publicidad

Empresarios exhortaron al Congreso una reforma migratoria

Empresarios exhortaron al Congreso una reforma migratoria

Representantes del sector empresarial estadounidense pidieron el martes al Congreso un cambio inmediato a las leyes de inmigración que faciliten la contratación, entre otros, de estudiantes extranjeros especializados en carreras científicas.

El debate migratorio sigue estancado en el Congreso de Estados Unidos

WASHINGTON " Representantes del sector empresarial estadounidense pidieron el martes al Congreso un cambio inmediato a las leyes de inmigración que faciliten la contratación, entre otros, de estudiantes extranjeros especializados en carreras científicas.

El pedido fue hecho durante una audiencia convocada por el Sub comité de inmigración del Senado.

Durante la reunión se habló de los beneficios económicos de una reforma migratoria integral, que incluya una vía regulada para la legalización de millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos.

El presidente de la bolsa de valores Nasdaq, Bob Greifeld, dijo que las trabas burocráticas ocasionan que de los 50 mil egresados cada año de master y doctorados científicos en universidades estadounidenses, cerca de un tercio terminan trabajando fuera de Estados Unidos, reportó The Associated Press.

"Veo la reforma migratoria como un tema laboral urgente. El sistema migratorio vigente, con sus imperfecciones y costos, está robando a Estados Unidos la próxima generación de las grandes empresas", agregó Greifeld. "Creo que Google, Yahoo y eBay -grandes generadores de empleos durante los últimos 20 años- probablemente no serían fundadas hoy en Estados Unidos".

Aumento a la cuota de H1B

Greifeld dijo que aumentar el número de visas de trabajo H1B no es suficiente. El empresario propuso que los diplomas de postgrado en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas entregados a estudiantes extranjeros incluyan una residencia permanente.

publicidad

El programa de visas H1B fue creado en 1990.

Durante los años fiscales 2001 a 2004, el Congreso autorizó extender la cuota de 65 mil a 195 mil visas, pero el 30 de septiembre de 2004 ésta se redujo a la cantidad original de 65 mil.

A finales de 2004 el Congreso dispuso una cuota adicional de 20 mil visas para profesionales extranjeros graduados o que hayan obtenido una maestría en Estados Unidos.

Las visas H1B son destinadas a profesionales tales como arquitectos, periodistas, administradores de empresa, técnicos en computadoras o ingenieros, entre otros.

El presidente de la Universidad Cornell, David Skorton, quien también acudió a la audiencia en el Comité Judicial del Senado, manifestó que los asuntos más difíciles de inmigración ocurren cuando un estudiante graduado internacional quiere entrar a la fuerza laboral estadunidense.

“Aunque algunos estudiantes siempre intentan regresar a casa, muchos otros quieren quedarse aquí a trabajar, inventar, innovar, iniciar compañías, crear trabajos y contribuir al crecimiento económico”, pero les es difícil renovar una extensión de sus visas, indicó Skorton, de acuerdo con un reporte de la Agencia Mexicana de Noticias (Notimex).

La mayoría son extranjeros

Brad Smith, vicepresidente senior de asuntos corporativos de Microsoft, dijo al ser interpelado que Estados Unidos tiene como prioridad mejorar su sistema educativo para aumentar la capacitación de trabajadores estadounidenses, se lee en el reporte de The Associated Press.

publicidad

El empresario añadió que de los 1,600 egresados el año pasado como doctores en ciencias de computación de las universidades estadounidenses, un 60% eran extranjeros.

Smith dijo además que la inversión en educación solo puede arrojar resultados a largo plazo, y que la única solución inmediata radica en el régimen migratorio, el cual no sufre reformas importantes desde 1990, cuando "sectores enteros existentes en la actualidad estaban apenas en su infancia".

Propuesta empresarial

Smith propuso un aumento al límite anual de 140 mil residencias permanentes que las empresas pueden gestionar para emplear extranjeros, y que la esposa e hijos del empleado no cuenten.

El senador demócrata Charles Schumer convocó la audiencia en un intento por revivir las posibilidades de que el Congreso debata una reforma migratoria, lo que luce remoto ahora que los republicanos controlan la cámara baja.

Pero cuando los demócratas tuvieron mayoría en ambas cámaras durante el periodo legislativo que terminó en diciembre, tampoco lograron reforma migratoria alguna. Los republicanos han dado señales de que durante la campaña electoral del próximo año, criticarán a Obama por el tema migratorio.

El senador republicano Chuck Grassley dijo en su intervención que le preocupa la idea de que "aumentar niveles migratorios y aprobar programas de legalización sea la respuesta a la alicaída recesión actual", pero agregó creer firmemente que "podemos lograr un acuerdo en las reformas para trabajadores muy calificados, y esta audiencia es un buen primer paso para comenzar esa conversación".

publicidad

Debate incierto

El debate de la reforma migratoria se encuentra estancado en el Congreso. Entre finales de 2005 y 2010 han fracaso varios intentos por legalizar a millones de indocumentados.

En diciembre de 2005 la Cámara de Representantes aprobó un plan que entre otras recomendaciones incluía la criminalización de la estadía indocumentada y recomendaba redadas y deportaciones masivas. En marzo de 2006 el Senado aprobó un plan que incluía una vía regulada de legalización para indocumentados que  carecieran de antecedentes criminales.

Ambos proyectos fueron desestimados tras cancelarse en junio la convocatoria del Comité de Conferencia que armonizaba ambas versiones.

Entre 2007 y 2010 han surgido propuestas militares.

En junio pasado los demócratas volvieron a la carga con un proyecto que de ser aprobado daría residencia a millones de extranjeros sin papeles, pero los republicanos se oponen a cualquier tipo de amnistía.

Para ser aprobada la reforma migratoria requiere de 218 votos en la Cámara de Representantes (los demócratas cuentan con 193) y 60 en el Senado (los demócratas sólo tienen 51 asientos y al menos cuatro miembros no estarían de acuerdo con la legalización de los indocumentados.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad