publicidad

Activistas y reloigiosos denunciaron abusos en una cárcel de inmigrantes de Nueva York

Activistas y reloigiosos denunciaron abusos en una cárcel de inmigrantes de Nueva York

Activistas por los derechos civiles y grupos religiosos que velan por los derechos de los inmigranteexigieron freno a deportaciones.

Miles de casos

NUEVA YORK - Activistas por los derechos civiles y grupos religiosos que velan por los derechos de los inmigrantes en Nueva York iniciaron el martes una campaña de protesta para exigir que las autoridades dejen de deportar a inmigrantes encarcelados, reportó The Associated Press.

"La Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) ha violado con regularidad los derechos de las personas" en la cárcel de Rikers Island, dijo el reverendo Gionvanny Sánchez, representante de la Coalición de Pastores Latinos. "Realizan interrogatorios con impunidad".

Las autoridades de ICE (una de las 23 agencias federales bajo el mando del Departamento de Seguridad Nacional –DHS-) interrogan anualmente a alrededor de 4 mil extranjeros e inician procesos de deportación en más de 3 mil casos, indicaron miembros de grupos activistas como Make the Road New York (Marcar la Senda Nueva York), Northern Manhattan Coalition for Inmigrant Rights (Coalición del Norte de Manhattan para los Derechos de los Inmigrantes), the New Sanctuary Coalition (Coalición del Nuevo Santuario) y líderes religiosos, quienes obtuvieron documentos sobre los interrogatorios realizados desde enero del 2004 en Rikers, mediante una ley de acceso a la información, dijo AP.

Peter L. Markowitz, director del Centro de Justicia Migratoria Cardozo, indicó que "los documentos muestran el grado de penetración de las operaciones de ICE en la ciudad de Nueva York".

publicidad

Procedimiento dudoso

Según los denunciantes, los agentes federales de inmigración interrogan a los extranjeros sin identificarse previamente, sin que haya un abogado presente y sin traductores.

"Separan a las familias y tratan tan mal a las personas en las cárceles", dijo Teresa Jurado, una colombiana de 74 años, al tiempo que decenas de inmigrantes gritaban "¡Aquí estamos, aquí nos quedamos!".

La mayoría de los presos en Rikers son hispanos y afroamericanos, apuntó Javier Valdés, vocero de Make the Road New York.

The Associated Press reportó que las organizaciones dijeron, sin embargo, que algunos cambios positivos se habían introducido luego de reuniones con el departamento de Prisiones: ahora los extranjeros firmarán un formulario en el que autorizan los interrogatorios.

De acuerdo con una ordenanza de la ciudad, las agencias no pueden preguntar el status migratorio de los extranjeros. Steven Morello, vocero del departamento de Prisiones, no pudo ser contactado de inmediato, pero indicó al diario The New York Times que el departamento no le pregunta a los extranjeros por sus status, pero que sus nacionalidades son información pública.

¿Debería el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) detener las deportaciones hasta que el Congreso apruebe la reforma migratoria? Comente aquí.

Denuncia de la OEA

La denuncia hecha por los activistas y religiosos de Nueva York ocurre tres semanas después de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denunciara que en las cárceles de ICE los inmigrantes sin papeles son mantenidos en "condiciones inaceptables", y que en algunos casos el derecho al debido proceso "ha sido afectado".

publicidad

El informe fue dado a conocer cuatro meses después de que la Comisión fuera autorizada por el DHS a visitar algunos lugares, la mayoría creados o reformados bajo la administración del ex presidente George W. Bush (2001-2009).

"La frecuente subcontratación del personal de tales instalaciones a través de compañías correccionales privadas generan obstáculos considerables para que la atención ofrecida a los migrantes detenidos resulte incompatible con sus derechos humanos básicos", precisó la CIDH en un comunicado que publicó en su página web.

Con miedo y hambre

El documento dio cuenta que en el Centro de Detención de Willacy, Texas, la CIDH constató "grave insuficiencia de personal" así como poca comida que se le da a los inmigrantes detenidos y bajo la custodia de ICE.

A su vez, en la cárcel del condado Pinal, Arizona, los inmigrantes sin papeles, a pesar de ser acusados de violaciones migratorias civiles y carecer de antecedentes penales, son sometidos a las mismas condiciones deficientes que los criminales condenados, algunos por delitos de mayor cuantía.

La Comisión determinó además que dos tercios de los inmigrantes detenidos por el ICE se encuentran confinados en recintos carcelarios estatales y municipales y no en sitios especializados, una situación que calificó de lamentable.

Datos inquietantes

publicidad

El informe de la CIDH apuntó:

  • Los indocumentados homosexuales, transexuales o enfermos mentales son mantenidos incomunicados con el alegato de protegerlos por su vulnerabilidad.
  • Falta de acceso a abogados de los indocumentados menores de edad detenidos.
  • La Patrulla Fronteriza no hace las preguntas pertinentes cuando detiene a menores indocumentados para determinar si son víctimas de tráfico de personas o califican para solicitar asilo en Estados Unidos.
  • Centros de detención de familias no cumplen con los principios aplicables a la detención de solicitantes de asilo bajo el derecho internacional.


Denuncias recientes

Una lista de fallos cometidos en los centros de detención de inmigrantes de ICE citada el año pasado por el diario La Opinión de Los Ángeles, California, en 2008, incluyó:

  • Deficiencias en el acceso de los detenidos a materiales legales con información sobre las leyes de inmigración y refugiados.
  • Falta de información sobre los procedimientos de asilo en Estados Unidos.
  • Carencia de computadoras o máquinas de escribir.
  • Falta de papel para escribir.
  • Acceso limitado de los detenidos a un teléfono. En algunos casos había un teléfono para 40 detenidos, cuando el máximo debe de ser 25.
  • Teléfonos que no funcionan.
  • Teléfonos que se estropean a menudo.
  • Falta de privacidad en las conversaciones.
  • Restricciones de tiempo y otros.
  • Límites de tiempo en las visitas de abogados.
  • Horarios problemáticos para las visitas.
  • Revisión de correspondencia personal sin la presencia del detenido.
  • Ausencia de políticas sobre efectos personales perdidos o extraviados.
publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad