publicidad
.

El ABC de la reforma a las cárceles de indocumentados en Estados Unidos...

Cárcel.                                                                           

El ABC de la reforma a las cárceles de indocumentados en Estados Unidos

El ABC de la reforma a las cárceles de indocumentados en Estados Unidos

Conozca los detalles del plan de reforma de los centros de detención para inmigrantes indocumentados en Estados Unidos.

Cárcel.                                                                 ...
Cárcel.                                                                           

Métodos "inteligentes"

WASHINGTON - Le presentamos una radiografía de la reforma a los centros de detención de inmigrantes anunciada por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y que afecta a unas 350 cárceles bajo el mando de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE) .

El ICE es una de las 23 agencias federales del DHS. La dependencia que tiene bajo su mandato los operativos de redadas, arrestos y detenciones de extranjeros que violan la ley de inmigración estadounidense.

Los cambios fueron anunciados el 7 de agosto por el Subsecretario del DHS, John Morton.

La jefa de la seguridad de Estados Unidos y secretaria del DHS, Janet Napolitano, dijo que la reforma tiene como objetivo "hacer cumplir las leyes de inmigración" de una manera más "inteligente y eficaz".

publicidad

Qué persiguen

Agregó que los cambios darán prioridad a la salud en los centros carcelarios de ICE, y también "mejorarán la seguridad y la uniformidad entre nuestras instalaciones, garantizando al mismo tiempo la seguridad, eficiencia y responsabilidad fiscal".

La reforma al sistema de cárceles de ICE fue anunciada una semana después que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) publicó un informe y denunció que en los centros de detención de inmigrantes los reos son mantenidos en " condiciones inaceptables", y que en algunos casos el derecho al debido proceso "ha sido afectado".

El subsecretario Morton argumentó que en los últimos cinco años (desde 2003) ICE experimentó un "crecimiento considerable" en la detención de inmigrantes, y que el sistema no fue diseñado para atender a tan elevado número de extranjeros.

¿Garantiza el nuevo reglamento que mejorará el trato a los inmigrantes presos en las cárceles de ICE? COmente aquí.

Los nuevos métodos

Según el gobierno, la reforma mejorará la atención médica en los centros de detención de inmigrantes bajo la supervisión de ICE, pero también revisará a fondo el sistema de detenciones y velará por el cumplimiento de la ley de inmigración vigente.

ICE aseguró que garantizará la seguridad y el bienestar de las personas bajo su custodia.

publicidad

En marzo, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) denunció a Univision.com las difíciles condiciones en las que viven miles de inmigrantes en los centros de detención de ICE.

Mónica Ramírez, abogada del Proyecto Derechos de los Inmigrantes de ACLU, en California, dijo que desde 2003, cuando fue creado el DHS, han muerto 90 inmigrantes en distintas cárceles.

"De ellos siete eran mujeres y 17 se trataba de inmigrantes cubanos. No conocemos todas las causas de estos fallecimientos, el gobierno no aporta información y muchas veces nos enteramos de lo que ocurrió por versión de familiares. El secretismo predomina", destacó.

Los pasos inmediatos

En respuesta a la serie de criticas por los abusos cometidos en los centros de detención, ICE anunció la creación de una Oficina de Políticas y Planificación de Detención (ODPP), entidad que tendrá bajo su cargo el diseño y planificación de un sistema de detención civil adaptado a las necesidades de dirección del gobierno.

Indicó además que buscará la asesoría de expertos en el área de salud para mejorar la atención en los centros y prometió evaluaciones metódicas.

Las cárceles de inmigrantes bajo la operación de ICE aumentaron como parte de un plan de seguridad aprobado por la administración del ex presidente George W. Bush (2001-2009) en respuesta a los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

publicidad

En la actualidad existen unos 350 centros cuyas operaciones fueron adjudicadas por empresas privadas que establecieron contratos con el gobierno federal para el control y trato de los extranjeros detenidos.

Las nuevas políticas

Según el DHS, el nuevo reglamento garantiza:

  • Revisión de todos los programas de encarcelamiento vigentes.
  • Estudio de todos los contratos hechos con empresas privadas que manejan centros de detención.
  • Revisar la ubicación de los centros. (El CIDH denunció que muchas cárceles para inmigrantes fueron construidas lejos de zonas urbanas y que los reos no tienen acceso, ni a familiares ni a abogados para que velen por sus derechos a causa porque les cuesta demasiado poder movilizarse hacia las prisiones).
  • Velar por los derechos civiles básicos de los detenidos.
  • Garantizar las condiciones de custodia.
  • Garantizar la revisión de quejas.
  • Revisar las normas de disciplina en los centros de detención.
  • Garantizar la prestación de servicios religiosos.
  • Garantizar las visitas de familiares.
  • Garantizar políticas de recreación y acceso a bibliotecas jurídicas.
  • Garantizar la oportuna prestación de servicios médicos, dental, salud mental y prevención de enfermedades.


Supervisión de reglas

El gobierno federal estadounidense también se comprometió a desarrollar una estrategia nacional que regule todos los centros de detención de indocumentados y proporcionar la debida atención a mujeres, familias, ancianos y grupos vulnerables.

publicidad

También ordenó el cierre del centro de detención de familias Don Hutton, ubicado en Texas, y anunció la formación de grupos consultivos que serán integrados por representantes de grupos y organizaciones nacionales que luchan por los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos.

A su vez, dispuso el nombramiento de 23 directores de detención que serán destacados en 23 de las más importantes instalaciones de ICE, quienes supervisarán directamente las instalaciones y garantizarán las condiciones adecuadas de todos los prisioneros.

Junto a ello, el DHS creó una Oficina de Responsabilidad profesional que dará seguimiento al nuevo reglamento.

Informe lapidario

A principios de agosto la CIDH, entidad perteneciente a la Organización de Estados Americanos (OEA), tras varios meses de indagaciones y recientes visitas a algunas cárceles en Arizona y Texas, concluyó que las prisiones los inmigrantes sin papeles a cargo de ICE son mantenidos en "condiciones inaceptables", y que en algunos casos el derecho al debido proceso "ha sido afectado".

El informe fue dado a conocer cuatro meses después de que la Comisión fuera autorizada por el DHS a visitar algunos lugares, la mayoría creados o reformados bajo la administración del ex presidente George W. Bush (2001-2009).

"La frecuente subcontratación del personal de tales instalaciones a través de compañías correccionales privadas generan obstáculos considerables para que la atención ofrecida a los migrantes detenidos resulte incompatible con sus derechos humanos básicos", precisó la CIDH en un comunicado publicado en su página web.

publicidad

Con miedo y hambre

El documento, por ahora preliminar, dio cuenta que en el Centro de Detención de Willacy, Texas, la CIDH constató "grave insuficiencia de personal" así como poca comida que se le da a los inmigrantes detenidos y bajo la custodia de ICE.

A su vez, en la cárcel del condado Pinal, Arizona, los inmigrantes sin papeles, a pesar de ser acusados de violaciones migratorias civiles y carecer de antecedentes penales, son sometidos a las mismas condiciones deficientes que los criminales condenados, algunos por delitos de mayor cuantía.

La Comisión determinó además que dos tercios de los inmigrantes detenidos por el ICE se encuentran confinados en recintos carcelarios estatales y municipales y no en sitios especializados, una situación que calificó de lamentable.

Datos inquietantes

El informe de la CIDH apuntó:

  • Los indocumentados homosexuales, transexuales o enfermos mentales son mantenidos incomunicados con el alegato de protegerlos por su vulnerabilidad.
  • Falta de acceso a abogados de los indocumentados menores de edad detenidos.
  • La Patrulla Fronteriza no hace las preguntas pertinentes cuando detiene a menores indocumentados para determinar si son víctimas de tráfico de personas o califican para solicitar asilo en Estados Unidos.
  • Centros de detención de familias no cumplen con los principios aplicables a la detención de solicitantes de asilo bajo el derecho internacional.
publicidad

Denuncias recientes

Una lista de fallos cometidos en los centros de detención de inmigrantes de ICE citada el año pasado por el diario La Opinión de Los Ángeles, California, en 2008, incluyó:

  • Deficiencias en el acceso de los detenidos a materiales legales con información sobre las leyes de inmigración y refugiados.
  • Falta de información sobre los procedimientos de asilo en Estados Unidos.
  • Carencia de computadoras o máquinas de escribir.
  • Falta de papel para escribir.
  • Acceso limitado de los detenidos a un teléfono. En algunos casos había un teléfono para 40 detenidos, cuando el máximo debe de ser 25.
  • Teléfonos que no funcionan.
  • Teléfonos que se estropean a menudo.
  • Falta de privacidad en las conversaciones.
  • Restricciones de tiempo y otros.
  • Límites de tiempo en las visitas de abogados.
  • Horarios problemáticos para las visitas.
  • Revisión de correspondencia personal sin la presencia del detenido.
  • Ausencia de políticas sobre efectos personales perdidos o extraviados.
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad