publicidad

Bebé mexicano en manos de juez

Bebé mexicano en manos de juez

Un juez de Tucson, Arizona, decidirá el futuro de un niño mexicano de 18 meses rescatado de una casa de seguridad.

Que regrese con sus padres

TUCSON, Arizona - Un juez de la Corte Juvenil de Tucson decidirá este martes el futuro de un niño mexicano de 18 meses que fue rescatado de una casa de seguridad y se encuentra bajo custodia del Servicio de Protección Infantil de Arizona (CPS).

"Solicitaremos al juez que regrese lo más pronto posible al menor a sus padres que actualmente se encuentran en Nogales, Sonora", dijo hoy en entrevista con Efe Alejandro Ramos, vocero del Consulado de México en Tucson.

El pasado 12 de junio la sede diplomática recibió la llamada de una mujer que alertaba sobre la presencia de varios niños en lo que creía era una operación de tráfico de menores.

El consulado mexicano de inmediato notificó al Alguacil del condado Pima y al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) quienes rescataron del lugar al menor identificado como Héctor Salvador Michel Félix.

Arresto y deportación

La mujer que cuidaba al niño fue arrestada y deportada junto con sus tres hijos.

"La mujer no nos dio mucha información sobre el paradero de los padres o la procedencia del niño por lo que al principio teníamos muy pocas pistas", explicó Ramos.

Después de ver las fotografías de su hijo en la televisión local, los padres de Héctor contactaron al consulado mexicano, pero el menor ya se encontraba bajo custodia del CPS.

publicidad

"Tenemos un acuerdo informal con el CPS que nos da 72 horas para encontrar a los padres o familiares del menor antes de que entre al sistema. Desafortunadamente cuando el padre de Héctor nos llamó, ya había pasado este tiempo", dijo el portavoz.

Sospechan contrabando

Las autoridades sospechan que los padres del niño, originarios del estado mexicano de Jalisco, pagaron a un "coyote" para que cruzara al menor, mientras ellos también intentaban cruzar la frontera de manera ilegal.

"Son comunes los casos en que los padres son separados de sus hijos, los mayores cruzan el desierto caminando, mientras que a los niños los cruzan a través de las garitas de entrada", agregó.

Debido a que el pequeño Héctor ahora se encuentra bajo la protección del estado, será un juez de la Corte Juvenil quien decida cuándo será entregado a sus padres.

"Tenemos que comprobar a la Corte que estas personas son realmente los padres de Héctor, por lo que no sabemos qué requisitos nos solicitarán, puede ser sólo el acta de nacimiento, pero podría ser también una prueba de ADN", explicó el funcionario.

Caso "poco frecuente"

Ramos dijo que este tipo de caso es "poco frecuente" en Tucson ya que generalmente los niños son transportados a casas de seguridad en Phoenix.

"Nosotros por lo general recibimos notificaciones por parte de la Patrulla Fronteriza de menores arrestados cuando trataban de cruzar la frontera solos. Estamos hablando de adolescentes entre 15 y 17 años de edad", señaló Ramos.

publicidad

En estos casos, los jóvenes son enviados a albergues en el sector mexicano donde esperan la llegada de sus padres o familiares.

Miles de casos en 2007

De acuerdo con estadísticas de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE), los consulados mexicanos en los condados fronterizos en Arizona asistieron en la repatriación de 6,525 menores de edad en 2007.

En marzo de 2007 una corte de Arizona exigió muestras de ADN a una madre mexicana para verificar su parentesco con un bebé de 14 meses que fue rescatado cuatro meses antes por policías en una casa de seguridad en la ciudad de Phoenix.

El menor fue encontrado junto a un grupo de indocumentados, de los cuales ninguno era su familiar.

Después de entregar las pruebas solicitadas, el menor fue entregado a su madre, María Elia Villa, originaria del estado mexicano de Puebla.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad