publicidad

Condenan expulsiones inhumanas

Condenan expulsiones inhumanas

Aplauden a The Washington Post denunciar que el gobierno drogó a inmigrantes durante su deportación.

"Brutal" e "inhumano"

WASHINGTON - Organizaciones defensoras de los derechos de los inmigrantes aplaudieron el jueves al diario The Washington Post por publicar que agentes de inmigración inyectaron medicamentos a detenidos extranjeros para sedarlos durante su deportación.

En representación de la asociación capitolina The Metro DC Interfaith Sanctuary Network, David Thurston señaló que el prestigioso rotativo "finalmente había tenido el valor de exponer la brutal inhumanidad del proceso de deportación".

"Estas prácticas han quedado hoy ejemplificadas con la drogadicción -manifestó- de trabajadores indocumentados para devolverlos a la fuerza a sus países de origen".

The Washington Post aseguró que ha identificado desde 2003 a unos 250 casos en los que se emplearon en inmigrantes deportados sustancias que se utilizan para tratar enfermedades psiquiátricas graves, sin aparentes razones médicas.

El "cóctel pre vuelo"

Asimismo, el diario cita historiales médicos, documentos internos del Gobierno y entrevistas con víctimas como fuentes para su afirmación.

Entre los casos detectados encontró "docenas" en los que el "cóctel pre vuelo", como lo califica uno de los documentos, tuvo efectos tan potentes que los agentes federales debieron llevar al deportado al avión en una silla de ruedas.

publicidad

Como ejemplo, el periódico cita una nota médica sobre una deportada a Costa Rica en 2005 que indica que la mujer, de 38 años, presentaba "un paso inestable. Cayó sobre el asfalto".

Medida de terror

En este sentido, Thurston apuntó que miembros de la organización de todo el país ya han denunciado en varias ocasiones las redadas en los puestos de trabajo y las consecuentes deportaciones masivas que aterrorizan a cientos de familias trabajadoras inmigrantes.

"El desenmascaramiento de estas prácticas debería inducir a una llamada de conciencia social -añadió- para detener todas las redadas y deportaciones".

Por su parte, la asociación inmigrante del estado de Virginia "The People United" también condenó la vulneración de los derechos humanos que el rotativo sacó a la luz.

El organizador de esta organización, Patrick Lincoln, apuntó a Efe que "es obvio que no podemos contar con la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) ni con el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) para proveernos seguridad".

"Esto nos muestra su propósito real -señaló- de hacer mas vulnerable los que califican como "no deseados" y dar más poder a las élites".

Violación al derecho

Lincoln aseguró que "la verdadera seguridad viene cuando todos tenemos vidas dignas, en un mundo donde no existen diferencias de poder tan grandes que dejan una institución abusar a un ser humano, como hace la ICE sobre los inmigrantes detenidos."

publicidad

Según The Washington Post, el uso de sustancias químicas para calmar a detenidos sin su consentimiento representa una violación de normas de derechos humanos internacionales.

Las normas del Gobierno de Estados Unidos sólo permiten que se sede a los deportados si padecen una enfermedad mental que lo requiere, o si se muestran tan agresivos que puedan poner en peligro a las personas que les rodean o a ellos mismos, algo de lo que el Ejecutivo ha hecho caso omiso de manera rutinaria, según el diario.

Agencia creada en 2003

La Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE), una de las 23 dependencias que integran el departamento (ministerio) de Seguridad Nacional (DHS), se hizo cargo de las deportaciones de extranjeros desde 2003.

El diario denunció que la ICE ha aumentado en esos cinco años "las detenciones y las deportaciones de extranjeros que se encuentran en Estados Unidos de manera ilegal, se les ha rechazado su petición de asilo o en el pasado han sido declarados culpables de algún delito".

Los peticionarios de asilo pueden perder sus casos por cuestiones administrativas, sin que por ese motivo pierda fuerza el pedido de protección al gobierno de Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad