publicidad

Clinton apostó reforma en 2009

Clinton apostó reforma en 2009

Gane quien gane la elección presidencial, habrá reformas migratoria en 2009, pronosticó el ex presidente Bill Clinton.

Marco legal necesario

CIUDAD DE MEXICO - Gane quien gane (el demócrata Barack Obama o el republicano John McCain) la elección presidencial del martes 4 de noviembre en Estados Unidos habrá reforma migratoria, pronosticó el lunes el ex presidente Bill Clinton (1993-2001), esposo de la Senadora Hillary Clinton, ex aspirante presidencial del partido demócrata.

El ex mandatario señaló durante una conferencia en el castillo de Chapultepec, que tanto Obama como McCain tienen interés por garantizar un marco legal para los trabajadores migratorios, y que el tema se encenderá a partir de enero de 2009.

Es casi seguro que el Congreso discutirá y aprobará una propuesta de reforma migratoria que plantee el tema, pues la cooperación entre México y Estados Unidos es imperativa, estimó Clinton.

El ex presidente participó el lunes en un acto organizado por un grupo de empresarios y políticos que promueven la práctica deportiva en las escuelas de México.

Promesas de reforma

Hasta ahora tanto Obama como McCain han dicho que, de llegar a la Casa Blanca, impulsarán una reforma migratoria, pero en fechas distintas. Obama aseguró que lo haría durante su primer año como presidente, mientras que McCain promete hacerlo desde el primer día en que asuma el mando de la nación, si es electo.

Ambos candidatos favorecen el fortalecimiento de la seguridad fronteriza y ambos quieren también facilitar algún tipo de legalización para buena parte de los doce millones de inmigrantes clandestinos en el país, pero difieren en el mecanismo, aunque no han entregado propuestas formales de reforma migratoria (con detalles y a quiénes beneficiaría).

publicidad

En concreto, hasta ahora, ninguno de los dos ha dicho exactamente cómo echaría a andar un plan para que prospere en ambas cámaras del Congreso.

Qué han prometido

El aspirante presidencial republicano reiteró a finales de junio que si es electo promoverá una reforma migratoria ante el Congreso, pero insistió en que antes de solucionar el tema de los indocumentados primero asegurará la frontera con México, según un reporte del diario La Opinión de Los Angeles.

Durante una visita a Miami el 9 de junio, para recaudar fondos para su campaña, el senador por Arizona dijo querer resucitar el fracasado proyecto de reforma integral a nivel federal en enero de 2009, y añadió que la falta de actuación en ese frente ha creado "miles" de problemas.

Su rival, el demócrata Barack Obama, habla de un plazo prudente para elaborar un plan y encontrar una solución que restaure el actual sistema migratorio, que a juicio de ambos candidatos, se encuentra roto.

La reforma de McCain

El senador de Arizona ha hecho hincapié en solucionar la actual situación con una reforma que implique:

  1. Seguridad en las fronteras.
  2. Puesta en marcha de un programa de trabajadores temporales.
  3. Búsqueda de una solución para los 12 millones de indocumentados.

El diario dijo en junio que McCain aseguró que abordará la reforma migratoria, y que “al día siguiente de mi inauguración le urgiré al Congreso que la considere" por estimarla "una responsabilidad federal convincente".

publicidad

La promesa de Obama

El candidato demócrata, por su parte, también habla de reforma migratoria, pero en términos opuestos a McCain.

Durante una entrevista con el periodista Jorge Ramos, presentador del Noticiero Univision, el senador de Illinois, quien ganó la nominación a la senadora Hillary Clinton y se convirtió en el primer afroamericano en aspirar a la Casa Blanca, prometió que, de llegar a convertirse en el sucesor del presidente George W. Bush, la reforma será debatida en el primer año de su mandato.

Ramos cuestionó a Obama por haber votado en octubre de 2006 a favor de las ley del muro -al igual que Clinton-, pero el candidato explicó que "yo voté para iniciar la construcción del muro en ciertas áreas de la frontera. Creo que hay algunas zonas en las que sí tiene sentido y puede salvar vidas, si prevenimos que la gente cruce áreas desérticas que son muy peligrosas".

Opuesto a las redadas

Sobre el tema de las redadas, Obama dijo que revisaría la actual política federal y que "no creo que sea la manera norteamericana de hacer las cosas el arrestar a una madre, separarla de su hijo y deportarla, sin medir las consecuencias".

The Associated Press sostiene que el tema de la reforma migratoria ha sido relegado en ambas campañas ante el riesgo de perder votos de los sectores conservadores de ambos partidos -tanto blancos como negros-, cruciales para ganar la elección del primer martes de noviembre.

publicidad

Habrá entonces que esperar qué resuelven los estrategas de ambos candidatos y si deciden incluir el debate de la reforma migratoria en la batalla por la conquista del voto latino de Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad