publicidad
.

Crece incertidumbre en Arizona logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bf...

Crece incertidumbre en Arizona

Crece incertidumbre en Arizona

Miles de inmigrantes no saben qué sucederá con ellos a causa de nuevas leyes que sancionan la contrata de indocumentados.

Bajo registro

TUCSON - La comunidad inmigrante en Arizona inició 2008 con incertidumbre ante la implementación de una ley estatal de verificación de empleo que sanciona a los negocios que contraten indocumentados y que sigue siendo confusa para empleadores y trabajadores.

Arizona, más antiinmigrante

Tildan redadas de terrorismo doméstico

De acuerdo con cifras oficiales, hasta el pasado viernes solamente cerca del 6 por ciento de los negocios en Arizona se había registrado en el programa piloto del Gobierno federal para verificar el estatus migratorio de los trabajadores, conocido como "E-verify".

Lo que significa que sólo 9,062 empleadores de los 150 mil que hay en este estado se han inscrito en el programa cuyo uso es requisito para todos los patrones, de acuerdo con la ley estatal HB2779 que entró en vigor el 1 de enero.

Y es que para algunos empleadores la legislación es todavía muy confusa.

"Algunas personas dicen que se debe verificar el estatus migratorio de todos nuestros trabajadores, otros que sólo los nuevos empleados", dijo Carla Ramírez, administradora de un restaurante local.

Explican medidas

Para aclarar las dudas de los empleadores, las oficinas de los fiscales de los 15 condados del estado han realizado seminarios sobre la nueva regulación orientados a los dueños de negocios.

La HB2779, una de las leyes más severas contra la inmigración ilegal en Estados Unidos, obliga a los empleadores a verificar el estatus migratorio de sus nuevos empleados con la base de datos "E-verify".

publicidad

Pero la ley no establece una sanción en contra de los negocios que no se registren en el programa federal.

En caso de que un negocio sea sorprendido contratando trabajadores "sin papeles" de forma "intencional" su licencia de operación podría ser suspendida hasta por 10 días, en caso de reincidir el permiso de operación podría ser suspendido permanentemente.

Esperarán un tiempo

Algunos empleadores aseguran que no se registrarán al programa federal hasta que tengan la necesidad de contratar nuevos empleados.

Otros han decidido contratar compañías independientes encargadas de llevar a cabo este tipo de funciones.

De acuerdo con organizaciones pro-inmigrantes, el anuncio de la implementación de esta ley causó durante noviembre y diciembre pasado un éxodo de inmigrantes indocumentados y sus familias hacia otros estados o de regreso a sus países de origen, luego que sus empleadores comenzaran a despedirlos.

Tranquilos por ahora

Otros con más "suerte" como José Ruiz, inmigrante mexicano de 32 años, permanecen a la expectativa, ya que todavía su empleador no lo ha cuestionado sobre su estatus migratorio.

"Mientras no me pregunten nada, yo seguiré viniendo a trabajar", dijo Ruiz.

Agregó que a pesar de que aún mantiene su empleo, ha tratado de ahorrar todo el dinero que ha ganado en los últimos meses.

"Sólo estamos gastando en lo más indispensable, por si nos tenemos que ir de aquí", dijo el padre de dos niños, de 4 y 7 años, que nacieron en este país.

publicidad

Proceso pendiente

A pesar de que ya entró en vigor, el debate sobre la HB2779 no ha terminado ya que el próximo 16 de enero se llevará a cabo una audiencia en una corte federal en la ciudad de Phoenix sobre la demanda impulsada por organizaciones pro-inmigrantes y una coalición de negocios que cuestionan la constitucionalidad de la nueva medida.

"Sólo nos queda esperar y ver cuál es el resultado de esta demanda", dijo Ramírez.

La administradora indicó que la nueva ley ya ha tenido un impacto "muy negativo" en su restaurante, ya que sus ventas se han reducido en un 30 por ciento.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
Caras de tristeza, alegría y nerviosismo, de todo un poco se pudo ver en el acto de nombramiento de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.
publicidad