publicidad

Hispanos de EU se alistan para trabajar con Obama

Hispanos de EU se alistan para trabajar con Obama

Dos reconocidas organizaciones hispanas dijeron estar listas para trabajar con la nueva administración del presidente electo.

Los temas clave

MIAMI - Dos reconocidas organizaciones hispanas dijeron estar listas para trabajar con la nueva administración del presidente electo Barack Obama a partir del 20 de enero de 2009. Además, indicaron que confían en que se pueda "reparar" el sistema migratorio para encontrar una solución a los 12 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.

El Consejo Nacional de La Raza (NCLR) y el Foro Nacional de Inmigración (NFI) manifestaron confianza en el nombramiento de los equipos de transición de Obama y resaltaron el papel que algunos integrantes han desempeñado en función de temas clave que afectan y preocupan a la comunidad hispana.

Sobre el nombramiento del congresista Rahm Emanuel (demócrata de Illinois) como Jefe de Gabinete del nuevo gobierno, Janet Murguía, presidenta y gerente general de La Raza, dijo que "por experiencia propia, puedo decir que él es un estratega extraordinario y tiene un gran don para resolver asuntos difíciles".

"Rahm es incomparable en el análisis del clima político, y es un gran legislador y estratega. No siempre estuvimos de acuerdo cuando trabajamos juntos en la Casa Blanca (durante la administración Clinton), pero siempre lo he respetado por su habilidad para conseguir que se haga el trabajo", agregó Murguía.

Revisión de políticas

A su vez, Ali Noorani, Director Ejecutivo del NFI, favoreció y dijo tratarse de un buen anuncio la revisión del papel de las agencias, regulaciones y políticas gubernamentales "para así identificar cuáles acciones se pueden tomar a nivel administrativo para empezar a mejorar las prácticas del gobierno", entre ellas las actuaciones del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

publicidad

"No pudo llegar a mejor hora la promesa del equipo de transición del Presidente electo de dejar a un lado aquellas prácticas de organismos gubernamentales que son contradictorias a su visión de cambio", dijo Noorani.

"Nuestro actual sistema de inmigración es profundamente defectuoso y, aunque se requiere una legislación para asegurarse de que exista una reforma permanente, cambios necesarios a nivel administrativo son un buen comienzo", agregó.

Además de seguridad fronteriza, verificación de empleo y legalización, ¿qué debería incluir la reforma migratoria? Comente aquí.

Fustigan las redadas

Sobre el tema de las redadas y las deportaciones, Noorani indicó que "las estrategias de sólo deportación y mano dura del DHS y de la Oficina de Aduanas y Control de Fronteras (ICE) en los últimos años, no son más que un agobio para los trabajadores indocumentados y sus familias", y que éstas prácticas "han aterrorizado a comunidades inmigrantes legales y han degradado los derechos fundamentales del debido proceso".

"Incluso la Presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (demócrata de California) reconoce que la ejecución irresponsable de las redadas no es una solución eficaz para enmendar nuestro sistema de inmigración", subrayó Noorani, y añadió que la nueva administración "tendrá varias oportunidades para cambiar el curso de la política migratoria sin tener que esperar por acciones del Congreso".

publicidad

El Foro precisó que "con un solo trazo, el presidente electo Obama puede disminuir los excesos y despilfarros del gasto público de la última Administración (de George W. Bush), enfocándose en medidas razonables de seguridad que protegen auténticamente a todos los inmigrantes y estadounidenses".

"Otro cambio que será bienvenido es el nombramiento de un(a) Secretario(a) de DHS y Secretario(a) Asistente de ICE que valore y respete las contribuciones de los inmigrantes y la inmigración" a Estados Unidos, apuntó Noorani.

Debates inconclusos

Entre 2005 y 2007 el Congreso debatió en dos ocasiones una reforma a la ley de inmigración sin llegar a un consenso bipartidista.

En el último debate, entre marzo y junio del año pasado, en el que también participó la Casa Blanca, se debatió un programa de legalización que a grandes rasgos favorecía a indocumentados que carecían de antecedentes criminales y cada favorecido pagara multas de hasta $13,500.

A la preocupación de la reforma migratoria los grupos hispanos de estados unidos agregan la crisis económica que pudiera desplazar el debate de la legalización.

Murguía dijo que el clima político y económico presentará retos y oportunidades importantes para la Administración de Obama en el alcance de las metas clave de política interior, y aseguró que si bien "estos son tiempos desafiantes, es vital que el presidente electo se rodee de asesores fuertes con experiencia en diversas áreas, y que sean individuos con la capacidad de actuar para resolver las necesidades más críticas del país".

publicidad

El voto hispano

La presidenta del NCLR resaltó el impacto del voto latino en la elección presidencial del 4 de noviembre y dijo que "esto demuestra nuestro deseo por trabajar en conjunto con esta Administración para resolver las principales preocupaciones como la economía, el cuidado de salud, y la reforma migratoria".

La Raza estimó que en 2008 el número de votantes hispanos creció 32 por ciento en comparación con el número registrado en la elección de 2004, y dijo que parte del éxito obedeció a la campaña Ya Es Hora: Ciudadanía.

"A través esta campaña de servicio público sin precedente diseñada para ayudar a los residentes legales permanentes a convertirse en ciudadanos y en futuros votantes, el NCLR y sus socios, entre ellos Univision, ayudó a más de 1.5 millones de personas a solicitar la ciudadanía en los últimos dos años, y proveyeron apoyo e información para que los ciudadanos participaran del proceso electoral", dijo Murgía.

Una encuesta de Zogby International dada a conocer el día de la elección, reveló que el 71 por ciento del electorado hispano favoreció al candidato demócrata Barack Obama. Un día después de los comicios, una encuesta a pie de urna del Pew Hispanic Center reveló que el 66 por ciento de los electores latinos había votado por Obama y el 32 por ciento por el candidato republicano, John McCain.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad