publicidad

Activistas le piden coraje a Boehner para aprobar la reforma migratoria

Activistas le piden coraje a Boehner para aprobar la reforma migratoria

Activistas pro derechos de los inmigrantes fueron a la oficina de Boehner para pedirle “coraje” con la reforma.

Activistas aseguran estar cansados al tiempo que un congresista demócrata dice que harán “todo lo posible”.

Activistas pro derechos de los inmigrantes fueron el martes a la oficina del presidente del Congreso, el republicano John Boehner (Ohio), para pedirle “coraje” con la reforma migratoria.

La manifestación ocurre en momentos que aumenta la presión sobre el presidente Barack Obama para que detenga las deportaciones, y sobre el liderazgo republicano de la Cámara de Representantes para que envíe un proyecto al pleno y lo vote en el curso de 2014.

Leer: Pelosi le pide a Obama parar las deportaciones

El evento, organizado por el Movimiento por una Reforma Migratoria Justa (FIRM, por sus siglas en inglés), congregó a activistas de 20 estados.

Los manifestantes marcharon por los pasillos del Congreso con medallas de “coraje” al cuello. A Boehner lo tildaron de “cobarde” por no permitir una votación para una nueva ley de inmigración.

El 27 de junio el Senado aprobó el proyecto de ley S. 744 que incluye una vía a la ciudadanía para los indocumentados. Antes de ser aprobado, Boehner advirtió que la Cámara debatiría un plan propio y que lo haría por partes.

Leer: Menéndez pide a Obama alto a las deportaciones

Siete meses después, a finales de enero, Boehner entregó una lista de principios de la reforma migratoria que incluyó una dura vía de legalización para indocumentados sin antecedentes criminales y que pagaran importantes multas, pero una semana después anunció que su partido no debatirá la reforma en 2014.

publicidad

Las organizaciones nacionales advierten que el estancamiento del debate mantiene vigente la política de deportaciones que sigue separando a familias de inmigrantes.

Durante la primera administración del presidente Barack Obama la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) deportó un promedio anual de 400,.000 indocumentados, unos 1.220 diarios y el 40% de ellos no tenía antecedentes criminales, según el propio gobierno.

Leer: ICE presiona las deportaciones.  

Las organizaciones nacionales quieren que el gobierno pare las deportaciones hasta que el Congreso apruebe la reforma. El mandatario respondió la semana pasada que seguirá cumpliendo con la ley y urgió al Congreso a que apruebe la reforma migratoria, el único camino para detenerlas.

Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de los Angeles (CHIRLA) y una de las activistas que participó en la protesta, dijo al noticiero Univision que “ya se nos acabó la paciencia con el presidente. Ya tenemos más de tres años diciéndole a él que pare las deportaciones. Nunca pensamos que este presidente iba a ser el presidente de las deportaciones, pero sin embargo sí lo es”.

Leer: La Raza dice que Obama sí puede parar las deportaciones.  

“Ya estamos hartos, hartos de las excusas de ambos partidos, de los republicanos y también del presidente”, agregó.

publicidad

No solo los activistas están molestos con la respuesta de Washington al tema de la reforma migratoria. “Es bien molesto porque se ve una indiferencia, una falta de respeto que no nos quieran oír. Ya basta de los juegos con nuestras familias. necsitamos acción”, dijo Melissa McGuire, una ciudadana estadounidense.

Leer: Obama blinda los datos del ObamaCare

El congresista Xavier Becerra (demócrata de California), declaró que “vamos a tratar de hacer lo que se pueda no solo para cumplir con la reforma, pero también hacer todo lo posible que todas las personas que van a calificar estén aquí listos para calificar”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Like most children in this country, Arlette Espaillat is fighting to improve her reading comprehension skills. This is especially difficult for Arlette: she moved to the US from the Dominican Republic only two years ago, and she cannot yet read at the level that experts recommend for her grade. Here is her story.
publicidad