publicidad

Guerra a papeles falsos en EU

Guerra a papeles falsos en EU

Agencias trabajan con inmigración para evitar que indocumentados registren un vehículo o compren una póliza de seguro.

Cientos de licencias

AUSTIN, Texas - Por orden de la gobernación de Texas, varias agencias estatales trabajan con las autoridades migratorias para evitar que los indocumentados realicen ciertos trámites, como registrar un vehículo o comprar una póliza de seguro automotor.

El año pasado, se acusó a un hombre de origen israelí de ser el líder de una mafia que vendía licencias de conducir por 500 dólares cada una.

En un periodo de dos años, Isaac Banai logró que al menos 400 personas de otros países que tenían visas de turistas caducadas tramiten su licencia de conducir en Texas. La mayoría eran de Israel, Egipto, Siria y otros países europeos y centroamericanos.

La mitad de esas personas se encontraban en el país como indocumentados y muchos hasta renovaron sus licencias hace pocos meses.

Para obtener las licencias, no sólo daban una dirección falsa, sino que ese trámite les facilitaba la obtención de un seguro de autos y la inscripción de sus vehículos con el Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS, por sus siglas en inglés).

Cierran el cerco

Según Robert Black, portavoz con la Oficina de la Gobernación de Texas, el gobernador Rick Perry ha ordenado que se investigue las causas reales por las cuales se tramitaron esos permisos de conducir y que se busque una solución permanente para que no vuelva a ocurrir.

publicidad

"Se trata de un tema que implica a la seguridad nacional y para eso hay que componer esa grieta existente en el sistema", comentó.

"Por eso, las órdenes son claras; el DPS tiene que buscar una solución al problema y necesita la ayuda de las autoridades migratorias para verificar si existe algún infiltrado que pueda ser un peligro para la sociedad, como un terrorista", agregó Black.

Miles de estaciones

También se busca que otras agencias estatales se unan para remediar lo que parece ser un sistema burocrático complejo.

Por ejemplo, el DPS tramita y otorga las licencias de conducir, pero son los gobiernos locales los encargados de gestionar los registros vehiculares y los que conceden las placas de los autos.

Pero antes de dirigirse a una de estas oficinas, la persona interesada debe adquirir una póliza de autos. Inmediatamente después, debe ir a una de las 10 mil estaciones que hay en Texas para que el vehículo pase un examen de emisión de gases.

Agencias incomunicadas

Para Jules Brown, de la Oficina de Impuestos al Contribuyente en el Condado Tarrant (Texas), determinar si el resultado de la emisión del vehículo es falso o fue adulterado es difícil.

"Se trata de muchos trámites de diferentes agencias con muy poca coordinación una de la otra. Es casi imposible conocer los detalles de cada conductor o propietario del vehículo porque no compartimos una misma base de datos", aseguró Brown.

publicidad

Para el legislador estatal Roberto Alonzo (D-104), la solución está en que todas las dependencias estatales compartan la misma información, aunque aseguró que aún así existirían algunos inconvenientes.

"Si se cancela una licencia de conducir a una de las personas que las obtuvo fraudulentamente, las pueden seguir utilizando para otros efectos porque al mostrarlas físicamente por ejemplo para una transacción bancaria, nadie va a saber que fue cancelada", dijo Alonzo.

El juicio de Banai

Por lo pronto, el juicio a Isaac Banai empezará a medidos de octubre y enfrenta cargos de fraude, lavado de dinero, entre otros.

De hallársele culpable, recibiría una condena de 470 años en prisión y hasta $8 millones en multas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad