publicidad
El senador demócrata Patrick Leahy.

Comité del Senado de EEUU culmina tercer día de debate centrado en E-verify

Comité del Senado de EEUU culmina tercer día de debate centrado en E-verify

El Comité Judicial del Senado centró el debate de centenares de enmiendas al plan para la reforma migratoria en mejoras al E-verify.

El senador demócrata Patrick Leahy.
El senador demócrata Patrick Leahy.

El Comité Judicial del Senado de Estados Unidos centró el debate de centenares de enmiendas al plan para la reforma migratoria en mejoras al programa federal E-verify, en medio de la incertidumbre sobre el rumbo de las negociaciones que realiza la Cámara de Representantes.

En su tercer día de debate, el Comité Judicial, presidido por el senador Patrick Leahy (demócrata de Vertmont), estudió 26 enmiendas, de las cuales 16 fueron aprobadas.

Pese a momentos de acritud respecto a algunas enmiendas republicanas, el Comité ha mantenido en pie la arquitectura inicial del plan reformista presentado el pasado 17 de abril.

El debate se centró en mejoras al programa federal de verificación de empleo E-Verify, que permite a las empresas comprobar el estatus migratorio de nuevos trabajadores.

publicidad

Según el Centro Nacional de Leyes Migratorias, el 7 por ciento de las empresas participa en E-Verify, que en la actualidad solo es obligatorio para aquellas que tienen contratos federales.

El Comité rechazó una enmienda del senador republicano Charles Grassley que hubiese impuesto la participación obligatoria de todas las empresas en el E-Verify en un plazo de 18 meses.

Entre las 16 aprobadas, figura una que fortalece el sistema de visas para extranjeros emprendedores, y otra, también de Grassley, que exige a las autoridades migratorias un informe semanal sobre los individuos identificados como posibles indocumentados en E-Verify.

Preocupación en la Cámara

En paralelo a la sesión del Comité, el presidente de la Cámara de Representantes, el legislador republicano por Ohio John Boehner expresó su consternación por la falta de progreso en las negociaciones a puerta cerrada que llevan a cabo ocho miembros de ese órgano legislativo.

"Me preocupa que el grupo bipartidista no haya podido aún completar su labor. Sé que hay varios asuntos que han surgido, pero sigo creyendo que la Cámara (baja) necesita lidiar con esto... y creo que debe hacerlo de forma responsable", dijo Boehner durante una rueda de prensa.

Parte de la demora, según fuentes legislativas, se debe a la falta de consenso sobre los elementos básicos del plan reformista, mientras varios republicanos insisten en limitar el alcance de un programa de legalización.

publicidad

El "Grupo de los ocho" de la Cámara baja, bajo control republicano, prevé reunirse otra vez esta noche para tratar de destrabar las negociaciones sobre un acuerdo migratorio.

La versión que salga del Senado, previsiblemente para julio próximo, tendrá que ser armonizada con la que eventualmente apruebe la Cámara de Representantes.

En declaraciones a la agencia española de Noticias (Efe), el legislador Luis Gutiérrez (demòcrata de Illinois), uno de los ocho congresistas que negocia su propia versión de la reforma migratoria en la Cámara Baja, expresó confianza en que ésta contendrá incluso "mejores elementos" que la que se debate en el Senado.

El proceso

Desde que comenzó a debatir el texto de la legislación, el Comité Judicial del Senado ha estudiado cerca de un centenar de enmiendas, entre ellas algunas tachadas de "píldoras venenosas" que, aunque fueron derrotadas, ponían en peligro el plan reformista.

Tras el debate de casi cuatro horas, activistas proreforma dijeron en una conferencia telefónica que continuarán presionando para que el texto definitivo evite el abuso del programa "E-Verify" e incluya fuertes protecciones laborales.

"Nos preocupa que el programa del E-Verify tenga el potencial de crear por la puerta trasera un sistema de registro nacional", dijo Laura Murphy, directora de la oficina en Washington de la federación sindical AFL-CIO.

publicidad

Según Murphy, la aplicación del programa "E-Verify" conllevará un costo de 2.600 millones de dólares para los pequeños negocios, y la principal preocupación es que continúen los altos índices de "errores" de ese sistema y que afectarían a "centenares de miles de trabajadores falsamente identificados" como indocumentados.

El comité reanudará el debate de enmiendas el próximo lunes, cuando aborde asuntos relacionados con trabajadores en el sector agrícola.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad