publicidad
.

Recurren a Facebook por la desaparición de la estatua de un santo logo-n...

Recurren a Facebook por la desaparición de la estatua de un santo

Recurren a Facebook por la desaparición de la estatua de un santo

El grupo subacuatico de Paula, en Italia, ha recurrido a Facebook por la desaparición de la estatua de San Francisco de Paula que se encontraba sumergida.

Utilizaron la red social para movilizar a los pescadores de la zona

El grupo subacuático de Paula (Cosenza), al sur de Italia, ha recurrido a la red social Facebook para pedir ayuda por la desaparición de una estatua de San Francisco de Paula, que se encontraba sumergida a 23 metros de profundidad en la aguas del mar Tirreno que bañan la localidad.

"Esta es una petición de ayuda para todos los pescadores de Paula y de alrededores: ayudadnos a encontrar la estatua de San Francisco de Paula", aseguran en su cuenta el grupo subacuático paulino.

La estatua fue colocada en el fondo del mar en 2007 ante Paula, cuna del famoso ermitaño, santo patrono de la región de Calabria (sur de Italia), que vivió en el siglo XV cuando entonces la localidad pertenecía al Reino de Nápoles.

La petición de ayuda urge "a los pescadores a informar de si han visto en los últimos días navegar una barcaza cerca de la boya" que señalaba el lugar donde se encontraba inmerso el santo, de bronce y de dos metros de altura.

Los submarinistas han explorado la zona sin encontrar rastro de San Francisco de Paula. Únicamente han constatado la existencia de un "gran agujero en la arena" donde había sido colocado el santo, según asegura Piero Greco quien dio la noticia en Facebook el pasado domingo.

Dado el tonelaje de la estatua, los submarinistas comentan en la red que ninguna embarcación de la zona ha podido portar al santo y se inclinan por la hipótesis de que haya podido ser arrancado por un gran pesquero de pesca de arrastre.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad