publicidad
El Papa Francisco.

Activistas le pedirán al Papa que le diga a Obama que pare las deportaciones

Activistas le pedirán al Papa que le diga a Obama que pare las deportaciones

Un grupo de activistas, entre ellos tres niños hijos de padres indocumentados, se reunirán con Francisco.

El Papa Francisco.
El Papa Francisco.

Se reunirán con Francisco el 26 de marzo en la Basílica de San Pedro y un grupo de niños leerá cartas al pontífice.

Por Jorge Cancino

Un grupo integrado por una treintena de activistas, entre ellos tres niños hijos de padres indocumentados, viajarán el 21 de marzo al Vaticano para pedirle al Papa que interceda ante el Congreso para que apruebe la reforma migratoria, y ante el presidente Barack Obama que pare las deportaciones.

Artículo: La caravana de buses por la reforma sigue viaje a Washington.

“El 21 (de marzo) vamos a Roma”, confirmó a UnivisionNoticias.com Juan José Gutiérrez, presidente del Movimiento Latino USA de Los Angeles, California. “Vamos a quedarnos en el Vaticano hasta el 29. Nos reuniremos con el Papa Francisco y le pediremos que ayude a empujar la reforma, y al gobierno que pare las deportaciones”.

publicidad

Francisco recibe en la Santa Sede al presidente estadounidense el día 27.

Artículo: La reforma migratoria es inevitable.

“Viajamos para pedir la intervención del Pontífice y que nos ayude. Necesitamos que paren las deportaciones mientras el Congreso resuelve el problema de la reforma migratoria. Queremos que se deje de separar a nuestras familias”, dijo Gutiérrez.

Números históricos

Durante la primera Administración de Obama (2009-2012) la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) deportó a cerca de 1.6 millones de indocumentados. De ellos, el 60% tenía antecedentes criminales, según datos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Artículo: La reforma migratoria cada vez más lejos.

Las cifras rompieron cuatro récords sucesivos con un promedio anual de 400,000, unos 1,220 deportados diarios, la mayor cantidad de expulsiones en la historia.

Las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes reiteran que entre seis a siete de cada 10 deportados no tenían antecedentes que pusieran en riesgo la seguridad nacional de Estados Unidos, y que calificaban para regularizar sus permanencias con un plan de reforma migratoria como el aprobado por el Senado en junio del año pasado.

“Nosotros creemos que más del 90% de la gente que ha sido deportada por el gobierno de Obama no son criminales”, dijo a UnivisionNoticias.com Francisco Moreno, director ejecutivo del Consejo de Federaciones Mexicanas de California, otro de los integrantes del grupo que viajará a Roma.

publicidad

La agenda

De acuerdo con la agenda elaborada hasta ahora, el grupo saldrá de Los Angeles “el 21 y llegamos a Roma el 22, y estaremos en el Vaticano hasta el día 29”, explicó Moreno.

Si bien no hay una confirmación 100 por ciento efectiva del encuentro que sostendrán con el Papa, Moreno dijo que “según la Arquidiócesis de Los Angeles, la última noticia es que el Papa nos verá el miércoles 26 de marzo en la Plaza de San Pedro”.

“El pedido es concreto, que le pida al presidente un alto inmediato a las deportaciones, y que presione para que el Congreso apruebe la reforma migratoria”.

Las cartas

El activista dijo que los tres niños que integran el grupo “le leerán cartas al Pontífice” y que le entregarán “más de 1.000 misivas que fueron escritas por otros niños católicos y no católicos, cuyos padres ya fueron deportados”.

“Queremos llevar más niños, pero no podemos hacerlo porque sus padres ya no están en Estados Unidos y no tenemos las autorizaciones”, apuntó.

Moreno dijo que la fecha fue seleccionada hace varias semanas, cuando se conoció la agenda de Obama en la Santa Sede.

Además de los activistas de California, la delegación también la integraran directivos de organizaciones de Chicago, Illinois, y de otros estados que persiguen el mismo objetivo.

Planes posteriores

Al regreso del viaje, Gutiérrez dijo que las organizaciones seguirán presionando a Obama para que, en el caso que el Congreso no vote la reforma migratoria en el 2014, emita una orden ejecutiva y conceda algún tipo de beneficio migratorio para los 11 millones de indocumentados.

publicidad

“El presidente puede otorgar un estado temporal de permanencia, como lo hizo con los dreamers. Sería una solución temporal, lo sabemos y estamos convencidos que sólo la reforma migratoria resuelve permanentemente el problema de los 11 millones de indocumentados”, dijo Gutiérrez.

Las cartas que el grupo le lleva al Papa Francisco fueron escritas los primeros días de enero y entregadas en la Catedral de Nuestra Señora de Los Angeles.

“La gran mayoría de los niños que las escribieron son hijos de padres indocumentados mexicanos ya deportados y otros en proceso de deportación”, dijo Moreno. “Le piden al pontífice que los ayude”.

Una de las cartas leída en enero dice: “Creo que es injusto que la policía juzgue a mi papa por el color que es y de donde viene”.

Francisco ha sido un firme defensor de los inmigrantes. El 19 de enero, durante el rezo del tradicional Ángelus desde uno de los balcones de el Vaticano, el papa le pidió al mundo “pensar en tantos refugiados, en su sufrimiento, su vida, sin trabajo y sin documentos" y recordar siempre que "viven situaciones graves y difíciles".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad