publicidad

El voto latino es clave

El voto latino es clave

El Senado se asustó con alto número de votantes contrarios a una reforma migratoria "comprensiva".

El voto latino es clave cd9d5bae709e48db988539cefd96f176.jpg

Asamblea de La Raza

MIAMI, Florida - El fracaso del debate de la reforma migratoria en el Senado estadounidense impactará en el voto latino durante las elecciones presidenciales de noviembre de 2008, "pero todavía es muy pronto para saber cómo y cuanto", dijo Sergio Bendixnen a Univision Online.

"Debemos esperar un tiempo más todavía para poderlo medir. Mientras tanto, quien tenga la oportunidad de hacerse ciudadano que lo haga, porque el próximo año todos los votos contarán", agregó el presidente de la firma de investigación Bendixen y Asociados, especializada en encuestas de opinión pública sobre asuntos hispanos.

La Raza reiteró: ya es hora

Bendixen participó el martes en uno de los foros de la Asamblea Anual 2007 del Consejo Nacional de La Raza (NCLR, por sus siglas en inglés) en Miami, Florida, cuyo principal lema es el poder latino, una fuerza que cada dos años se refleja en las urnas electorales.

publicidad

Datos de la oficina del Censo de Estados Unidos revelan que los hispanos representan el 14 por ciento de la población y entre el 6 por ciento y el 7 por ciento del electorado.

"Es una cifra interesante", acotó Bendixen, "pero no suficiente. Todavía no tenemos el número de votos necesarios" como para impactar a la clase política y determinar el curso de una elección.

La reforma no está muerta

Razón de peso

Respecto a las causas que incidieron en la decisión del Senado para rechazar el debate sobre la reforma migratoria, el presidente de Bendixen and Associates señaló que, simplemente, se trató de una cuestión de cifras.

"Aquí (en Estados Unidos) hay 25 millones de votos antiinmigrantes y 10 millones de votos que favorecen una reforma migratoria amplia y comprensiva. Los senadores se inclinaron por el mayor número de votos".

La inclinación citada por Bendixen ocurrió el 28 de junio, cuando el Senado votó en contra de una moción para acelerar el voto y aprobar una reforma a las leyes de inmigración que incluían una vía de legalización para indocumentados que viven en Estados Unidos desde el 1 de enero de 2007, carecen de antecedentes criminales y pagan impuestos.

"Por eso es importante obtener la ciudadanía, registrarse para votar y salir a las urnas en noviembre del próximo año. El voto latino es más importante de lo que muchos piensan", apuntó. "Cada voto contará, pero debemos superar el número de votos antiinmigrantes para que inclinemos la balanza".

publicidad

Bendixen también dijo que si la guerra (en Irak) continúa y se agrava el problema de la inmigración, es muy probable que "el próximo presidente no sea un republicano".

Feria Latina en Miami Beach

El hispano piensa

En similares términos se refirió César Martínez, del Mexicans and Americans Thingting Together (MATT), otro de los panelistas en el seminario sobre el voto latino organizado por La Raza.

"Somos importantes, pero podemos ser más si aumentamos el número de votos".

En la elección presidencial de 2000 poco más de 7.5 millones de latinos se encontraban registrados para votar y votaron 5.9 millones. Cuatro años más tarde, había 9.3 millones de latinos registrados y votaron 7.5 por ciento. De ellos, el 68 por ciento votó por el candidato demócrata John Kerry.

La batalla continúa

Soltero, no casado

"Lo más importante es que el voto latino no se case con ningún partido político", dijo Martínez. "Que se quede 'soltero' , atento, pendiente de todos los acontecimientos que rodean una campaña y una elección, para que los candidatos siempre nos tengan en cuenta. Esa es la clave".

"Vea lo que ocurrió con el voto afroamericano. Todos saben que la mayoría es republicana y dejaron de ser atractivos para los candidatos", subrayó.

Respecto al tipo de mensaje de campaña electoral, Martínez dijo que habrá algunas variaciones respecto a las últimas dos contiendas ganadas por el presidente George W. Bush, "pero no creo que repercutan en la decisión del votante latino. Nuestra gente no se deja seducir por 30 segundos de buenas promesas".

publicidad

"Los latinos pensamos y luego tomamos decisiones", afirmó.

Una charla con admiradoras de Hillary

El sueño americano

Durante el panel Martínez mostró algunos mensajes publicitarios transmitidos en la última campaña presidencial, en donde los candidatos dijeron cosas "favorables" al oído de los hispanos. La reacción de los presentes en la asamblea fue una risa espontánea.

"Insisto", dijo Martínez. "En la siguiente elección también habrá mensajes iguales o parecidos, pero el latino que vota no se deja seducir por unos cuántos segundos de propaganda".

"El voto latino piensa, quiere respeto, reconocimiento, igualdad, oportunidad, salud y una mejor educación para sus hijos. Eso es parte esencial del sueño americano", concluyó.

Clinton y Obama respaldan a inmigrantes

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad