publicidad

EU deportó a 14 mil mexicanos

EU deportó a 14 mil mexicanos

El gobierno de Estados Unidos deportó unos 14 mil inmigrantes indocumentados mexicanos entre julio y septiembre.

Menos de lo esperado

Unos 14 mil mexicanos fueron deportados por el gobierno de Estados Unidos en los últimos 83 días, como parte del Programa de Repatriación Voluntaria (PRV) que fue activado por cuarto año consecutivo el 9 de julio y que finalizó el domingo.

El gobierno de Washington tenía planes de arrestar y expulsar a unos 300 mexicanos diarios, pero apenas pudo lograr un promedio de 168, según datos recavados en México.

El PRV fue ideado por el gobierno estadounidense en 2003 -y activado en 2004- para detener el tráfico y la muerte de inmigrantes en la frontera de Arizona.

Durante la vigencia del plan el gobierno federal estadounidense pagó los traslados por vía aérea de los inmigrantes que voluntariamente decidieron regresar a México, a un costo aproximado de $15 millones.

Despegues desde Houston

México detalló que en los 83 días de programa se registraron dos vuelos diarios desde Tucson, Arizona, hasta el aeropuerto de la Ciudad de México.

Durante la vigencia del plan el año pasado cerca de 15 mil inmigrantes in documentados mexicanos arrestados en la frontera aceptaron la repatriación voluntaria.

Desde que el programa entró en vigencia unos 64 mil mexicanos han sido enviados de esta forma de regreso a su país por las autoridades federales.

Detalles del programa

"Este programa tiene como objetivo evitar fallecimientos de personas que intentan ingresar a Estados Unidos por las zonas desérticas más peligrosas de Sonora (noroeste de México) y Arizona (suroeste de Estados Unidos)", informaron en un comunicado conjunto la secretaría de Gobernación (Interior) y la Cancillería de México (SRE) el pasado mes de junio.

publicidad

Arizona es uno de los puntos más vulnerables para la seguridad nacional estadounidense.

El gobierno de México refirió que a partir de 2005 el PRV contó con la participación de médicos y paramédicos de la Patrulla Fronteriza estadounidense, quienes ayudaron a determinar si los indocumentados detenidos pero que se encontraban enfermos podían ser deportados.

Sólo para mexicanos

El departamento (ministerio) de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos aseguró que el plan sólo contempla la deportación de mexicanos que son arrestados en Arizona, área de por la que transita la mayor parte de indocumentados provenientes de México.

Los extranjeros no mexicanos detenidos tanto en Arizona como fuera del estado son encarcelados, llevados a corte y/o deportados inmediatamente a través de los puestos fronterizos.

El PRV transporta en vuelos comerciales de aerolíneas mexicanas a los arrestados.

Los costos de cada viaje son financiados por el gobierno de Washington.

Candidatos en potencia

Los indocumentados detenidos en las áreas de Yuma, Welton, Tucson, Casa Grande, Douglas, Nogales y Naco fueron los principales candidatos que participaron en el PRV.

La Patrulla Fronteriza dijo que los indocumentados que expresaron su deseo de participar en el programa fueron procesados en un centro de detenciones en Nogales, y posteriormente transportados en autobuses hacia el aeropuerto de Houston y llevados a México.

publicidad

En los últimos dos años el Instituto Nacional de Migración de México (INM) ha estimado que el PRV "no soluciona el problema" de tantos mexicanos que intentan cruzar la frontera hacia Estados Unidos, pero destaca que el programa "es una alternativa para que los inmigrantes mexicanos puedan regresar a su país".

Las estadísticas del plan

Durante el primer año de vigencia del PRV, entre el 12 de julio y el 30 de septiembre de 2004, fueron deportados 14,071 mexicanos, de los cuales 11,159 fueron hombres, 2,912 mujeres y 2,144 menores, según reportes la embajada de México.

En la segunda temporada, vigente 114 días en 2005, se efectuaron 221 vuelos de aeronaves mexicanas que despegaron del aeropuerto de Tucson y transportaron poco más de 20 mil mexicanos, dijo la Secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE) en un comunicado.

El informe agregó que de ellos, 83 por ciento fueron hombres y e1 17 por ciento correspondió a mujeres. En el grupo de deportados 2,836 eran menores de edad quienes viajaron con sus respectivas familias.

El gobierno de Washington dijo que en el año 2006 poco más de 15 mil indocumentados mexicanos capturados en Arizona por la Patrulla Fronteriza -entre el 7 de julio y el 30 de septiembre- se acogieron al PRV y devueltos a sus lugares de origen.

Hombres la mayoría

El 82 por ciento de los repatriados fueron hombres y resto mujeres y niños, dijo la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en un comunicado.

publicidad

Agregó que la mayor parte de los regresados por las autoridades estadounidenses son originarios de los estados de Chiapas, Veracruz, Puebla y Oaxaca.

Se estima que cada año cerca de un millón de mexicanos tratan de pasar de manera indocumentada a Estados Unidos de los cuales el 50 por ciento son deportados, mientras que el resto logra permanecer aquí, según datos difundidos por los gobiernos de ambos países.

El año pasado la Patrulla Fronteriza (Border Patrol) realizó 1,1 millones de arrestos de indocumentados mexicanos en el período de vigencia del PRV, pero sólo el 1 por ciento de los detenidos optó por aprovechar el ofrecimiento de un vuelo gratis a México.

Pese al elevado número de expulsados, la cifra fue considerada por medios gubernamentales como baja si se tiene en cuenta que sólo en el área de Tucson la Patrulla Fronteriza arresta a un promedio de 1,080 inmigrantes indocumentados diarios.

Detalles del programa

El PRV incluye una serie de regulaciones, tales como:

  • Traslado de los indocumentados a centros de detención del DHS.
  • Los vuelos pertenecerán a aerolíneas comerciales de México.
  • Cada vuelo tendrá hasta un máximo de 300 pasajeros.
  • Los vuelos no podrán ir custodiados por agentes federales armados de Estados Unidos.
  • Sólo serán repatriados indocumentados mexicanos.
  • Se repatriará a mayores de 18 años. Los menores de edad serán deportados sólo si viajan en compañía de familiares adultos.
  • Se repatriará a mexicanos sin antecedentes penales y que acepten, de manera voluntaria, regresar a sus localidades de origen.
  • Los familiares no serán separados, viajarán juntos.
  • Los familiares que no acepten el programa no serán separados.
  • Funcionarios consulares mexicanos -u otros representantes apropiados- tendrán acceso a los repatriados en todas las etapas de su retorno a México, incluso a bordo de la aeronave durante los vuelos.
publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad