publicidad
Los activistas por la reforma migratoria anuncian actos de desobediencia civil pacíficas en Washington DC entre junio y agosto.

Demócratas y activistas diseñan estrategia común para presionar la reforma migratoria

Demócratas y activistas diseñan estrategia común para presionar la reforma migratoria

Demócratas y activistas hispanos diseñan una estrategia para presionar la reforma entre junio y agosto.

Los activistas por la reforma migratoria anuncian actos de desobediencia...
Los activistas por la reforma migratoria anuncian actos de desobediencia civil pacíficas en Washington DC entre junio y agosto.

Los cañones apuntan a dos blancos fijos: los republicanos de la Cámara de Representantes y el presidente Barack Obama.

publicidad

Por: Jorge Cancino

Legisladores demócratas se reunieron con líderes de organizaciones pro inmigrantes para diseñar una estrategia con dos objetivos: aumentar la presión a los líderes republicanos de la Cámara de Representantes para que aprueben la reforma migratoria y pedirle al presidente Barack Obama que cambie su política de deportaciones.

En el encuentro, celebrado el martes, ambos grupos decidieron apuntar todos sus cañones en una guerra que anticipan dura y que culminará a principios de agosto, cuando el Congreso entre en receso por las vacaciones de verano, dijo el sitio Politico.

Leer: Menéndez insta a aprobar la reforma antes que Obama actúe

El liderazgo demócrata ve una ventana de oportunidad para aprobar la reforma en las próximas ocho a 10 semanas, y advierte que se no conseguirlo solicitarán al presidente que utilice su poder ejecutivo y anuncie una acción administrativa para aliviar las deportaciones.

 

Padre indocumentado está al borde de la deportación /Univision

En lo que va de la administración de Obama, que inició el 20 de enero de 2009, la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) ha deportado a más de 2 millones de indocumentados, cifra récord en la historia.

Leer: Mexicano batalla por quedarse en EEUU

"Hablamos acerca de hacer todo lo posible para conseguir que la Cámara de Representantes actúe antes del receso de agosto", dijo el senador Chuck Schumer (demócrata por Nueva York) después de la reunión que duró una hora.

La reforma migratoria se encuentra estancada en la Cámara de Representantes tras la aprobación en el Senado, el 27 de junio de 2013, del proyecto de ley S. 744.

El liderazgo republicano advirtió, antes de la votación, que no lo debatiría el plan del Senado, que discutiría una versión propia y que lo haría por partes.

publicidad

Leer: Durbin promete green card a dreamers

A finales de enero presentaron una lista de principios, pero la primera semana de febrero se retractaron con el argumento que no confiaban en el presidente Obama y que no se daban las condiciones para debatirla en el pleno sino hasta después de las elecciones de medio tiempo del 4 de noviembre.

 

Republicanos rechazan una enmienda que le daría green cards a Dreamers /Univision

“Lo único claro en este momento es que la ventana de oportunidad para impulsar una reforma por la vía legislativa se está cerrando aceleradamente”, dijo a UnivisionNoticias,.com Frank Sharry, director ejecutivo de America's Voice. “Hemos sido enfáticos en que la responsabilidad por la inacción legislativa recae sobre los líderes republicanos de la Cámara Baja que se han quedado sin excusas creíbles para justificar su incapacidad de llevar al pleno un plan de reforma, permitiendo que los extremistas sigan controlando su mensaje migratorio y la agenda legislativa”, agregó.

Sharry, uno de los activistas presentes en la reunión, dijo que “todavía están a tiempo (los republicanos de aprobar la reforma migratoria), pero de no vislumbrarse una solución legislativa, esperamos que la Administración (de Obama) tome los pasos requeridos para aliviar la crisis de las deportaciones en tanto puede concretarse esa solución legislativa permanente que se requiere”.

publicidad

“Hay múltiples consideraciones político-partidistas y electorales que ambos bandos están ponderando, y esperamos ejercer la presión debida sobre todos los actores para lograr esa solución legislativa y, en su defecto, las medidas administrativas que atiendan la crisis de deportaciones que viven las familias”, añadió.

La mayoría de los activistas presentes en el encuentro son latinos y de tendencia liberal que han cabildeado por la reforma migratoria, dijo Politico.

 

El grupo ‘Tea Party’ está apoyando una reforma migratoria /Univision

Entre los legisladores estuvo presente el senador Harry Reid (Nevada), líder de la mayoría demócrata, y el también senador Bob Menéndez (Nueva Jersey), uno de los integrantes del Grupo de los Ocho que redactó el proyecto de ley S. 744 aprobado en junio del año pasado.

El proyecto de ley S. 744 incluye un camino a la ciudadanía para indocumentados que están en Estados Unidos desde antes del 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes criminales, quienes entrarán en un estado de residencia provisional por 10 años al término de los cuales podrán pedir la residencia, y tres años después gestionar la ciudadanía.

“La estrategia consiste en continuar presionándolos (a los republicanos) mediante acciones de desobediencia civil frente a la Casa Blanca y frente a las oficinas del liderato republicano de la Cámara Baja: John Boehner, Eric Cantor, Paul Ryan y Kevin McCarthy”, dijo a UnivisionNoticias,com Juan José Gutiérrez, presidente del Movimiento Latino USA de Los Angeles.

publicidad

El activista dijo además que “California también llevará a cabo un ‘Llamaton al Congreso’ y pretendemos que se efectúen miles de llamadas al liderato republicano pidiéndole que presente su prometido plan y que, si no lo tiene, que permita que se inicie el debate sobre la reforma” (con el plan H.R. 15 que los demócratas entregaron el 8 de octubre del año pasado).

 

Los inmigrantes tienen su propio santo y también en indocumentado /Univision

El proyecto H.R. 15 se basa en el plan S. 744 del Senado con cambios en una polémica enmienda de seguridad fronteriza. El proyecto cuenta con el respaldo de 199 congresistas, entre ellos tres republicanos.

Para ser aprobado hacen falta 218 de los 435 votos del pleno de la Cámara de Representantes. La Casa Blanca ha asegurado que, de permitirse un voto, el proyecto sería convertido en ley de inmediato.

Gutiérrez también dijo que a la par de las movilizaciones y las jornadas de desobediencia civil pacíficas “se intensificarán las campañas de naturalización y registro de votantes”, y que en noviembre utilizarán el voto como arma de castigo “a quienes no apoyan la reforma migratoria”.

“En las elecciones de noviembre el partido que no nos apoye deberá entender que habrá consecuencias electorales, y también en las elecciones presidenciales de 2016”, advirtió el activista.

publicidad

En los comicios presidenciales de 2008 y 2012 Obama obtuvo el 70% del voto hispano, decisivo para conquistar la Casa Blanca. La reforma migratoria inclinó la balanza en ambas contiendas.

Gutiérrez también dijo que en la estrategia definida el martes, además de organizaciones comunitarias, participan sindicatos, religiosos, estudiantes, dreamers y grupos de derechos civiles.

“Si los republicanos no cooperan con el esfuerzo por la reforma, esperamos que el presidente Obama presente el Plan B, es decir que haga valer sus poderes ejecutivos como nos lo prometió” y “no nos sintamos defraudados”, dijo el activista.

“Debe parar todas las deportaciones innecesarias y deberá extender a todos los trabajadores indocumentados un tipo de programa como la Acción Diferida”, activada el 15 de agosto de 2012 a los dreamers. “Menos de eso no s aceptable”, subrayó.

El 15 de marzo Obama dio órdenes al jefe de la seguridad de Estados Unidos, Jeh Johnson, para que presente un plan que modifique la política de deportaciones. Johnson se ha reunido con activistas, políticos, funcionarios y líderes de la comunidad para elaborar un documento que entregará a Obama en breve.

El miércoles, un día después de la reunión, Menéndez dijo que si los republicanos de la Cámara no aprueban la reforma migratoria, el mandatario usará su poder ejecutivo y anunciará un alivio a las deportaciones.

publicidad

El alto número de deportados llevó en marzo a la presidenta del Consejo Nacional de La Raza (NCLR), Janet Murguía, a nombrar a Obama “deportador en Jefe”, un término que molestó a la Casa Blanca.

La Administración respondió que en el número total de deportados se contabilizó a los detenidos y expulsados por la Border Patrol en la frontera con México, algo que antes no se tomaba en cuenta.

El Foro Nacional de Inmigraciòn (NIF) participó en la reunión del martes, pero dijo que "no estamos haciendo comentarios" sobre el tema.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Like most children in this country, Arlette Espaillat is fighting to improve her reading comprehension skills. This is especially difficult for Arlette: she moved to the US from the Dominican Republic only two years ago, and she cannot yet read at the level that experts recommend for her grade. Here is her story.
publicidad