publicidad

EU amplió el US VISIT

EU amplió el US VISIT

A partir del lunes, los extranjeros que reciban visa e ingresen a Estados Unidos deberán entregar todas sus huellas digitales.

Primero en la capital

WASHINGTON - Los extranjeros que arriban al Aeropuerto Internacional de Washington, en Dulles, deberán desde este lunes registrar sus 10 huellas digitales, una medida que se generalizará a todos los puestos fronterizos estadounidenses para fines de 2008.

El Departamento (ministerio) de Seguridad Nacional de Estados Unidos había anunciado en noviembre la puesta en vigor del nuevo programa como parte del U.S. Visitor and Status Indication Technology (US VISIT), que obligará a todos los visitantes a dejar en los consulados, embajadas y puertos de entrada todas sus huelas digitales.

"Es un sistema más seguro que mejorará la seguridad de todo el mundo", explicó el ministro de Seguridad interior, Michael Chertoff, en una conferencia de prensa en el Aeropuerto de Washington-Dulles.

Hasta ahora el reglamento de seguridad exige que sólo sean dos huellas las que se tomen en los puertos de entrada y algunas sedes diplomáticas.

El DHS agregó que a comienzos de 2008 el nuevo sistema se extenderá a otros nueve aeropuertos de la nación y la cobertura será total hacia fines de ese año.

Asimismo, el sistema de identificación estará vigente en todos los consulados de Estados Unidos también hacia fines del próximo año, aunque ya estaba en operación como proyecto piloto en algunas ciudades, algunas de ellas en México.

Hasta ahora, agentes consulares o de inmigración toman las huellas digitales de solamente los índices izquierdo y derecho, los que son colocados en un escáner.

publicidad

Nadie se escapa

La nueva regla exige a quienes reciban una visa estadounidense poner sobre el escáner primero los cuatro dedos y luego el pulgar de la mano izquierda. Luego deben repetir la operación con la derecha.

El gobierno explicó que al llegar el visitante a territorio de Estados Unidos deberá repetir el procedimiento en el puerto de entrada al pasar por los controles de inmigración.

"Este es un procedimiento de identificación biométrica más preciso y eficiente", dijo el mes pasado Robert A. Mocny, director del programa US-VISIT. "Se va a evitar así expeditivamente que una persona sea confundida con otra".

Hablando a reporteros en el Centro Nacional de la Prensa, una dependencia del Departamento de Estado en Washington D.C., Mocny dijo que todo el procedimiento demoraría apenas "de 10 a 12 segundos o casi el mismo tiempo" del actual con los dos dedos índices.

A comienzos del próximo año se instalarán los nuevos escáneres en los aeropuertos Logan, de Boston; O'Hare de Chicago; Metropolitan de Detroit; Hartsfield-Jackson, de Atlanta; George Bush, de Houston; Miami International, de Miami; John F. Kennedy, de Nueva York; Orlando International, de Orlando y San Francisco International, de San Francisco.

Por qué el programa

El US-VISIT fue creado en 2003 en respuesta a los atentados terroristas de 2001. El sistema permite tomar las huellas dactilares y una fotografía de todo extranjero que ingresa a Estados Unidos.

publicidad

La base de datos controlada por el DHS utiliza una tecnología biométrica avanzada y le permite el acceso a otras agencias federales, entre ellas la Policía Federal de Investigaciones (FBI) y la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

El avanzado programa de vigilancia cuenta con la capacidad de almacenar huellas dactilares y fotografías de los aproximadamente 25 millones de extranjeros que cada año entran a Estados Unidos, según datos del DHS.

El sistema fue habilitado en diciembre de 2003. A partir de abril de 2004 comenzó a funcionar en cada uno de los 115 aeropuertos y en todos los puertos marítimos, con un presupuesto inicial de $380 millones.

Otros $340 millones fueron utilizados durante 2005. Pero un informe fechado en 2003 por la Oficina de Contabilidad del Congreso (GAO), indicó que los costos del sistema podrían incrementarse por encima de los $7,200 millones calculados por el gobierno ante la necesidad de obtener tecnología de vanguardia.

Seguridad y control

El DHS detalló que las metas del US VISIT son reforzar la seguridad, facilitar el comercio y turismo, asegurar la integridad del sistema de inmigración y proteger la privacidad de los visitantes legales.

El programa también permite verificar la identidad de los viajeros y comparar esas informaciones con las listas de personas vigiladas por los organismos de seguridad estadounidenses.

Al momento que el extranjero se presenta ante el oficial del servicio de inmigración en el puerto de entrada es fotografiado y se le toma la huella digital.

publicidad

Desde que el US VISIT empezó a funcionar el gobierno ha procesado a más de 44 millones de personas. La cifra lo convierte en el mayor programa del mundo en la aplicación de procedimientos biométricos para la identificación.

Bajo la lupa

En mayo de 2005 auditores del Congreso certificaron que el programa presentaba serias deficiencias y que carecía de personal especializado para su funcionamiento.

Pero representantes del DHS respondieron que el US VISIT funciona y que ha servido para detener el ingreso de personas con antecedentes criminales o con prohibición de entrar al país.

Además de la Oficina de Supervisión del Gobierno (GAO), el sistema también ha sido cuestionado por organizaciones de defensa de los derechos de los inmigrantes.

En opinión de estos grupos, con esta tecnología se pueden cometer injusticias con personas honradas que llevan el mismo nombre que el de sospechosos de terrorismo u otros delitos que figuran en los bancos de datos de los organismos de seguridad.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad