publicidad
.

Critican política migratoria logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7...

Critican política migratoria

Critican política migratoria

EU y México aumentaron sus relaciones económicas, pero dejaron fuera un acuerdo migratorio amplio y justo.

Contradictoria e hipócrita

WASHINGTON – Estados Unidos y México han aumentado sus relaciones económicas en un proceso de integración que ha dejado fuera un acuerdo migratorio acorde con esta realidad, lo que algunos expertos ven como una política negativa y contraproducente.

Douglas Massey, director del Proyecto Migratorio Mexicano de la Universidad de Princeton, dijo en Washington que la política migratoria estadounidense con relación a México no sólo ha sido "contradictoria e hipócrita, sino también contraproducente".

Según Massey, ambos países han dejado de lado el aspecto humano pese a que forman parte de tratados comerciales y sostienen importantes vínculos económicos.

"Usted no puede integrar un mercado sin involucrar personas", dijo Massey.

De acuerdo con este experto, el incremento de acciones represivas en la frontera en los últimos años con vistas a impedir el flujo de inmigrantes indocumentados hacia Estados Unidos sólo ha logrado convertir en un problema nacional un asunto que en décadas pasadas competía a los estados fronterizos.

Resultados negativos

"La política estadounidense en las fronteras no ha tenido ningún éxito, más bien ha convertido el fenómeno (de la inmigración) en un fenómeno de orden nacional", afirmó Massey tras explicar que el flujo de inmigrantes que antes transitaba por El Paso (Texas), Tijuana y San Diego (California) tuvo que encontrar nuevas rutas de ingreso debido al refuerzo de controles en esos puntos fronterizos.

publicidad

Estas operaciones provocaron que los inmigrantes decidieran cambiar de ruta, de forma que hoy en día Arizona es el punto más ocupado.

"No han solucionado el problema de la inmigración, sino que lo han empeorado, han transformando lo que era un flujo circular de hombres trabajadores alrededor de los tres estados en una población creciente de familias viviendo en 15 estados", indicó Massey.

Cambio de rutas

El académico explicó cómo el incremento de controles fronterizos logró que los inmigrantes que antes circulaban por las zonas fronterizas en busca de trabajo para proveer a sus familias y después retornaban a México, ahora deban quedarse en Estados Unidos.

Las investigaciones de Massey revelan cómo la cantidad de mexicanos que atraviesan la frontera no ha aumentado significativamente en las últimas dos décadas.

La que sí ha aumentado es la que indica el número de personas que decide no retornar a su país de origen una vez que ha conseguido pasar la línea fronteriza.

Este fenómeno, explicó el experto, ha disparado dramáticamente el número de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos.

Cambios necesarios

Para Massey, Estados Unidos y Canadá deben buscar una forma real de integración con México que le permita crecer en términos de atención social e infraestructura, y llegar a niveles que disminuyan los flujos migratorios dentro de un proceso de integración similar al que se desarrolló en Europa.

publicidad

"Estados Unidos y Canadá deben identificar una fuente de dinero para ofrecer a México ciertos subsidios durante un periodo de diez años, para invertir en infraestructura y proyectos sociales y llegar a un nivel mínimo para la nueva unión norteamericana", añadió.

No todos son indocumentados

En el encuentro en el que participó Massey, organizado bajo el título de "Contradicciones de la política migratoria", también intervino Jeffrey Passel, del Centro de Estudios Hispanos, quien expuso en términos demográficos la realidad de la población inmigrante que vive en Estados Unidos.

Entre los datos que ha puesto sobre la mesa y que, según Passel podrían sorprender, están los que indican que cerca del 40 por ciento de los inmigrantes que hoy en día permanecen ilegalmente en el país, ingresaron a Estados Unidos de forma legal.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El agresor también se disparó a sí mismo. Se teme por la vida de varios de los heridos.
En uno de sus últimos actos antes de dejar la presidencia, Barack Obama conmutó la condena de prisión de Chelsea Manning, la responsable de la mayor filtración de información clasificada estadounidense.
El presidente venezolano dijo en un programa televisado que usaría sus "facultades presidenciales" para liberar a Leopoldo López si "me entregan a Oscar López Rivera". Este martes, el presidente Barack Obama decidió excarcelar a una de las figuras más polémicas dentro del movimiento independentista de Puerto Rico.
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
publicidad