publicidad

Campaña a favor de la reforma

Campaña a favor de la reforma

El Cardenal de Los Angeles encabeza una campaña para exigir al Congreso una reforma migratoria con vía de legalización.

Freno a deportaciones

LOS ANGELES - Con motivo de la celebración del Miércoles de ceniza, día en que los católicos inician el período de 40 días de preparación para la Semana Santa, el Arzobispo de Los Ángeles, Cardenal Roger Mahony, anunció el comienzo una nueva campaña en favor de los inmigrantes y para que el gobierno federal frene las redadas y las deportaciones.

La iniciativa denominada "¡Dejen que nuestros padres estén con nosotros!" pretende enviar mensajes a los legisladores sobre la importancia de evitar la ruptura de las familias por la deportación de los padres y la necesidad de buscar un solución legal.

"Muchas familias latinas están siendo quebrantadas por estas deportaciones", recalcó la hermana Gail Young, portavoz de la campaña, al explicar a Efe los detalles de la iniciativa.

"Mediante la campaña queremos que muchos católicos envíen tarjetas postales a los legisladores locales y a Washington, así como a los candidatos presidenciales, para hacerlos conscientes de la crisis familiar que están sufriendo los inmigrantes".

Tarjetas postales

Con tal fin, la Arquidiócesis de Los Ángeles ha creado una tarjeta postal en la que aparecen 18 niños estadounidenses que han sufrido la separación de algunos de sus padres debido a las deportaciones.

"Una particular disciplina para esta Cuaresma puede ser considerar la participación en la Llamada Cuaresmal a la acción en apoyo a la Campaña de la Justicia para los Inmigrantes", manifestó el cardenal Mahony en su mensaje anual de Cuaresma.

publicidad

En la foto, los niños sostienen una pancarta donde se lee: "Let our parents be with us" (Dejen que nuestros padres estén con nosotros).

Los niños están frente a la catedral de Nuestra Señora de Los Ángeles, ubicada en el centro de la ciudad.

Ciudadanos de EU

"Muchos niños ciudadanos estadounidenses se están quedando sin sus padres en el país por las acciones de deportación que están aplicando las autoridades y queremos que esta situación tenga una solución", denunció Young.

En la parte posterior de la postal, se lee en inglés y en español el apoyo de los católicos para mantener las familias unidas.

"Nuestra comunidad católica apoya a estos, nuestros valientes niños, la cara de un sistema quebrantado en los Estados Unidos. Sus padres emigraron a este país para trabajar, mantenerlos y darles un mejor futuro.

Ahora, sus padres están en peligro de ser detenidos en redadas de inmigración en sus trabajos y hogares".

40 días de campaña

La campaña pretende que, durante los 40 días que dura la Cuaresma, los católicos participen activamente enviando estas tarjetas a los legisladores pidiendo una solución.

"Con la ayuda de Dios, tenemos que encontrar una manera de proteger a estos niños y mantener juntas a sus familias. Durante esta cuaresma, mantengan a estos niños en sus corazones y oren para que Dios guíe a los líderes de este país a reformar la injusticia de nuestro sistema de inmigración", finaliza el texto de la postal.

publicidad

La campaña es consecuente con la posición de la Iglesia Católica de defender a los inmigrantes en cuanto a sus derechos como personas. En noviembre de 2007 los obispos de California, reafirmaron esta posición en una declaración sobre inmigración.

Reuniones locales

"Como obispos católicos, reconocemos que nuestro país tiene el derecho y la necesidad de mantener nuestras fronteras y hacer cumplir nuestras leyes. Sin embargo, advertimos que al hacerlo, nuestro gobierno debe respetar los derechos de los humanos, así como minimizar la separación de las familias", dice la declaración.

La Iglesia católica también está exhortando a la participación en las reuniones locales sobre inmigración que muchas parroquias estarán realizando como parte de la campaña en favor de los derechos humanos de los inmigrantes.

"Ya hemos iniciado estas reuniones parroquiales, que buscan educar a la comunidad sobre la posición católica ante la problemática de la inmigración", señaló Young, al explicar que las reuniones también ilustran a los fieles anglosajones y asiáticos.

"Ofrecer" y "recibir"

"Nuestra participación en estas reuniones implicará 'ofrecer' algo de nuestro tiempo así como 'recibir' la gracia que se ofrece al saber más sobre la llamada de Jesús a dar la bienvenida a los extranjeros", afirmó el Cardenal.

publicidad

Monseñor Oscar Solís, Arzobispo Auxiliar de Los Angeles en un mensaje enviado a las parroquias, también recomendó como una de las actividades de la Cuaresma, "recordar a nuestras familias separadas por un sistema quebrado" y "enviar las tarjetas postales a los líderes gubernamentales".

La campaña es promovida por la Arquidiócesis de Los Ángeles a través de la Oficina de Justicia y Paz, cuya misión es "educar a la gente de la arquidiócesis en los principios de doctrina social católica y su aplicación contemporánea", explicó la hermana Young.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad