publicidad
.

Dos de las principales uniones sindicales de EU se unen y apoyar la refo...

Dos de las principales uniones sindicales de EU se unen y apoyar la reforma migratoria

Dos de las principales uniones sindicales de EU se unen y apoyar la reforma migratoria

Dos de las principales uniones sindicales de EU acordaron, por primera vez, unir fuerzas para apoyar la reforma migratoria.

Apoyo clave

MIAMI - Dos de las principales uniones sindicales de Estados Unidos acordaron, por primera vez, unir fuerzas para apoyar la revisión a las leyes migratorias y la aprobación de una reforma migratoria que incluya una vía de legalización para al menos siete millones de trabadores indocumentados.

El acuerdo, reportó el periódico The New York Times, le daría al gobierno del presidente Barack Obama un importante apoyo entre los sindicatos en momentos que la Casa Blanca analiza el tema en medio de la severa crisis económica por la que atraviesa el país.

John Sweeney, presidente de la American Federation of Labor and Congress of Industrial Organizations (AFL-CIO) y Joe T. Hansen, líder de "Change to Win", anunciaron que unieron fuerzas para participar en el debate nacional que se avecina y que fue confirmado por un alto funcionario de la Casa Blanca la semana pasada.

Durante el fallido debate migratorio de 2007, ambas organizaciones no se pusieron de acuerdo sobre un enfoque común. Tras seis semanas de "tiras y aflojas" en el Congreso, los legisladores rechazaron un proyecto que recomendaba un camino a la residencia para indocumentados que llevaran tiempo en Estados Unidos, pagaran impuestos y carecieran de antecedentes criminales.

La misma base

Un criterio similar predomina en la Casa Blanca de Obama. Durante la campaña presidencial, el mandatario dijo que durante su primer año de mandato promovería un debate que incluya la legalización para inmigrantes que reúnan estos tres requisitos, como mínimo.

publicidad

Hasta el momento no se ha elaborado ningún plan en concreto, pero el concepto está vigente en la administración.

Y las organizaciones sindicales no pierden el tiempo. "El movimiento obrero está unido y nos aseguraremos de hablar con una sola voz en el debate de la reforma migratoria con la Casa Blanca y el Congreso", dijo Sweeney al periódico The New York Times.

Nuevas grietas

Si bien el anuncio mostró que la grieta abierta en 2007 fue subsanada, inmediatamente se abrió otra, dijo el diario neoyorquino. Un funcionario de la Cámara de Comercio de Estados Unidos anunció que los empresarios siguen comprometidos con un programa de trabajadores invitados.

Randel Johnson, vicepresidente de la organización, advirtió que la reforma migratoria será posible si la comunidad empresarial y los sindicatos trabajan juntos en el debate.

La semana pasada The New York Times reportó que el presidente Obama estaría presionando para que el proyecto de ley para una reforma migratoria sea prioridad en su agenda, pese a la dificultad que supone ponerla en marcha a debido a la recesión económica, un problema que concentra toda su atención.

Cecilia Muñoz, subdirectora de la Oficina de Asuntos Intergubernamentales de la Casa Blanca, dijo que el presidente Obama se encuentra estructurando el esfuerzo para reactivar el debate, y reconoció que este paso podría "despertar pasiones" a causa de la división que existe sobre el tema.

publicidad

¿Qué opina del apoto brindado por las uniones sindicales al debate de la reforma migratoria? Comente aquí.

Plazo inmediato

Obama tiene previsto hablar del tema en mayo, de acuerdo con funcionarios de su administración, quienes agregaron que durante el verano se convocarán grupos de trabajo, incluidos legisladores de ambos partidos, para dialogar sobre el tema, elaborar un perfil de legislación e iniciar tan pronto como en otoño el debate en el Congreso.

Funcionarios de la Casa Blanca enfatizaron, sin embargo, que el debate migratorio no tendrá preferencia sobre temas como el cuidado de la salud y la energía, asuntos que el propio presidente ha identificado como prioridades.

Dijeron además que de todas maneras el debate se hará en cumplimiento con las promesas hechas por el presidente a grupos hispanos durante la campaña presidencial.

Pero los temores prevalecen, a pesar de las reiteraciones de la Casa Blanca en cuanto a que la legalización de los millones de indocumentados se hará de manera ordenada y que ésta no trastocará los derechos de los trabajadores estadounidenses.

No será fácil

Tanto la AFL-CIO como "Change to win" reconocen que el camino del debate migratorio será largo, y para que se aprueben los cambios habrá que convencer a muchos opositores de la reforma, dijo The New Tork Times.

"En la actual crisis económica, los estadounidenses no pueden darse el lujo de perder más puestos de trabajo", apuntó el legislador Steve King (republicano de Iowa), uno de los miembros del Subcomité Judicial de la Cámara de Representantes, instancia que sería la primera en ventilar el debate migratorio antes que éste llegue al pleno.

publicidad

King agregó que los trabajadores estadounidenses exigirán al gobierno que garantice la protección de sus puestos de trabajo.

Un comité nacional

En 2007 las dos organizaciones sindicales no respaldaron un proyecto de ley patrocinado por la Casa Blanca del entonces presidente George W. Bush, que pretendía ampliar un programa de trabajadores huéspedes y que estipulaba multas de hasta $13,500 por cada indocumentado que calificara para legalizar su permanencia en el país.

Pero en esta ocasión recomendaron a la administración de Obama la creación de un comité nacional que regule el tema de los trabajadores huéspedes. Entre otras funciones, quieren que esta instancia determine -sobre la base de la demanda del mercado laboral- el número de visas que cada año serán autorizadas.

La AFL-CIO confía en que este procedimiento reducirá la presión de los trabajadores extranjeros en épocas de alto desempleo, como ocurre en la actualidad.

Reforma en 2009

Ambas organizaciones sindicales reconocen, además, que confían que habrá una reforma migratoria en 2009.

Entre otros cambios que recomendará el diálogo sindical al gobierno durante el debate de la reforma migratoria, se cuenta eliminar la rigidez de los programas de trabajadores huéspedes, conocidos como visas H2A y H2B.

El actual sistema obliga a estos trabajadores permanecer vinculados a un solo empleador y prohíbe saltar a otra empresa para escapar de condiciones de abuso.

publicidad

Ampliarán acuerdo

La AFL-CIO estima que unos 7 millones de trabajadores indocumentados trabajan en el país y que su legalización ayudaría a proteger a los estándares laborales para todos los trabajadores.

"Hemos desarrollado una estrategia conjunta enfocada en torno a los derechos de los trabajadores", dijo Ana Avendaño, abogado general asociado de la AFL-CIO.

Ambos sindicatos dijeron que en las próximas semanas hablarán con directivos de otras organizaciones laborales para ampliar el consenso sobre la reforma migratoria y tener una mayor participación en el debate nacional sobre el tema.

Ya estamos hablando

Eliseo Medina, vicepresidente ejecutivo de la Unión Internacional de Empleados de Servicio (SEIU), dijo a Univision Interactive Multimedia (UIM) que esas conversaciones "llevan tiempo" y que "estamos absolutamente apoyando el llamado del presidente de una reforma migratoria".

En cuanto a la incorporación de la SEIU al acuerdo anunciado por la AFL-CIO y "Change to win", Medina señaló que "iremos al debate de la reforma con una sola voz" y que las tres federaciones tendrán una posición en común eb el debate nacional anunciado por la Casa Blanca.

"Esto es importantísimo", subrayó el dirigente.

A la pregunta si cuenta la reforma migratoria amplia con el número de votos necesarios en el Congreso, Medina dijo que "necesitamos 218 votos en la Cámara de Representantes y estamos trabajando en ello". Y que el número de asientos necesarios en el Senado "son 60 y estamos trabajando en ello".

publicidad

No todos dirán que sí

Al insistir si todos los 56 senadores demócratas apoyarán un plan amplio de reforma, como pretende la Casa Blanca, Medina respondió que "no damos por hecho que todos los demócratas votarán a favor. No todos los demócratas nos están apoyando. También hablaremos con los republicanos".

Explicó que la elección presidencial de noviembre les abrió los ojos a los políticos "sobre la importancia del voto latino" y dijo que si bien la batalla no será fácil esta vez, "estamos en mejor posición que en el debate de 2007".

"Tenemos mayoría en la Cámara. Nos faltan entre 8 a 10 asientos en el Senado, pero lo vamos a conseguir", dijo.

La antirreforma

El año pasado en plena campaña presidencial, el Congreso ventiló el proyecto de ley conocido como 'Secure America with Immigration and Enforcement', propuesta por el representantes Heath Shuler (demócrata de Carolina del Norte), Brian Bilbray (republicano de California) y Tom Tancredo (republicano de Colorado).

Entre otras medidas, la legislación obligaba a los patronos a verificar el empleo del cien por ciento de sus trabajadores -a través de una cuestionada base de datos- y criminaliza la estadía indocumentada -por ahora una falta de carácter civil-.

También agregaba recursos para las agencias locales y estatales encargadas de vigilar la aplicación de las leyes migratorias -tareas que le corresponden al gobierno federal- y de las sanciones a quienes violaran esas normas.

publicidad

Otros detalles del plan

La polémica ley restrictiva de reforma migratoria recomendaba mejorar el cumplimiento de la ley dentro del país y en los centros de trabajo y simplificar los programas existentes de trabajadores invitados (empleos temporales).

En cuanto a las regulaciones sobre verificación de empleo, exigía que los empleadores despidan a aquellas personas que no puedan verificar que tienen los documentos legales para trabajar en Estados Unidos.

El SAVE Act también convertía en delito federal el transportar, dar albergue, ocultar o proteger a un inmigrante indocumentado, recomendación que ya había sido ventilada a finales de 2005 por la Cámara de Representantes cuando aprobó el proyecto de ley HR 4437, patrocinado por el republicano James Sensenbrenner (Wisconsin), que criminalizaba la estadía ilegal, por ahora una falta de carácter civil.

Organizaciones nacionales pro inmigrantes no descartan que este año se presenten en el Congreso iniciativas similares a la patrocinada por Shuler.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En un lapso de cinco horas, uno de los narcotraficantes más buscados y poderosos del mundo fue extraditado de México a EEUU. 'El Chapo' enfrenta decenas de cargos por narcotráfico, lavado de dinero e incluso homicidio en siete estados del país.
El rotativo ‘El Diario’ publicó un video en el que se ve a las fuerzas de seguridad en México trasladándose al penal Cefereso No.9 para extraditar al capo del narcotráfico a EEUU. Dos funcionarios estadounidenses habrían confirmado que un avión lo trasladó a Nueva York. 
El gobierno de Trump tendrá que solucionar al menos diez temas relacionados con inmigración, entre ellos se incluye la construcción del muro en la frontera con México, la deportación de millones de indocumentados y el futuro de DACA.
En su última conferencia de prensa como presidente EEUU Barack Obama prometió que de ser necesario levantará su voz en defensa de los dreamers luego de su mandato.
publicidad