publicidad

Barack Obama presidió reunión clave sobre la reforma migratoria en la Casa Blanca

Barack Obama presidió reunión clave sobre la reforma migratoria en la Casa Blanca

El presidente Barack Obama sorprendió a propios y extraños al presidir reunión clave sobre la reforma migratoria.

Barack Obama presidió reunión clave sobre la reforma migratoria en la Ca...

Sorprendió a todos

El presidente Barack Obama presidió el jueves una reunión clave por la reforma migratoria y reiteró su compromiso con una iniciativa de ley que permita legalizar a la mayoría de los 10.8 millones de indocumentados que viven el país, según datos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Uno de los invitados a la Casa Blanca contó a Univisión.com pormenores del encuentro -celebrado a puertas cerradas- y dijo que "no lo esperábamos. Se abrió la puerta y apareció él acompañado de cuatro asesores. Presidió la reunión durante una hora y 15 minutos y prometió hacer un anuncio público de respaldo"."No lo esperábamos", dijo Eliseo Medina, vicepresidente del Sindicato Internacional de Empleados y Servicios (SEIU) a Univision.com. "Habíamos cerca de 20 representantes aguardando el ingreso de funcionarios de la Casa Blanca que nos iban a explicar los pasos que ha dado la Administración en el tema. Pero la puerta se abrió y apareció el Presidente. Todos nos sorprendimos".

publicidad

Medina agregó que la sorpresa fue mayor cuando el propio mandatario presidió el encuentro, anunciado el lunes tras la cancelación de una reunión entre Obama y los Senadores Charles Schumer (demócrata de Nueva York) y Lindsey Graham (republicano de Carolina del Sur), quienes redactan un plan bipartidista de reforma migratoria.

El encuentro fue postergado para este jueves debido a que el vuelo de Graham fue suspendido, dijo la Casa Blanca. 90 minutos

A la reunión asistieron directivos de organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes, abogados, religiosos, empresarios, estudiantes y sindicalistas, explicó Medina.

"El presidente fue directamente a la sala donde estábamos. Llegó, saludó y abrió la reunión. Y se quedó con nosotros hasta el final, 1 hora y 30 minutos de sesión donde hablamos a fondo del tema", agregó.Datos recavados por Univision.com dan cuenta que en la sesión de este jueves se revisó lo actuado hasta ahora, en qué fase se encuentra el tema de la propuesta de ley en el Senado, con qué apoyos se cuentan y de cuántos votos se disponen en ambas cámaras del Congreso.

"Tuvimos una discusión completa. Él (el Presidente Obama) entiende y comprende todo lo que está pasando y hablamos de qué tenemos que hacer para pasar el proyecto de reforma migratoria comprensivo", indicó.

publicidad

¿Qué opina del gesto del Presidente Obama de presidir el encuentro con representantes de la sociedad civil para hablar de la reforma migratoria? Comente aquí.

Planes a la vista

El pasado 15 de diciembre el legislador Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois) entregó a la Cámara de Representantes un plan de reforma migratoria que, entre otras recomendaciones, incluye una vía de legalización para indocumentados que lleven tiempo en el país, paguen impuestos, cancelen una multa y carezcan de antecedentes criminales.En junio del año pasado Schumer inició la redacción de un plan paralelo que iba a ser enviado a comienzos de septiembre al Senado, pero por falta de apoyo el esfuerzo fue detenido.

En octubre se sumó a su elaboración el senador Graham, pero los demócratas esperan un segundo respaldo para garantizar que tenga éxito en una eventual votación.El plan Schumer-Graham incluye una vía de legalización similar a la propuesta de Gutiérrez y agrega la creación de un carné de identidad para fichar a todos los trabajadores en Estados Unidos, incluyendo ciudadanos y residentes permanentes.

Apoyo público

En cuanto a la reiteración del respaldo a la reforma migratoria, Medina dijo que el Presidente "anunció que su apoyo lo hará público", y que mantiene su palabra empeñada durante la campaña presidencial.Poco después, la Administración dijo en un comunicado que el compromiso del Presidente Obama con la reforma migratoria era "inquebrantable"  que seguirá adelante hasta reparar un sistema migratorio que, reiteró, "se encuentra roto".

publicidad

Medina, agregó que durante la reunión "también discutimos dificultades tales como el conseguir suficientes votos", tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes.

En julio del año pasado Medina declaró a Univisión.com que de los 58 senadores que integran la bancada demócrata (de los 100 asientos con que cuenta el hemiciclo), unos 12 no respaldan la legalización porque pertenecen a distritos electorales donde los votantes rechazan la reforma migratoria.

"Hablamos de eso, de contar con los votos necesarios y de lo que vamos a hacer para conseguirlos", dijo el sindicalista.

Segunda reunión

Una vez finalizada la reunión entre Obama y representantes de la sociedad civil, el mandatario se reunió también a puertas cerradas con Schumer y Graham, para ser informado sobre los avances en la redacción del plan de reforma del Senado y los puntos pendientes.

"Nos dijo (Obama) que hablaría con ellos para saber dónde estamos y qué necesitamos hacer para mover la agenda", detalló.

Añadió que también se mencionó la organización de un encuentro con sindicatos y empresarios "para quedar de acuerdo sobre los trabajadores futuros y asegurar el total apoyo a una reforma integral".

"Fue una reunión muy buena. No tenemos suficientes votos todavía, pero hay consenso en una reforma. Pero todavía no tenemos los votos necesarios. Ese es el reto ahora. El presidente pidió que no lo dejemos sólo en este esfuerzo y acordamos dar seguimiento a este encuentro. Estamos más que complacidos con la participación y la respuesta del mandatario. Nunca había sucedido así. Obama estuvo toda la reunión con nosotros. Eso significa mucho", concluyó.

publicidad

"Estamos encantados"

Otra de las asistentes a la reunión, Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA), dijo al tér4mino del encuentro que “estamos encantados de oírle reconocer el sistema está roto y está causando un daño enorme a la economía, a nuestras familias, nuestras comunidades, y el carácter de nuestra nación”.

Agregó que "hoy el Presidente se reunió con nosotros durante una hora y media de tiempo y escuchó de boca de defensores de los inmigrantes en cuanto a la urgencia de tomar medidas concretas para avanzar una reforma migratoria hacia delante".

"El presidente se comprometió a tomar medidas concretas y rápidas para garantizar un plan para un proyecto de reforma integral se introdujo rápidamente en el Senado y aprobada", dijo.

Salas explicó que durante la sesión también se habló de la falta de acción por parte del Congreso y sobre la marcha del 21 de marzo.

Movilización nacional

Al menos 800 organizaciones nacionales que apoyan la reforma migratoria ultiman detalles de una Marcha Nacional en Washington DC para el 21 de marzo, similar a los movimientos registrados en la primavera de 2006 en las principales ciudades con alta concentración de hispanos.

"Le dijimos que el 21 de marzo, decenas de miles de personas se reunirán en Washington D.C. para expresar nuestra esperanza de que el Congreso debe abordar los problemas que todos los componentes de impacto. No vamos a renunciar hasta la reforma de inmigración está de vuelta sobre la mesa y aprobado", dijo Salas.

publicidad

La activista agregó que las organizaciones pro reforma "entendemos que el Presidente y el Congreso tiene una agenda difícil por delante de ellos", pero también entienden que millones de inmigrantes están "viviendo en la incertidumbre de las detenciones, deportaciones y la explotación en el trabajo”, siendo que “todo el tiempo contribuyen a esta nación de bienestar".

"Le dijimos al presidente que ha llegado el momento para él y el Congreso para cumplir su promesa de abordar seriamente este problema y obtener una fecha cierta-esta primavera, de contar con la reforma migratoria comprensiva", apuntó.

La organización Immigration Work USA dijo en un comunicado que estaban encantados "de ver la reforma de inmigración cobrando impulso" nuevamente en Washingto DC.

Segunda reunión

Una vez finalizada la reunión entre Obama y representantes de la sociedad civil, Obama se reunió también a puertas cerradas con Schumer y Graham, para ser informado sobre los avances en la redacción del plan de reforma del Senado y los puntos pendientes.

"Nos dijo (Obama) que hablaría con ellos para saber dónde estamos y qué necesitamos hacer para mover la agenda", detalló.

Añadió que también se mencionó la organización de un encuentro con sindicatos y empresarios "para quedar de acuerdo sobre los trabajadores futuros y asegurar el total apoyo a una reforma integral".

publicidad

"Fue una reunión muy buena. No tenemos suficientes votos todavía, pero hay consenso en una reforma. Pero todavía no tenemos los votos necesarios. Ese es el reto ahora. El presidente pidió que no lo dejemos sólo en este esfuerzo y acordamos dar seguimiento a este encuentro. Estamos más que complacidos con la participación y la respuesta del mandatario. Nunca había sucedido así. Obama estuvo toda la reunión con nosotros. Eso significa mucho", concluyó.

"Estamos encantados"

Otra de las asistentes a la reunión, Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA), dijo al tér4mino del encuentro que “estamos encantados de oírle reconocer el sistema está roto y está causando un daño enorme a la economía, a nuestras familias, nuestras comunidades, y el carácter de nuestra nación”.

Agregó que "hoy el Presidente se reunió con nosotros durante una hora y media de tiempo y escuchó de boca de defensores de los inmigrantes en cuanto a la urgencia de tomar medidas concretas para avanzar una reforma migratoria hacia delante".

"El presidente se comprometió a tomar medidas concretas y rápidas para garantizar un plan para un proyecto de reforma integral se introdujo rápidamente en el Senado y aprobada", dijo.

publicidad

Salas explicó que durante la sesión también se habló de la falta de acción por parte del Congreso y sobre la marcha del 21 de marzo.

Movilización nacional

Al menos 800 organizaciones nacionales que apoyan la reforma migratoria ultiman detalles de una Marcha Nacional en Washington DC para el 21 de marzo, similar a los movimientos registrados en la primavera de 2006 en las principales ciudades con alta concentración de hispanos.

"Le dijimos que el 21 de marzo, decenas de miles de personas se reunirán en Washington D.C. para expresar nuestra esperanza de que el Congreso debe abordar los problemas que todos los componentes de impacto. No vamos a renunciar hasta la reforma de inmigración está de vuelta sobre la mesa y aprobado", dijo Salas.

La activista agregó que las organizaciones pro reforma "entendemos que el Presidente y el Congreso tiene una agenda difícil por delante de ellos", pero también entienden que millones de inmigrantes están "viviendo en la incertidumbre de las detenciones, deportaciones y la explotación en el trabajo”, siendo que “todo el tiempo contribuyen a esta nación de bienestar".

"Le dijimos al presidente que ha llegado el momento para él y el Congreso para cumplir su promesa de abordar seriamente este problema y obtener una fecha cierta-esta primavera, de contar con la reforma migratoria comprensiva", apuntó.

publicidad

La organización Immigration Work USA dijo en un comunicado que estaban encantados "de ver la reforma de inmigración cobrando impulso" nuevamente en Washingto DC.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad