publicidad

Activistas y líderes religiosos realizaron "limpia" frente Inmigración en Washington DC

Activistas y líderes religiosos realizaron "limpia" frente Inmigración en Washington DC

Activistas y líderes religiosos realizaron una "limpia" espiritual frente al edificio de Inmigración en Washington.

En todo el país

WASHIONGTON, DC - Centenares de activistas de todo Estados Unidos, encabezados por líderes religiosos, realizaron una "limpieza" espiritual frente al edificio de Inmigración en Washington y pidieron que el presidente Barack Obama ponga fin a las redadas.La marcha se realizó un día después de la investidura de Obama, el primer presidente afroamericano de Estados Unidos, quien durante su campaña prometió al electorado hispano poner en marcha una reforma migratoria integral.

Los activistas celebraron la llegada de Obama a la Casa Blanca porque consideran que con él comienza "un nuevo día para los inmigrantes", pero también le pidieron que ordene una moratoria a las "inhumanas" redadas.

En 2008, la Oficina de Servicios de Inmigración y Aduanas (ICE) deportó a poco más de 350,000 personas, a la vez que continuó las redadas en centros de trabajo.

"Somos seres humanos y es injusto que se nos trate como criminales. Queremos lo mismo que los demás, educación y trabajo", dijo a Efe Erica Ayala, una estudiante de 17 años de California.

Con consignas de "sí se puede!" y "familias sí, redadas no!", los activistas marcharon desde el Parque Banneker hasta las instalaciones de ICE, donde realizaron una "purificación" del edificio.

Así como Obama solicitó, en su primer día como presidente una suspensión en los juicios militares en Guantánamo, "también tiene el poder de ponerle fin a las redadas ilegales que destruyen a familias inmigrantes", afirmó el imam Johari Abdul-Malik, de un centro islámico en el norte de Virginia.

publicidad

"Que repique la libertad! Que repique la libertad!", arengó el religioso a los activistas, que entonaron cantos religiosos y más consignas pro-inmigrantes.

Minutos antes, marcando los cuatro puntos cardinales y ayudado con un "sahumerio ancestral" y la pluma de un cóndor, el líder indígena salvadoreño Margarito Esquino pidió "limpiar lo negativo que existe en las instalaciones" de ICE.

Al esparcir con la pluma el aromático velo de incienso, Esquino también elevó plegarias, al menos una en dialecto indígena, en contra de las guerras, "el desangramiento" y las torturas.

"Derrumbar" el muro

Otros líderes realizaron una ceremonia africana sobre el ciclo de renovación de la vida, con el uso de una pequeña planta a la cual regaron una copa repleta con jugo de uva.

La ceremonia incluyó lecturas del Viejo Testamento sobre luchas y esperanzas y, al mencionar la destrucción de Jericó, pidieron "derrumbar" el muro en construcción en la frontera con México.

Los manifestantes pidieron una moratoria a las redadas y deportaciones y que Obama ponga en marcha, de ser posible este mismo año, una reforma migratoria integral que legalice a la población indocumentada.

Recalcaron ese mismo mensaje en numerosas consignas populares, carteles y mantas, mientras desplegaban una enorme bandera estadounidense para destacar las raíces inmigrantes del país.

publicidad

La reverenda afroamericana Jamila Woods-Jones, de una iglesia metodista episcopal de La Plata, Maryland, explicó a Efe que se sumó a la protesta de los inmigrantes porque "no existe la división entre negros e hispanos".

"Todos somos inmigrantes, aunque hayamos venido de formas distintas. Mi gente luchó por los mismos derechos de igualdad por las que ahora luchan los inmigrantes", señaló.

"Muchos me preguntan por qué estoy en esto, y les digo ¿por qué no?. Nadie es libre hasta que todos seamos libres", enfatizó.

La protesta, organizada por el Movimiento para una Reforma Migratoria Justa (FIRM), y la Coalición Nacional de Inmigrantes de la Capital, incluyó a alrededor de 500 activistas de California, New York, New Jersey, Florida, Pennsylvania, Illinois y toda el área de Washington.

"Obama fue organizador comunitario como nosotros, entiende nuestra lucha y se ha comprometido con la reforma, pero también a nosotros nos toca presionar al Congreso para que apruebe esa reforma", dijo a Efe el mexicano José Sandoval, coordinador del grupo "Voluntarios de la Comunidad" de San José, California. "La esperanza en Obama es buena pero no suficiente. Tenemos que presionar para que se apruebe (la reforma), ojalá este año", puntualizó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad