 mil y recibir una tarjeta de identidad biométrica imposible de falsificar para solicitar una visa de trabajo o visa tipo Z", indica.

publicidad

Al cabo de unos años, las personas con una visa Z "podrán solicitar una tarjeta de residencia, pero sólo tras pagar una multa adicional de $4 mil" en la embajada de Estados Unidos de su país de origen, precisa el documento.

Inglés será obligatorio

El documento base de debate de la reforma aprobado por el Senado indica que los indocumentados que se encuentran en Estados Unidos desde antes del 1 de enero de 2007 deberán además cumplir con los requisitos de aprendizaje acelerado de inglés; ponerse en la fila y esperar a que se tramiten los casos pendientes, y demostrar merito conforme a un sistema de puntos basado en el mérito.

El plan declara que el inglés es el idioma oficial de Estados Unidos y dispone que el gobierno de Washington lo conserve y mejore, y además obliga a que muchos inmigrantes aprendan inglés de manera acelerada.

También contempla que la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) incluya dentro de sus objetivos la coordinación de programas de asimilación, y que la Secretaria de Educación ofrezca por internet un programa gratuito de enseñanza de inglés.

Residencia por puntos

En cuanto al sistema de mérito para alcanzar la residencia, el plan crea una tabla en base a las aptitudes y atributos que aportarían los indocumentados a Estados Unidos.

Señala que a los futuros inmigrantes que soliciten la residencia permanente se les asignarán puntos según sus habilidades, educación y otras condiciones importantes para los intereses nacionales, entre ellos:

  • Capacidad de hablar inglés.
  • Nivel educativo, con puntos adicionales por capacitación en ciencias, matemáticas y tecnología.
  • Oferta de trabajo en cierta especialidad o campo de gran demanda.
  • Respaldo del empleador.
  • Vínculos familiares.
publicidad

Las peticiones familiares

El nuevo plan de reforma impide que los inmigrantes que alcancen la residencia pidan a familiares tales como padres o hermanos, exigencia rebatida por los grupos pro inmigrantes, que aseguran que la recomendación contraviene la demanda de reunificación familiar.

El documento añade que en un plazo de 8 años la USCIS acabará con los trámites pendientes de familiares y que se dará prioridad a aquellos que han esperado su turno en la fila conforme a la ley, y que las tarjetas verdes las recibirán dentro de los próximos ocho años.

Recalca que antes de poner en práctica cualquier tipo de beneficio migratorio, el departamento de Seguridad Nacional (DHS) debe primero alcanzar ciertos parámetros con respecto a la seguridad fronteriza, y que estos incluyen:

  • Construcción de vallas en la frontera con México.
  • Contratación de nuevos agentes para la Patrulla Fronteriza.
  • Mejorar y acelerar el programa de deportaciones inmediatas ("catch and return") en la frontera.
  • Mejorar el sistema de verificación de elegibilidad de empleo para procesar a todos los empleados nuevos.


Nuevos castigos

El proyecto base de debate establece además nuevas sanciones para los delitos en la frontera y otorga a la Patrulla Fronteriza herramientas adicionales para detener los cruces ilegales.

Contempla más presupuesto para la contratación de agentes federales fronterizos, nuevos equipos de vigilancia, muros y cercas, compra de nuevos vehículos para la patrulla y la instalación de nuevos sensores, radares y cámaras de vigilancia.

publicidad

También incluye recursos para que los empleadores verifiquen si los trabajadores que emplean son elegibles y puntualiza que se pondrán en vigor medidas estrictas contra el fraude y se impondrán multas altas a los empleadores que infrinjan la ley.

Asimismo, el proyecto permite que el departamento de Seguridad Nacional (DHS) y la Administración de Seguro Social intercambien información cuando los datos no correspondan, para garantizar que los inmigrantes ilegales no puedan utilizar la información del Seguro Social de estadounidenses para hacerse pasar por trabajadores legales.

Trabajadores temporales

En cuanto a los trabajadores temporales, el plan crea un programa que obligaría a los patronos a anunciar el puesto en Estados Unidos con un salario competitivo antes de contratar a un trabajador.

El proyecto otorga protección laboral adicional a los que participen en el sistema y permite que los trabajadores temporales ingresen a Estados Unidos para trabajar durante tres períodos de dos años.

Entre cada período obliga al trabajador a estar por lo menos un año fuera de Estados Unidos.

La cuota de visas temporales fijada asciende a las 400 mil, la que podrá ser reducida o aumentada dependiendo de la oferta y la demanda.

Seguro obligatorio

El nuevo sistema requiere que los trabajadores temporales demuestren que tienen seguro médico y los medios económicos para mantener a otros si quieren traer a miembros de su familia inmediata.

publicidad

Puntualiza el programa que se dará a los inmigrantes ilegales que salen de las sombras un periodo de prueba, y que durante ésta deberán someterse a una investigación de antecedentes, permanecer empleados y libres de antecedentes penales.

Cumplidos estos requisitos recibirán la visa Z, y así tendrán la oportunidad de solicitar la residencia, pero sólo después de:

  • Pagar una multa adicional de $4 mil,
  • Ponerse al final de la fila y esperar a que se tramiten los casos pendientes,
  • Regresar a su país de origen para presentar su solicitud de tarjeta de residencia, y
  • Demostrar que cuenta con el puntaje mínimo requerido en el sistema de puntaje.


Finalmente agrega que suspende el Sorteo de la Lotería de Visas, que cada año desde 1991 ha otorgado cada año un promedio de 55 mil residencias.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
publicidad