publicidad
.

Detuvieron a Elvira Arellano logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7...

Detuvieron a Elvira Arellano

Detuvieron a Elvira Arellano

La inmigrante mexicana indocumentada fue detenida el domingo en una calle de Los Ángeles por agentes federales.

Paso clave

LOS ÁNGELES - La inmigrante mexicana indocumentada Elvira Arellano, quien se refugió durante un año en la Iglesia Metodista Unida Adalberto de Chicago fue deportada a México, según el pastor Walter Coleman.

"Ella fue deportada. Está libre y en Tijuana", expresó Coleman la noche del domingo. "Está animada. Lista para continuar la lucha contra la separación de las familias entre ambos lados de la frontera", dijo el pastor a la agencia de noticias AP, al afirmar que había hablado con Arellano por teléfono. 

¿Qué opinas de la deportación? Opina aquí.

Arellano había sido arrestada el domingo en Los Ángeles, California, según un reporte del Noticiero Univision transmitido el domingo en la tarde.

La activista abandonó el sábado la iglesia Metodista Adalberto de Chicago para asistir a una manifestación por la reforma migratoria en California.

El acto se llevó a cabo en la Placita Olvera de Los Ángeles y de ahí Arellano buscó refugio en la iglesia católica Nuestra Señora Reina de Los Ángeles, en cuyo trayecto fue detenida por agentes federales.

El sábado advirtieron a la inmigrante corría del riesgo de ser detenida si abandonaba el refugio donde se encontraba y viajaba a Los Ángeles, pero desoyó las recomendaciones y dijo que seguiría adelante con su campaña por una reforma justa y amplia a las leyes de inmigración.

publicidad

Detalles del arresto

El Noticiero Univision (en su edición de las 6 p.m., tiempo del Este de Estados Unidos) dijo que la detención de Arellano fue ejecutada por agentes federales de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE), una de las 23 agencias del departamento de Seguridad Nacional (DHS).

"Tanto Arellano como las personas que la acompañaban, no pusieron resistencia al arresto", apuntó uno de sus corresponsales en California.

La detención de Elvira Arellano fue "en la calle".

Agregó que en las próximas horas el DHS daría a conocer un comunicado para explicar el operativo y los pasos que dará el gobierno para hacer cumplir con la orden de deportación que desde hace más de un año pesa sobre la inmigrante mexicana.

Datos del proceso

Poco después de la detención, el Servicio de Inmigración y Aduanas anunció en un comunicado que Arellano era "procesada para enviarla a México con base en una orden de deportación emitida originalmente por un juez federal de inmigración en 1997".

La cancillería mexicana solicitó, mediante su consulado en Los Angeles, una explicación a las autoridades migratorias de Estados Unidos sobre la manera en que se efectuó la detención y en que habrían informado a Arellano de su derecho a la asistencia consular.

En un comunicado emitido la tarde del domingo, la Secretaría de Relaciones Exteriores lamentó que las autoridades estadounidenses de inmigración hayan realizado el proceso de deportación con tal "celeridad" que su consulado no tuvo acceso a Arellano ni oportunidad de ofrecerle la protección estipulada en la Convención de Viena.

publicidad

La deportación de Arellano "podría tener implicaciones" sobre sus derechos humanos pues fue "obligada a separarse de su menor hijo, de nacionalidad estadounidense", en un acto "contrario a los principios de unificación familiar" previstos en la "legislación migratoria actual" de Estados Unidos, consideró la cancillería en diálogo con AP.

Sin temores

Arellano, de 32 años, se había convertido en un punto de controversia y también en un símbolo de las luchas de padres que son indocumentados desde que se refugió en el templo en Chicago para evitar que fuera separada de su hijo, Saúl, quien nació hace ocho años en Estados Unidos y por lo tanto es ciudadano estadounidense.

El sábado dijo en Los Angeles que no temía ser detenida por los agentes de inmigración. Arellano salió por primera vez de su refugio en el templo de Chicago para participar ese día en una manifestación organizada para exigir una reforma de inmigración,

"Desde el momento en que me refugié, ha existido la posibilidad de que me arresten en el lugar y momento que deseen", indicó. "Sólo tengo dos opciones, ir a mi país, México, o quedarme y seguir luchando. Decidí quedarme y pelear".

Arellano llegó ilegalmente al estado de Washington en 1997.

Critican la medida

Éste es un golpe más a la comunidad hispana", declaró a un corresponsal de la agencia española de noticiasd, Efe, el sacerdote católico Luis Ángel Nieto, uno de los líderes del "Movimiento Nuevo Santuario", en Los Ángeles, al confirmar la detención de Arellano.

publicidad

"No vamos a tolerar esto y vamos a radicalizar nuestro llamamiento", anunció el padre Nieto, tras anunciar que hoy se reunirán en la placita Olvera los líderes y activistas del movimiento para decidir qué acciones van a adoptar.

La batalla de Arellano

En agosto del año pasado, cuando Arellano inició su campaña de desobediencia civil, el Comité de Conferencia del Congreso se alistaba para armonizar dos leyes, una aprobada por la Cámara de Representantes -que criminalizaba la estadía ilegal- y otra del Senado que incluía una vía de legalización para la mayoría de los 12 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.

El plan senatorial fraccionaba a los indocumentados en tres grupos y a cada uno de ellos lo trataba de manera diferente, pero ambas versiones fueron canceladas por el entonces liderazgo republicano bajo el argumento de que la versión senatorial no era congruente con las políticas de seguridad nacional.

El 21 de mayo del año en curso las esperanzas de Arellano y de millones de otros indocumentados volvieron a surgir tras el inicio en el Senado de un nuevo debate migratorio que incluía una vía de legalización para extranjeros sin papeles que se encuentran en Estados Unidos desde el 1 de enero de 1007 y carecen de antecedentes penales.

No se rindió

El plan fue cancelado el 28 de junio por falta de apoyo tanto de demócratas como de republicanos.

publicidad

Pese al fracaso, Arellano no se rindió y dijo estar dispuesta a seguir batallando para que el Congreso retomara, discutiera y aprobara una reforma migratoria que diera a millones de indocumentados como ella -que llevan años en Estados Unidos, pagan impuestos y carecen de antecedentes penales- la oportunidad de legalizar su permanencia.

Analistas estiman que un nuevo debate podría celebrarse en 2009, después de las elecciones presidenciales de noviembre de 2008 cuando los estadounidenses elijan al sucesor del presidente George W. Bush.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad