publicidad

Arrancan las caravanas que asistirán a la Marcha Nacional por la Reforma Migratoria

Arrancan las caravanas que asistirán a la Marcha Nacional por la Reforma Migratoria

Ilusionados y con la esperanza de que el Congreso y la Casa Blanca los escuche, miles viajan a marcha por la reforma.

Arrancan las caravanas que asistirán a la Marcha Nacional por la Reforma...

Solidarios siempre

MIAMI - Ilusionados y con la esperanza de que el Congreso y la Casa Blanca los escuche, unos 500 niños ciudadanos estadounidenses cuyos padres fueron o están en proceso de deportación iniciaron el viernes la caravana rumbo a Washington DC para participar el domingo en la Marcha Nacional por la Reforma Migratoria.

Este sábado saldrá un segundo grupo desde varias ciudades con alta concentración de hispanos (entre ellas Los Angeles), caravanas que se encontrarán por la noche en la capital estadounidense.

"Vamos con la esperanza de que esta vez nos escuchen y el Congreso apruebe la reforma migratoria", dijo Pedro, un inmigrante guatemalteco que se unió a la movilización para "aportar mi granito de arena".

publicidad

"No tengo papeles. Pero primero Dios los tendré cuando el Congreso apruebe la reforma migratoria y la firme el Presidente. Nos daría la oportunidad a millones que venimos a trabajar", apuntó.

No están todos

Álvaro González, un inmigrante nicaragüense que lleva 10 años viviendo en Estados Unidos y cuatro como residente legal, dijo que participa en la marcha "para apoyar a mi compadre que ya tiene ocho años tratando de tener papeles y no lo consigue".

"El tiene su esposa y a sus tres hijos que nacieron en Estados Unidos. La reforma migratoria les permitirá tener papeles y trabajar sin miedo a ser arrestados y deportados", agregó.

El compadre, que pidió el anonimato, escucha en silencio y asiente a cada afirmación de González. "Tengo miedo de ir. Pero si vamos todos nos escucharán fuerte en la Capital".

González esperó a que su compadre terminara de hablar para agregar un comentario. "¿Sabe cuántos nos ajustamos por la (Ley) NACARA? Miles. ¿Y sabe cuántos se ajustaron por la (Sección) 245(i) entre diciembre de 2000 y abril de 2001? 640 mil. ¿Se imagina si todos ellos van el domingo? Tristemente cuando muchos arreglan los papeles se olvidan de los demás. Pero no todos somos así. Yo ayudo a mi compadre".

¿Lograrán las marchas presionar al Congreso y a la Casa Blanca para que aceleren el debate y aprueben la reforma migratoria? Comente aquí.

publicidad

Una batalla más

Los hermanos Cecia y Ronald Sosa regresan al campo de batalla. Su madre, Marisela Soza, fue deportada el 28 de enero del año pasado y su padre vive escondido. Sobre él pesa una orden de deportación. Los niños lo saben, pero no se rinden. Están convencidos que ésta vez los escucharán en Washington DC.

"Vamos a pedirle al Presidente que pare las redadas y que mi mamá pueda volver a nuestro lado", dijo Cecia. Ronald no pudo responder. Lloraba en silencio mientras su madre, al otro lado del teléfono, trataba de darle ánimos desde Managua.

El padre de los niños ha sobrevivido a dos redadas. La primera el 17 de diciembre de 2008 cuando se disponía a ir a dejar a sus hijos al colegio. Aquella vez arrestaron a su esposa, un día que se quedó grabado en su memoria y en el recuerdo de sus dos hijos. "Es muy difícil para mi y muy terrible para ellos", dijo durante una entrevista anterior.

Reforma migratoria

El gran objetivo de la marcha nacional es presionar al gobierno y al Congreso para que aprueben la reforma migratoria.

El 15 de diciembre un grupo de congresistas demócratas encabezados por el legislador Luis Gutiérrez (Illinois) entregó un plan comprensivo a la Cámara de Representantes.

El jueves de esta semana los congresistas Charles Schumer (demócrata de Nueva York) y Lindsey Graham (republicano de Carolina del Sur) entregaron un borrador de reforma que en breve será recibido por el Senado.

publicidad

Ambos incluyen una vía de legalización que para algunos es rigurosa, pero se trata de un camino para poner fin al padecimiento de entre 10.8 y 11.6 millones de indocumentados. Y también para unos 5 millones de niños estadounidenses hijos de padres sin papeles.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad