publicidad

Contrata ilegal en la mira

Contrata ilegal en la mira

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos anunció nuevas y duras medidas contra quienes contraten indocumentados.

ICE aprieta el paso

CHICAGO, Illinois - La subsecretaria del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para Inmigración y Aduanas (ICE) de Estados Unidos, Julie Myers, anunció para fines de 2008 nuevas y duras medidas contra los empresarios que contraten a inmigrantes indocumentados.

En una entrevista con la junta editorial del diario Chicago Tribune reportada por la Agencia Española de Noticias EFE, Myers dijo que el control de las empresas consideradas negligentes y culpables de conducta criminal será prioritario, antes que tome posesión en enero el próximo presidente de Estados Unidos.

Según publicó el miércoles el periódico, el ICE ha sido criticado por los defensores de los indocumentados porque es tolerante con los empleadores, mientras persigue agresivamente a los extranjeros sin papeles.

Myers agregó que desde octubre se realizaron 4,100 detenciones, de las cuales 900 resultaron en acusaciones criminales, y añadió que 92 empleadores o gerentes de empresas enfrentaron cargos.

Criminalización en aumento

"Antes eran solamente cargos administrativos, y a menudo la multa por contratar indocumentados era menor que lo que se cobra por una violación de tránsito", agregó.

La estadía ilegal en Estados Unidos es una falta de carácter civil pese a los esfuerzos del gobierno por criminalizarla. Pero la ley estipula sanciones severas para quienes contraten inmigrantes indocumentados.

publicidad

La subsecretaria del ICE también señaló que las multas contra los empleadores superarán este año los $30 millones de dólares recaudados en 2007.

Además de los cargos criminales, que pueden demandar meses de investigaciones complicadas, Myers dijo al Chicago Tribune que su agencia trata de persuadir a las empresas para que "cumplan voluntariamente" con las disposiciones legales.

El arma de la verificación

Una de las principales armas de que dispone el gobierno federal en su lucha por poner fin a la inmigración indocumentada es la verificación de empleo, herramienta que depende de la voluntad de los empleadores para indagar el estado migratorio de sus trabajadores, un polémico tema rechazado por grupos de derechos civiles de Estados Unidos.

Conocido como E-Verify, el sistema fue activado en línea el 17 de septiembre del año pasado. Consiste en una gigantesca base de datos que le permite al gobierno conocer si un empleado extranjero tiene permiso legal de residencia en el país, y una autorización válida de empleo, o bien se trata de un residente o un ciudadano estadounidense.

La base de datos del sistema se encuentra conectada con las bases de datos de la Administración del Seguro Social (SSA) y del DHS, que reúnen datos de millones de personas.

El programa es la segunda parte del Sistema Básico de Verificación de Empleo (EEV) que fue aprobado por el Congreso en noviembre de 2003 y que forma parte de las políticas de seguridad implementadas tras los ataques terroristas de 2001.

publicidad

Cómo se conecta

El sistema, al que los empleadores acceden por teléfono o por internet, faculta al gobierno federal para que verifique la identidad de cualquier trabajador extranjero, coteje su nombre y números de identidad con otras bases de datos, y compruebe que tiene visa y permiso para laborar en el país.

Un segundo sistema fue habilitado en julio por DHS.

Se trata del ICE Mutual Agreement between Government and Employers (IMAGE), "herramienta" del gobierno para hacer más riguroso el control sobre los centros de trabajo y fortalecer la batalla que libra en contra de la inmigración ilegal.

Un tercer plan paralelo impulsado por el DHS, basado en el envío de cartas a empleadores advirtiendo sobre reglas más severas a quienes contraten a indocumentados, por ahora se encuentra suspendido por orden de un juez federal de San Francisco.

El formulario I-9

La verificación de empleo se solicita por medio del Formulario I-9 en el que los patronos especifican el estatus migratorio del trabajador, el número de residente (número de Alien) registrado en la autorización de empleo y el número de Seguro Social.

Una vez enviado esos datos, el gobierno verifica los datos y envía al empleador la imagen de la persona almacenada en sus bases de datos para que sea cotejada por el patrono.

Previo a la puesta en vigor de la primera fase del programa, en 2003, la Asociación Americana de Abogados de Inmigración de Estados Unidos (AILA, por sus siglas en inglés) emitió varios comunicados en los que advirtió que el sistema contenía errores "graves" y "peligrosos".

publicidad

Cuestionado por la GAO

AILA precisó que el plan piloto desarrollado por el DHS fue revisado y cuestionado en 2004 por el General Accounting Office (GAO, Oficina del Inspector General de la Fiscalía de Estados Unidos) y pidió al gobierno extender las revisiones por un mínimo de seis meses, pero que la solicitud no fue atendida.

La revisión, dijo AILA, fue requerida "debido a defectos" en el diseño del sistema de verificación.

La asociación también advirtió que el plan republicano dio poderes especiales a los gobiernos estatales y locales "para usar el programa y comprobar el estatus de inmigrantes y ciudadanos", funciones que por ley le corresponden sólo al gobierno federal estadounidense.

Planes a corto plazo

Según dijo la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), "la meta (del gobierno federal) es que próximamente podamos agregar también (a la base de datos de E-Verify) las fotografías de las licencias de conducir".

La dependencia explicó que esto servirá para detectar los casos de robo de identidad.

El estado que lidera el uso del sistema es Arizona, dijo el gobierno, y también "ha implementado las medidas de seguridad requeridas para otorgar sus licencias de conducir, por lo que quizás podría ser uno de los primeros estados con los que podríamos comenzar a trabajar", puntualizó la USCIS.

publicidad

Reportes recientes

De acuerdo con el último reporte recibido por USCIS de parte de una compañía independiente encargada de manejar las estadísticas del sistema E-verify, en 2007 se detectaron cerca de 200 mil casos de personas que solicitaron empleo sin tener la autorización correspondiente.

"Esta es una cifra muy pequeña si se toma en cuenta que el año pasado se hicieron más de tres millones de verificaciones a través de E-verify", aseguró la agencia.

Durante 2008, la cifra de verificación de empleo a través de este sistema ya ha superado los cuatro millones.

En un futuro la agencia federal planea agregar también la información de documentos oficiales como los pasaportes.

Agregan nuevos ciudadanos

El director de la USCIS, Jonathan Scharfen, dio la orden a comienzos de mayo de agregar los nombres de los nuevos ciudadanos estadounidenses a la base de datos E-Verify.

"Anteriormente esta información tardaba hasta dos semanas para estar disponible", explicó.

El anuncio fue dado tres días después de que el jefe de la seguridad de Estados Unidos, Michael Chertoff, anunciara que el presidente George W. Bush firmó una orden ejecutiva que ordena a las empresas que tienen contratos con el gobierno verificar el estatus de todos sus trabajadores extranjeros.

La información de los residentes legales permanentes también será ingresada al sistema de seguridad, apuntó la USCIS.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
publicidad