publicidad

Estados Unidos deportó a más de 100 mil padres de hijos estadounidenses.

Estados Unidos deportó a más de 100 mil padres de hijos estadounidenses.

Miles de niños estadounidenses se han visto afectados en la última década por la política de deportaciones del gobierno.

Presiones en aumento

WASHINGTON - Miles de niños estadounidenses se han visto afectados en la última década por la política de deportaciones del gobierno federal de Washington. Un informe divulgado el viernes reveló que más de 108 mil extranjeros expulsados eran padres de ciudadanos nacidos en Estados Unidos, cifra superior a lo estimado en octubre de 2007 por el Consejo Nacional de La Raza (NCLR).

Según el reporte, elaborado por la Oficina del Inspector General (OIG) del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) deportó a más de dos millones de inmigrantes entre 1998 y 2007, de los cuales 108,.434 fueron padres de niños estadounidenses por nacimiento.

Agrega el informe que los expulsados habían violado las leyes de inmigración y que esos padres fueron deportados porque eran inmigrantes indocumentados o habían cometido un delito que afectaba a su estatus legal de permanencia en territorio estadounidense.

La Raza y más de 1,200 organizaciones a favor de los derechos de los inmigrantes enviaron el 21 de enero una carta al presidente Barack Obama para que detenga las redadas y la deportación de indocumentados hasta que el Congreso debata y apruebe una reforma migratoria que incluya una vía de legalización.

El pedido enfatiza en el cuidado y amparo de padres de niños estadounidenses, quienes son privados de derechos constitucionales cuando sus padres son expulsados del país en cumplimiento de políticas migratorias adoptadas durante la administración del ex presidente George W. Bush.

publicidad

Detalles del informe

En los primeros 11 meses del año fiscal 2008(1 de octubre de 2007 al 30 de agosto de 2008) el DHS realizó más de 1,200 redadas en centros de trabajo y arrestó a más de 6,800 trabajadores indocumentados. Durante el mismo período deportó a casi 350 mil indocumentados, cifra que representó un 20 por ciento más que los deportados en el año fiscal 2007.

El Inspector General, Richard Skinner, analizó en el estudio divulgado el viernes que no se desprende cuántos casos fueron deportados tanto la madre como el padre, ni cuánto tiempo la persona afectada vivió en Estados Unidos antes de ser devuelto a su país.

Tampoco se logró establecer con certeza si los niños se quedaron en Estados Unidos sin sus progenitores, dado que ICE no reúne esta información específica.

Lo habían advertido

En octubre de 2007 La Raza y el Instituto Urbano determinaron en un estudio que más de 500 niños estadounidenses cuyos padres fueron arrestados durante redadas y luego enfrentaron procesos de deportación se quedaron abandonados en escuelas y guarderías, que muchos quedaron al cuidado de familiares y amigos y que los daños psicológicos causados por las acciones policíacas les causaron daños emocionales irreparables.

De los 108,434 padres deportados entre 1998 y 2007, añade el documento, más de un tercio (40,260 o el 37,1 por ciento) ya habían sido devueltos a sus países en anteriores ocasiones y habían reingresado a Estados Unidos.

publicidad

La estadía ilegal en el país es considerada como una falta de carácter civil. Sin embargo, los deportados que regresan sin un permiso consular después del cumplimiento de castigos cometen una falta grave que puede significar el arresto y cárcel por varios meses.

Una segunda deportación les impide de por vida gestionar un perdón para regresar a Estados Unidos.

¿Qué opina de la política de arrestos y deportaciones del gobierno federal de Estados Unidos? Comente aquí.

Redadas en aumento

El reporte de la OIG indica que el número de deportaciones aumentó en términos generales desde 1998, con un repunte en 2004.

Entre 2005 y 2007 el Congreso estadounidense debatió sin éxito una reforma migratoria, situación que complicó el futuro de 12 millones de indocumentados y acrecentó las redadas en centros de trabajo y la deportación de extranjeros con antecedentes criminales.

El informe de la OIG también revela que menos padres fueron devueltos por primera vez a sus países en 2006 y 2007 que en anteriores años.

En cuanto a los motivos por los que los padres fueron deportados, un total de 68.179 inmigrantes no tenía autorización para vivir en Estados Unidos y 63.510 habían cometido delitos durante su estancia.

Muchos no tenían faltas

De los padres con niños estadounidenses deportados, 24.076 o el 22,2 por ciento no tenían condenas en su historial, mientras que el 77,8 por ciento restante tenía una o más sentencias judiciales. Más de la mitad de las condenas estaba relacionada con drogas peligrosas, inmigración y agresiones, según el informe.

publicidad

Por su parte, el 56,8 por ciento de los padres devueltos cometió delitos graves.

Uno de los casos recientes más sonados fue el de la mexicana Elvira Arellano, cuyo hijo Saúl es estadounidense, y que se acogió durante un año al santuario en la Iglesia Unida Metodista Adalberto de Chicago y fue deportada por las autoridades de inmigración después de que saliera de su refugio para asistir a un evento en Los Ángeles.

"Me entristece, pero no me sorprende el enterarme de que nuestro gobierno, con su dura posición para combatir a los inmigrantes, ha separado a cientos de miles de familias durante la última década", dijo el representante demócrata José Serrano.

Serrano funge en el panel de la Comisión de Asignaciones de la Cámara de Representantes que decide los fondos que serán proporcionados a la seguridad interna cada año.

Propuesta de ley

En ese carácter ha presentado una iniciativa denominada Ley de Protección de los Niños Ciudadanos que le permitiría a los jueces migratorios tomar en cuenta si los inmigrantes tienen hijos que son ciudadanos estadounidenses antes de decidir su deportación.

"Si, de hecho, algunos (niños) fueran dejados aquí, entonces se tiene la gran tragedia de romper familias. Si fueran sacados (del país), yo argumentaría que el resultado directo de nuestras acciones es la deportación de nuestros ciudadanos. ¿Cómo se deporta a un ciudadano estadounidense?", preguntó Serrano.

publicidad

Bárbara Gonzales, vocera del ICE, dijo que la agencia está revisando el informe y no podía comentar de inmediato al respecto.

Desde hace tiempo los ciudadanos estadounidenses hijos de inmigrantes representan un problema para el Congreso a medida que éste intenta controlar el flujo migratorio.

Las personas nacidas en Estados Unidos obtienen automáticamente la ciudadanía, pero no pueden solicitar que sus padres se conviertan en ciudadanos legales sino hasta los 21 años de edad.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
publicidad