publicidad

Clinton y Obama piden reforma

Clinton y Obama piden reforma

Los aspirantes demócratas calificaron como "falla del gobierno federal" el fracaso del debate de la reforma migratoria amplia.

Miles de niños en peligro

Como una "falla del gobierno federal" y un "juego político" calificaron Hillary Clinton y Barack Obama, respectivamente, las políticas migratorias del actual gobierno estadounidense, durante un debate televisado por Univision y CNN en la Universidad de Texas, en Austin.

Los dos senadores demócratas y aspirantes presidenciales difirieron en algunos temas, como las relaciones que sostendrían de ser elegidos a la presidencia de Estados Unidos con el nuevo gobierno en Cuba y su próximo gobernante, pero coincidieron plenamente en lo que respecta al tema migratorio.

A la pregunta sobre la fracasada reforma migratoria en el Congreso, las redadas del servicio de inmigración y el aumento de las deportaciones de indocumentados, Clinton dijo que el gobierno debe tomar acciones inmediatas para evitar que miles de niños se queden sin sus padres y cuestionó la nueva imagen de Estados Unidos, donde, dijo, aparecen "niños abandonados".

"Esto es una falla del gobierno federal", apuntó la Senadora de Nueva York y abogó por una política migratoria que asegure las fronteras, pero que también sea "comprensiva" y humana.

"Eso va contra los valores americanos (el abandono de niños)", dijo.

Agregó que de llegar a la Casa Blanca abogará por una reforma que incluya una vía de legalización amplia y "que saque a los indocumentados de las sombras", para que puedan trabajar, mantener a sus familias y pagar impuestos.

publicidad

"Darles las condiciones para que ellos paguen una multa por haber entrado ilegales, los impuestos que no han pagado y que aprendan el inglés", apuntó.

"Haré eso (respaldar la aprobación en el Congreso de una reforma migratoria amplia y justa) desde el primer día de mi presidencia", dio Clinton.

Reforma, juego político

El Senador Obama se refirió en los mismos términos que Clinton sobre el tema migratorio, pero denunció que el tema de la reforma migratoria ha sido usado como un "juego político" en Washington, sin que a la fecha se hayan "encontrado soluciones".

Agregó que el tema de la reforma también se ha dirigido a una sola comunidad, la hispana, e insistió en que el alcance de la reforma a las leyes de inmigración estadounidenses "es más que eso".

"Somos una nación de inmigrantes y una nación de leyes, y debemos reconciliar ambos términos para lograr una reforma a las leyes de inmigración integral", dijo el senador de Illinois.

Añadió que en los últimos años "han abusado de los inmigrantes", porque ellos "no pueden reclamar por un salario mínimo justo", y exigió un debate serio que garantice el respeto a los derechos de todos los inmigrantes en el país.

Respeto para todos

Sobre soluciones al problema migratorio, Obama dijo que la reforma debe garantizar el respeto de todos y planteó un plan que incluya arreglar la inmigración legal, acelerar los trámites de inmigración, revisar la política de cobros "porque no todos pueden pagar las tarifas demasiado caras" y mejorar las relaciones con México.

publicidad

Obama cuestionó el hecho de que el gobierno del presidente George W. Bush haya distraído la atención del trato a México y haya puesto más atención a la guerra en Irak.

En cuanto al muro fronterizo, proyecto aprobado por el Congreso el 28 de junio de 2007, Clinton dijo que se trata de un proyecto que "se ha vuelto absurdo" y prometió revisar el plan en caso de llegar a la Casa Blanca.

Dijo que el muro ha separado familias y lugares de empleo, y que existen tramos donde su construcción es inapropiada.

"Hay lugares donde no tiene sentido poner la valla. Es un plan que no ha sido productivo y haré una revisión de la propuesta del muro", dijo.

Añadió que propondrá alternativas tales como la construcción de un muro digital, una forma diferente de vigilar y garantizar la seguridad del país.

Consultar las comunidades

Obama, por su parte, dijo sobre el muro que "la clave está en consultar con las comunidades locales" y tomar en consideración la opinión de ellos.

Varios alcaldes fronterizos han demandado al gobierno federal por la construcción del muro y exigen a Washington que revise el proyecto para evitar daños económicos y sociales a las comunidades fronterizas.

Y al igual que Clinton, Obama dijo que también revertiría la política del muro y la sustituiría con tecnología y mayor personal para la Patrulla Fronteriza.

publicidad

"Es importante lidiar con este problema, porque miles de personas cruzan la frontera regularmente", dijo.

En cuanto a la política de deportaciones del gobierno de Bush, Obama la tildó de "ridícula" y reiteró la necesidad de debatir y aprobar una reforma migratoria amplia.

"Hay que ordenar el proceso migratorio, pero eso no se puede hacer en solitario con 12 millones viviendo en las sombras. Una reforma comprensiva es muy importante", apuntó.

La Ley del Sueño

Finalmente, Obama abogó por la aprobación cuanto antes de la Ley del Sueño ( DREAM ACT), proyecto de ley estancado en el Congreso que de ser aprobado, daría residencia temporal a miles de estudiantes hijos de indocumentados que llegaron siendo niños a Estados Unidos.

"Estos niños necesitan una educación para que tengan la oportunidad de crecer como estadounidenses", dijo Obama.

El DREAM ACT surgió por primera vez en 2003. El congreso la ha debatido en varias ocasiones, pero sin resultados favorables.

El proyecto recomienda dar la residencia temporal a unos 65 mil estudiantes sin papeles hijos de indocumentados que tienen notas sobresalientes. Una vez graduados, podrán optar por la residencia permanente.

También favorece a estudiantes que ingresan a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

Gobierno aprobó muro

Poco antes del debate presidencial demócrata de Austin, el gobierno de Washington aprobó el primer tramo del muro virtual en un tramo de 45 kilómetros (28 millas) en la frontera entre Arizona y México.

publicidad

La valla, erigida por la empresa Boeing Co. a un costo que oscila entre 2 y 30 mil millones de dólares, incluye radares y cámaras de vigilancia para detectar a las personas que pretendan cruzar la frontera de manera ilegal.

El gobierno de Bush quiere utilizar ese tipo de tecnología a todo lo largo de la frontera con México, de 3,200 km.

En 2006 el departamento de Seguridad Nacional (DHS) congelò los pagos a Boeing Co. por fallos en la fase de prueba del muro, pero tras una revisión del sistema el proyecto fue continuado.

El muro virtual forma parte del programa SBInet, ideado por el gobierno tras los ataques terroristas de 2001.

La ley del muro fue aprobada el 14 y el 28 de junio de 2006 por la Cámara de Representantes y el Senado, tras el primer fracaso del debate migratorio.

Los senadores Clinton y Obama votaron a favor de la ley, pero en Austin aseguraron que revisarán el proyecto de llegar a la Casa Blanca.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad