publicidad

Indocumentados que piden ayuda en Estados Unidos pueden ser deportados

Indocumentados que piden ayuda en Estados Unidos pueden ser deportados

Advierten que la solicitud de una ayuda pública podría significar la deportación de inmigrantes indocumentados.

Nada de beneficios

PHOENIX - La solicitud de una ayuda pública en el estado de Arizona podría significar la deportación de inmigrantes indocumentados debido a una nueva ley estatal en Arizona.

El senador estatal Russell Pearce (republicano), dijo en una conferencia de prensa que la nueva ley estatal cumple con el objetivo de prevenir que personas que no son elegibles reciban beneficios públicos, según un reporte de la Agencia Española de Noticias ( Efe).

La Liga de Ciudades y Pueblos de Arizona presentó el lunes una demanda ante la Corte Suprema de Arizona para que queden eliminadas algunas secciones de la nueva ley estatal, que obliga a los departamentos que otorgan asistencia pública a verificar el estatus migratorio de los solicitantes.

Sin ayuda médica

El pedido de eliminación incluye el programa de seguro médico conocido como Arizona Health Care Cost Containment System (AHCCCS).

Las nuevas regulaciones obligarán a los funcionarios a denunciar a los solicitantes que no tengan en regla sus documentos de inmigración, y de no hacerlo podrían ser sancionados.

En su demanda, la Liga expresó su temor a las consecuencias legales que esta nueva ley podría tener para las ciudades, que podrían ser demandas.

Estado antiinmigrante

Los inmigrantes indocumentados han sido el blanco de una serie de leyes estatales en Arizona, entre ellas la ley de sanciones de empleadores, que penaliza a los negocios que contratan inmigrantes indocumentados.

publicidad

En Arizona los estudiantes indocumentados deben pagar la matrícula académica como estudiantes extranjeros en colegios y universidades públicas.

La ola antiinmigrante de desató a mediados de 2006 cuando el Congreso Federal canceló el debate de la reforma migratoria aduciendo razones de seguridad nacional. Desde entonces, más de 1,450 leyes han sido promocionadas en al menos 35 estados y de ellas más d 100 han sido aprobadas. Pero muchas fueron eliminadas por las Cortes aduciendo que violaban la Constitución estadounidense y que la ley de inmigración sólo corresponde ejercerza al gobierno federal.

¿Qué opina de las prohibiciones de pedir ayuda en casos de necesidad o emergencia? Comente aquí.

Cuidado si pide

Pero el paso que está dando Arizona despertó la preocupación en millones de inmigrantes en Estados Unidos y organizaciones que defienden sus derechos.

El punto es que desde mucho antes del debate migratorio de 2006, los extranjeros que viven en el país no pueden transformarse en "carga pública".

La ley de inmigración vigente señala que ellos (los inmigrantes) deben generar ingresos suficientes para cubrir sus necesidades, tales como vivienda, salud, vestuario y alimentación. En caso contrario, algunos podrían incluso ser deportados.

Tenga en cuenta

Si por alguna razón un extranjero se ve obligado a pedir ayuda al gobierno, cuando tramite la residencia permanente (Tarjeta Verde o Green Card) el servicio de inmigración puede decirle que no tiene derecho.

publicidad

El Departamento de Justicia señala que ha existido confusión por parte del público para entender el significado de carga pública, y explica que las dudas son en cuanto a "la relación con el uso de las prestaciones públicas federales, estatales o locales por parte de un extranjero".

Para despejar dudas, la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) tiene publicada una guía que detalla los tipos de prestaciones que son y no son consideradas en las determinaciones de carga pública durante un trámite, por ejemplo, de residencia.

La guía oficial

El manual revela que el recibo de beneficios públicos puede o no afectar a los extranjeros según las disposiciones de "carga pública" que figuran en las leyes de inmigración.

Por ejemplo, quienes tramitaron la residencia pero todavía no reciben la Tarjeta Verde, no serán considerados como carga pública si piden y reciben los siguientes beneficios:

  • Atención de salud, incluidos los programas Medicaid, CHIP (Programa de Seguro de Salud para los Niños), atención prenatal u otro tipo de atención médica gratuita o barata en consultorios, centros de salud comunitarios u otras instituciones (que no sea la atención a largo plazo en un hogar de ancianos o institución de esa índole).
  • Programas de alimentos tales como Food Stamps (cupones para la compra de alimentos), WIC (Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Recién Nacidos y Niños), comidas escolares u otro tipo de asistencia alimenticia.
  • Programas no monetarios tales como vivienda pública, servicios de guardería, ayuda en materia de energía, socorro en caso de desastre, programa preescolar educativo y cultural Head Start, ni asesoramiento o capacitación en el trabajo.

publicidad


Ayudas peligrosas

Sin embargo, la agencia advierte que, al emitir la residencia "puede considerar" si el extranjero recibe los siguientes beneficios:

  • Asistencia social monetaria tal como el Supplemental Security Income (Ingreso de Seguridad Suplementario), TANF (Asistencia Temporal Monetaria para las Familias Necesitadas) o cualquier tipo de asistencia general por parte de los gobiernos estatales.
  • Algunas atenciones de largo plazo tal como la residencia en un hogar de ancianos o institución de salud mental por cuenta del gobierno.

Abogados consultados por Univision.com recomendaron que si un extranjero pidió ayuda pública, antes de cualquier trámite con el servicio de inmigración "tiene que buscar consejo legal".

Las excepciones

La USCIS asegura que no considerará los programas de asistencia social monetaria, ni los programas no monetarios recibidos por los hijos u otros familiares del extranjero para fines de carga pública, a menos que la asistencia social monetaria sea la única forma de subsistencia familiar.

En cuanto a los residentes que ya tienen la Tarjeta Verde, estos no pierden la visa si ellos, sus hijos u otros familiares se benefician de ayudas tales como atención de salud, alimentos u otros programas no monetarios.

La agencia advierte, sin embargo, que si un residente permanece por más de seis meses fuera del país, al regreso puede ser preguntado si recibe beneficios públicos.

publicidad

"En muy raras circunstancias", esas personas podrían ser  deportadas, dice la agencia.

No corren peligro

Los extranjeros no sujetos a ser considerados carga pública son los asilados y los refugiados. Ellos pueden recibir cualquier beneficio público, incluidos atención social monetaria, asistencia de salud, programas de alimentos y otros programas no monetarios, sin perjuicio de sus posibilidades de obtener la Tarjeta Verde.

"A ellos no les pueden exigir que demuestren cómo van a subsistir en el país. Muchos de ellos vienen sin nada, buscando la protección de sus vidas y el gobierno, una vez que les concede la protección, asume la responsabilidad por su bienestar", dijo el abogado José Pertierra.

El gobierno de Washington aclaró que los ciudadanos o residentes que hayan recibido asistencia "pueden patrocinar" la petición de visa de familiares inmediatos.

Pedidos con aval

Sin embargo, precisa que los patrocinadores deben presentar una Declaración Jurada de Sustento en la que indiquen que tienen suficiente dinero (solos o con un copatrocinador) para sostener a sus familiares a un 125 por ciento del nivel de pobreza.

"Si el patrocinador de una visa de residencia no genera ingresos suficientes, las autoridades permiten la presencia de un aval o copatrocinador, quien debe probar que sus ingresos son superiores a los del peticionario", señaló Pertierra. "A él tampoco le afecta si alguna vez pidió asistencia".

publicidad

A los residentes que ya tienen una tarjeta verde no se les puede negar la ciudadanía estadounidense por el hecho de recibir lícitamente cualesquiera beneficios públicos a los que tengan derecho, dijo USCIS.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad