publicidad

A un año de las megamarchas

A un año de las megamarchas

Directivos se reunen en varias ciudades y alistan planes para exigir al Congreso y al Gobierno una reforma amplia y justa.

No bajan la guardia

Con marchas, reuniones y elaboración de nuevas estrategias organizaciones de apoyo a los derechos de los inmigrantes celebrarán este martes el primer aniversario del Día Nacional de los Inmigrantes y de las multitudinarias marchas por la reforma migratoria justa que se llevaron a cabo el año pasado en al menos 45 ciudades de Estados Unidos.

Los planes migratorios de 2007

"Vamos a reunirnos con activistas de 50 organizaciones nacionales en la sede de la Hermandad Mexicana de Los Angeles", dijo a Univision Online Juan José Gutiérrez, director del Movimiento Latino USA.

"Creemos que es importante este encuentro, porque de él saldrán las estrategias para apoyar y exigir al Congreso y al Gobierno una reforma migratoria amplia y humana", agregó.

Al encuentro asistirán representantes de las comunidades asiática, hispana y africana, y el miércoles tomarán una decisión, explicó Gutiérrez.

En los estados de Arizona, Nuevo México, Florida, Texas, Chicago, Illinois y el Distrito de Columbia (Washington, D.C.), varias organizaciones también preparan una jornada de acciones para exigir la aprobación de una reforma migratoria que conceda a los 12 millones de indocumentados una vía de legalización.

Anuncio en la web

"Abril 10. El día nacional de acción por la justicia para los inmigrantes", fue lanzado el viernes por el sitio www.april10.org, en el que directivos de organizaciones llamaron a firmar cartas que luego serán enviadas a los congresistas de ambas cámaras del Congreso para pedir una reforma migratoria amplia y humana.

publicidad

La carta, que figura en el sitio web, detalla el daño causado a cientos de familias por las recientes redadas ejecutadas por agentes del departamento de Seguridad Nacional (DHS) contra sitios de trabajo.

Desde que fueron lanzados en 2006, los operativos han causado la detención de al menos 18 mil personas, muchos de las cuales han sido deportadas a sus países de origen, dejando atrás a sus hijos y sus familias.

Miedo y dolor

"Familias están siendo desgarradas y aterrorizadas por el dolor de la separación y el temor", indica el texto de la carta.

La misiva también denuncia las condiciones de trabajo de muchos inmigrantes que carecen de documentos y, por ende, tienen dificultades para acceder a protección social.

Gutiérrez dijo que un punto importante del 10 de abril es precisamente pedir al gobierno que detenga las redadas en tanto el Congreso aprueba una reforma migratoria.

30 eventos en 22 estados

Simultáneamente, Cheryl Aguilar, una portavoz del Movimiento por una Reforma Migratoria Justa (FIRM), dijo el lunes a Univision Online que grupos pro-inmigrantes a lo largo del país realizarán 30 eventos en 22 estados el martes, en conmemoración del histórico acontecimiento de las marchas masivas.

"Este importante día amerita ser recordado no solamente porque marcó la historia, sino porque unificó a millones que anhelan una reforma migratoria amplia y justa", agregó.

publicidad

En cuanto a las reformas que ejecuta el gobierno desde 2006 bajo el plan "retorno al remitente", Aguilar comentó que los arrestos están invadiendo al país y separando a miles de familias de trabajadores.

"Ante las doloras defunciones de aquéllos que cruzan la frontera, y una nación que simplemente no puede esperar más para ver soluciones en el quebrantado sistema migratorio, la comunidad inmigrante y sus simpatizantes realizarán un llamado fuerte y claro al Congreso y al Presidente para que utilicen su liderazgo y tomen acción", dijo la portavoz.

Planes a la vista

A la fecha el Congreso tiene en sus manos un proyecto bipartidista que a finales de marzo fue entregado al Comité Judicial de la Cámara de Representantes.

El plan otorga la residencia temporal a inmigrantes que están en Estados Unidos desde el 1 de julio de 2006 y carecen de antecedentes criminales. Seis años más tarde podrán optar por la residencia permanente y luego la ciudadanía.

El proyecto rivaliza con una propuesta gubernamental que confirmó el lunes el presidente George W. Bush en Yuma, Arizona.

Las fechas clave de la reforma

El plan de Bush

El plan, que la Casa Blanca divulgó en parte a finales de marzo, incluye una vía para la residencia a indocumentados, pero a cambio, primero de una visa temporal que costará $3,500, y luego de un tiempo una multa de $10 mil y un trámite consular en el país de origen del beneficiario.

publicidad

Gutiérrez dijo que los inmigrantes hispanos, y los asiáticos y los africanos no pueden "estar felices con esta propuesta del presidente", pero celebró el hecho que el tema "haya obligado a Bush a interrumpir su descanso y hablar de los inmigrantes y una solución al problema".

"Es imposible aceptar que cada trabajador indocumentado pague al menos $13,500 para legalizar su estadía. Imagínese en un hogar donde haya tres o más personas necesitadas de una visa. El costo es muy, muy elevado e imposible de pagar", dijo.

Paso adelante, pero...

Sin embargo, el dirigente resaltó que es un "paso importante" que demuestra que hay conversaciones serias entre la Administración y el Congreso.

"Está habiendo negociaciones muy serias a puertas cerradas. Hay señales de que esto va a avanzar. Pero tenemos que tener mucho cuidado y velar para que avance en la dirección correcta", señaló.

En cuanto a los probables pasos que sean anunciados el miércoles, Gutiérrez dijo: "Solamente si la comunidad se activa cívicamente y exige cívicamente, veremos un feliz término. Pero si no lo hacemos, es probable que no veamos los resultados que todos esperamos".

Por último, Gutiérrez mencionó: "Por primera vez podemos decir que el tema de la reforma migratoria determinará al próximo presidente de Estados unidos. Hay mucho en juego y tenemos que luchar por nuestros derechos y los derechos de nuestras familias".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad