publicidad
Juan Manuel Santos, presidente de Colombia

Santos y el BID lanzan iniciativa para reforestar zonas afectadas por el conflicto armado

Santos y el BID lanzan iniciativa para reforestar zonas afectadas por el conflicto armado

Millones de barriles de crudo se han vertido en ríos por el sabotaje de oleoductos y más de cinco millones de hectáreas han sido deforestadas.

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia
Juan Manuel Santos, presidente de Colombia

EFE

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, lanzó este martes en París, junto al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la iniciativa "Colombia Sostenible", que busca aunar la recuperación social y medioambiental de las zonas más afectadas por el conflicto que vivió el país.

"Hay enormes dividendos (de la paz) económicos, sociales y también medioambientales", destacó Santos en un discurso de presentación del proyecto, aprovechando la apertura ayer en la capital francesa de la cumbre climática, en un acto que marca el inicio de una campaña de búsqueda de donantes.

El presidente del BID, Luis Alberto Moreno, explicó que el objetivo de "Colombia Sostenible", que sus equipos han ayudado a diseñar con un horizonte de 15 años, es lograr en el primero de los tres tramos en que se ha dividido 600 millones de dólares de nuevos recursos gracias a la cooperación internacional.

El presidente colombiano insistió en que uno de los desafíos en cualquier proceso de paz, y también en el de su país, es acortar al máximo el tiempo entre la firma de la paz y la aplicación de medidas para restañar los daños causados.

Por eso insistió en su voluntad de "implementar el post-conflicto lo más pronto posible", a lo que debe contribuir este programa con el que se planean "proyectos específicos" que se quiere "que sean sostenibles en términos medioambientales".

publicidad

Todos ellos se centrarán en las áreas geográficas que se vieron más sacudidas por el conflicto, que esencialmente coinciden con las de mayor riqueza en términos de biodiversidad de Colombia.


Daños ambientales


Santos recordó que a causa del conflicto se vertieron millones de barriles de petróleo en los cursos de agua por el sabotaje de oleoductos y se desforestaron más de cinco millones de hectáreas por actividades mineras ilegales, pero sobre todo para dedicarlas al cultivo de hoja de coca, que servía para financiar los grupos armados.

Precisó que uno de los mayores retos ahora es, precisamente, la sustitución de los cultivos ilegales por otros legales.

En esa línea, Moreno también habló de los cinco millones de personas desplazadas por el conflicto en Colombia. Santos había señalado que esas áreas particularmente deprimidas se han visto privadas durante de inversiones.

El jefe del Estado contó que su Gobierno ha configurado "un fondo paraguas" para atraer capitales a los diversos programas para la gestión del post-conflicto, y consideró que "Colombia Sostenible", que debería formalizarse con una firma "en los próximos meses", es "probablemente el más importante".

publicidad

En términos más generales, estimó que "hay unos beneficios enormes" que se pueden esperar por la paz, que la economía colombiana podría crecer entre 1 y 1,5 puntos porcentuales suplementarios cada año, pero también que "el mayor beneficio es social".


Acuerdos con otros países


Moreno, en un esfuerzo para convencer a posibles donantes, destacó la calidad de las instituciones en Colombia: "hay un marco, un sistema sobe el que construir todo esto".

Santos también aludió a las negociaciones que mantiene su Gobierno con la Unión Europea para otro fondo de reconstrucción del país tras la firma de la paz, e hizo mención de que España -su embajador en Francia, Ramón de Miguel, estuvo presente en el acto- ha desembolsado ya una primera partida.

Con ocasión del lanzamiento de la iniciativa, en el marco de la COP21, Colombia firmó también dos "acuerdos estratégicos" con un grupo de países cooperantes, cuyos ejes principales son las prioridades de "Colombia Sostenible": los bosques, la lucha contra el cambio climático y el crecimiento verde para la construcción de la paz.

publicidad

Así, los gobiernos de Noruega, Reino Unido y Alemania aportarán cerca de 300 millones de dólares para inicialmente limitar la deforestación a 90,000 hectáreas al año para 2018 y llegar a una deforestación neta cero en la Amazonía colombiana para 2020.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad